Archivo de la etiqueta: tratamientos naturales

calcio en los cultivos

El calcio en los cultivos: por qué es importante una correcta asimilación

calcio en los cultivos

El calcio en los cultivos desempeña un papel fundamental en su desarrollo. Su presencia garantiza frutos más firmes. El calcio agrícola es necesario en el fortalecimiento estructural de las paredes y en la elasticidad del tejido vegetal. Es fundamental para tener plantas resistentes y sanas.

El déficit de calcio en los cultivos afecta a la calidad del fruto y a su rendimiento, por lo que una incorrecta asimilación puede provocar mermas en el valor de la producción en el mercado. Afortunadamente, existen tratamientos para mejorar la asimilación del calcio en los cultivos. Su aplicación se hace especialmente necesaria ante factores climatológicos como los que pueden acontecer al inicio de la primavera, cuando la amplitud térmica entre el día y la noche puede someter a las plantas a situaciones de estrés.

El calcio en los cultivos se transporta en el interior por vía xilema, pero el calcio es un elemento con poca movilidad dentro de la planta. La traslocación presenta dificultades, ya que solo un pequeño porcentaje es traslocado a los frutos desde las hojas adyacentes.

Existen multitud de factores climatológicos que condicionan la asimilación de calcio en los cultivos. Las altas temperaturas durante días soleados, los vientos húmedos y secos, además de la baja humedad relativa, se convierten en factores que potencian niveles altos de transpiración. Cuando esta corriente transpiratoria es demasiado elevada hacia los órganos foliares, el aporte del calcio hacia el fruto se restringe. Es decir, el calcio llega con mayor dificultad a aquellos órganos con baja tasa de transpiración.

Tal como vimos en una entrada anterior, la deficiencia de calcio en los cultivos se observa en alteraciones como la pudrición apical (BER – blossom end rot) en tomate y pimiento. En fresa o lechuga, los síntomas se perciben en los extremos de las hojas en expansión (tip burn).

Garantizar el aporte de calcio en los cultivos

La evaluación del estado del calcio en los cultivos es un buen indicador en el diagnóstico de trastornos como el BER (la conocida ‘peseta’ en tomate). Para la prevención de este tipo de carencias, Seipasa ha desarrollado la línea Calcisei. Sus productos, formulados a base de calcio, representan un pilar para el desarrollo del cultivo. Además de contribuir a la prevención de carencias como el mencionado BER, tip burn, bitter pit o rajado de frutos en tomate y manzano, la línea Calcisei está preparada el fortalecimiento estructural de las paredes y membranas celulares, además de la gestión de suelos con alto contenido en sales.

Dentro de esta línea, Calimax es un tratamiento indicado para prevenir las carencias del calcio en los cultivos y combatir fisiopatías. Calimax mejora la estructura del suelo, favorece el óptimo desarrollo radicular y regula los desequilibrios por falta de calcio.

La solución Guadal Ca está preparada para evitar la descomposición interna y el rajado en frutales, así como para combatir la pudrición apical o tip burn en hortícolas. La carencia de calcio acostumbra a concentrarse en las hojas jóvenes y los frutos, ya que estos son los órganos con mayores dificultades de transpiración. Guadal Ca está especialmente recomendado para aplicaciones foliares en la segunda mitad del ciclo del cultivo dada la rápida absorción y total seguridad.

Además del aporte de calcio, el contenido en materia orgánica de los productos de la línea Calcisei aporta beneficios significativos al cultivo que se observan, especialmente, en la calidad de la post-cosecha.

Correctores de suelos

Los agricultores conocen de la importancia de contar con calcio en la solución del suelo. Se puede observar carencia de calcio en las plantas en el caso de suelos donde se haya producido un exceso de abono nitrogenado, en sustratos con pH alcalino, con episodios de estrés hídricos o con exceso de sales, entre otros factores. Dentro de la línea Calcisei de Seipasa, Miñosal es un corrector de suelos salinos y salino-sódicos. Puede emplearse tanto en terrenos que presentan problemas de salinidad como en zonas en las que calidad el agua de riego lo haga necesario. 

Ver Productos

Biostimulant Kynetic4

Bioestimulante para floración y cuajado: Así actúa Kynetic4®

El bioestimulante Kynetic4®, de SEIPASA, supone un importante impulso energético que mejora la floración, promueve la fertilidad del polen y optimiza el cuajado.

Vea en este vídeo cómo actúa este formulado de última generación obteniendo espectaculares resultados.

La acción del bioestimulante especializado de SEIPASA Kynetic4® sobre los hortícolas y frutales evidencia un notable incremento de la cosecha. Esta relación causa-efecto ha quedado patente en diversas investigaciones desarrolladas por expertos agrónomos, de las que se desprende que, en cultivos ensayados como el almendro, la productividad aumenta entre el 8% y el 15%, y se llega a valores incluso mayores en los hortícolas. De hecho, la aplicación de Kynetic4® en el cultivo de calabacín permitió reducir el empleo de hormona en cerca de un 60% sin que se obtuvieran diferencias significativas entre los distintos tratamientos ensayados.

El bioestimulante Kynetic4 incrementa la producción en almendro

Incremento de producción en almendro con Kynetic4

El bioestimulante Kynetic4 mejora la calidad de producción en calabacín.

Mayor calidad de producción en calabacín con Kynetic4

 

 

 

 

 

 

 

Estos son sólo algunos de los resultados de los diversos ensayos efectuados con este bioestimulante, que han reportado excelentes resultados, hecho que los productores agrícolas que han recurrido a él ya están evidenciando en sus cosechas.

Pero, ¿qué es lo que aporta Kynetic4® para conseguir estas cuotas de rentabilidad? Basado en la acción de una estudiada combinación de intermediarios fisiológicos y aminoácidos de origen vegetal, este bioestimulante pone a disposición del cultivo sustancias de cadena corta, rápidamente asimilables por la planta, y péptidos de cadena larga que mejoran la adherencia y efecto del producto.

Floración, fecundación y cuajado en el cultivo

Puesto que su aplicación supone una estimulación energética en los momentos de mayor demanda, su empleo es clave en etapas tan importantes como la floración, la fecundación y el cuajado. Kynetic4® logra un mayor vigor del vegetal y, por tanto, revitaliza el proceso de floración, consigue una mayor fertilidad del polen y un óptimo cuaje.

Con Kynetic4® el cultivo consigue una polinización efectiva menos condicionada por los factores naturales que influyen en ella como son la temperatura del aire (el calor acelera y el frío retarda el crecimiento del tubo polínico, aunque hay que tener en cuenta que las altas temperaturas también aceleran la degeneración del estigma y disminuyen la longevidad del óvulo), la lluvia (puede lavar los estigmas e impedir la continuación del proceso de fecundación), la cantidad de polen captado o el estado nutricional de la planta.

A pesar de que este último aspecto requiere de un manejo adecuado de la fertilización desde el inicio de ciclo para evitar deficiencias durante la fecundación, el empleo de este bioestimulante consigue aprovechar al máximo los nutrientes presentes en esta etapa.

En definitiva, su poder para activar los procesos fisiológicos de la planta se traduce en un aumento del desarrollo vegetativo y una mejora de la producción final, pero no sólo en cuanto a parámetros cuantitativos, sino también cualitativos. Color, tersura, tamaño y sabor del fruto se ven favorecidos por la aplicación de este bioestimulante creado gracias a los últimos avances en tecnología natural.

Potente acción frente al estrés del cultivo

Asimismo, Kynetic4® otorga una mayor capacidad de adaptación de la planta ante condiciones de estrés: sequía, heladas, trasplantes, temperaturas extremas, enfermedades, plagas

Y es que este bioestimulante deja en excelentes condiciones de sanidad vegetal a los cultivos para afrontar con éxito este tipo de situaciones y, una vez superada la circunstancia de estrés, estimula la recuperación de la planta, puesto que promueve la restauración de los tejidos vegetales.

Por otro lado, como valor añadido, tiene gran eficacia como quelante natural, desbloqueando suelos y facilitando la absorción y asimilación de otros compuestos.

Potencia el efecto de abonos foliares y herbicidas

En este sentido, los compuestos polipéptidos presentes en el formulado de Kynetic4® reducen la tensión superficial y facilitan su uso como sinergista en la aplicación de abonos foliares, facilitando su absorción, y de herbicidas, potenciando su efecto.

Los aminoácidos especialmente seleccionados en este bioestimulante desempeñan su acción sobre las rutas de interés mejorando la asimilación de nutrientes e induciendo la síntesis de proteínas y de fitohormonas.

Así, el ácido glutámico estimula el crecimiento de los meristemos radiculares, foliares y florales, favorece la apertura de los estomas y desempeña un papel importante en la planta como reserva natural de nitrógeno. La glicina, junto con el glutámico, es esencial en la formación de tejido vegetal y la síntesis de clorofila, y favorece el transporte de micronutrientes por la planta. Otros aminoácidos que contiene como la lisina y la prolina son fundamentales en la etapa de floración ya que, mientras el primero aumenta la germinación del polen, el segundo mejora su fertilidad y regula el equilibrio hídrico.

Pero, además, este formulado de SEIPASA está enriquecido con materia orgánica y nitrógeno, siendo éste último de vital importancia para aumentar la longevidad de los óvulos.

Por su parte, los ácidos fúlvicos que contiene influyen en la salud de la rizosfera gracias a su capacidad para multiplicar microorganismos beneficiosos, los cuales son de gran importancia para mantener a raya a los patógenos y plagas.

Si necesita más información y precios sobre el bioestimulante Kynetic4® , no dude en contactar con SEIPASA a través del e-mail consulta@seipasa.com o accediendo a la ficha de producto: http://www.seipasa.com/bioestimulantes/kynetic4/.

Seipasa en Fruit Attraction 2015

SEIPASA en Fruit Attraction: fitosanitarios naturales con la eficacia de los químicos

En el Pabellón 4 stand 4G07 de Fruit Attraction 2016 se mostrarán los últimos e innovadores desarrollos ‘Residuos Cero’ llamados a cubrir las necesidades de un mercado fitosanitario cada vez más limitado

El día 6, a las 11.30 horas, el director técnico desvelará en el Foro Innova el extraordinario potencial de los ‘Nuevos insecticidas naturales’ de SEIPASA

Reserve cita para recibir un asesoramiento personal en el stand: http://www.seipasa.com/fruit-attraction/ y conozca de cerca los avances en control, bioestimulación y nutrición

SEIPASA ha sido nominada para los Premios ‘Estrellas de Internet’, organizados por Fruit Today, en la sección de Mejor Blog

Seipasa en Fruit Attraction 2015

Seipasa en Fruit Attraction 2015

Nuevos y especializados insecticidas naturales de amplio espectro (Nakar y Pirecris), la mejor baza para mantener a raya a los lepidópteros (BT32 Seipasa) y la herramienta ideal a incluir en los programas de control de diversas enfermedades fúngicas (Septum) son algunas de las soluciones que emergen de la tecnología natural de SEIPASA y que estarán presentes en la próxima edición de FRUIT ATTRACTION 2016 (Pabellón 4 stand 4G07).

En un contexto en el que se hace cada vez más difícil hallar soluciones para atajar plagas y enfermedades dada la estricta regulación en materia de sanidad vegetal y sustancias activas, SEIPASA da respuesta a las necesidades actuales del mercado fitosanitario y se anticipa a las futuras, siempre con la garantía de la obtención de cosechas libres de residuos.

Desarrollos fitosanitarios

En esta línea, SEIPASA dará a conocer también en esta importante cita del sector sus últimos desarrollos fitosanitarios ‘Residuos Cero’. Entre ellos destacan los dirigidos al control de trips en hortícolas, la abolladura en frutales o el oídio y mildiu, entre otros hongos foliares.

Y es que SEIPASA no sólo pone a disposición del productor soluciones especializadas para cultivos mayores sino también para cultivos menores, los cuales, con la nueva coyuntura, se ven más afectados si cabe por la falta de tratamientos. Pulgones, mosca blanca, ácaros, cochinillas, mildius, moteados, alternaria… Para cada problema, una solución.

‘Nuevos insecticidas naturales’

Precisamente en el marco del Foro Innova, el director técnico de SEIPASA, Javier Nácher, desvelará el extraordinario potencial de los Nuevos insecticidas naturales, sus propiedades, eficacias de campo e integración en estrategias de Gestión Integrada de Plagas (GIP). Se trata de unos tratamientos fitosanitarios, totalmente naturales, que van a marcar un antes y un después en la lucha contra ciertas plagas y enfermedades. La charla tendrá lugar el jueves, día 6, a las 11:30 horas en el núcleo de conexión 7-9 (Foro Innova 7).

Además, el blog de SEIPASA (http://blog.seipasa.com/) ha sido seleccionado como uno de los finalistas en los Premios Estrellas de Internet, organizados por Fruit Today y cuyo ganador se dará a conocer también el día 6, a las 17.30 horas, en el stand de Proexport (4A01c).

Bioestimulantes y resistencia de los cultivos

Otro de los fuertes de SEIPASA que no puede faltar a la cita son sus bioestimulantes de última generación, ya que suponen una herramienta clave para poder rentabilizar los costes de producción. Sin tener un efecto directo sobre los patógenos, permiten vigorizar e inducir resistencias en los vegetales. De esta manera, se consigue prevenir el ataque de numerosas plagas y enfermedades.

Kynetic4, uno de los más completos bioestimulantes; Seisil, fuente de potasio y silicio soluble; Seiland, excelente protector radicular con gran capacidad para estimular el desarrollo de las raíces y la asimilación de nutrientes; y Sweetsei, la mejor solución para favorecer el incremento de azúcares, la maduración y el engorde del fruto, son algunas de las referencias estrella de SEIPASA.

Asesoramiento personal. Reserve cita

Para conocer todas estas innovaciones y soluciones de última generación, sólo tiene que visitar el stand de SEIPASA en Fruit Attraction 2016 (Pabellón 4 stand 4G07). Puede incluso reservar cita con antelación para recibir un asesoramiento personal un día y hora concreta: http://www.seipasa.com/fruit-attraction/. Le estaremos esperando.

Ubicación Seipasa en Fruit Attraction 2016

Ubicación Seipasa en Fruit Attraction 2016

Para más información sobre nuestros biopesticidas, bioestimulantes y fertilizantes puede contactar mediante el e-mail consulta@seipasa.com o acceder a las fichas de los productos:

Productos SEIPASA

Vid y olivos

Vid y olivo, preparación del suelo para una campaña fructífera

En época de abonado de la vid y del olivo hay que plantearse qué producto emplear para lograr los mejores resultados.

La correcta preparación de la tierra para que disponga de un equilibrio de nutrientes es fundamental para conseguir una buena campaña. Es una de las prácticas que más influencia tiene en la producción y en la calidad de la cosecha y debe ser lo más respetuosa posible con el entorno, evitando lixiviados y escorrentías.

Aunque los macronutrientes necesarios (Nitrógeno, Potasio y Fósforo) se encuentran en el sustrato de forma natural, no se reponen lo suficientemente rápido como para mantener la fertilidad del suelo. Es por ello que se hace necesario realizar aportes adicionales. ¿Pero a qué abono recurrir?

Partiendo de las garantías que ofrece el abono orgánico completo frente a los fertilizantes sintéticos e incluso el estiércol (Ver: Los beneficios de los abonos completos 100% orgánicos), antes de elegir uno u otro es conveniente efectuar un análisis del suelo y foliar para conocer las necesidades exactas de cada cultivo.

Deben tenerse en cuenta las características y composición del sustrato, pero también el tipo de material vegetal empleado, su edad, las prácticas agrícolas, el estado hídrico o la densidad de plantación, entre otros aspectos. Es importante también la observación del propio agricultor sobre el desarrollo y evolución de las plantas.

Ateniéndose a todas estas circunstancias para tratar de evitar carencias y excesos nutricionales se pueden aplicar abonos de la forma más eficiente posible mediante su formulación concreta, su fraccionamiento y/o su adaptación a la fase del ciclo del cultivo en que su disponibilidad sea la más adecuada.

El abono para el olivo y viñas en formación

Organitro y Seivital K

En la actual etapa del ciclo productivo del olivo el árbol necesita toda la energía para desarrollar su masa foliar, y una de las mejores opciones por su formulado es el abono completo con Organitro®, rico en nitrógeno y 100% orgánico. De la misma manera, es la referencia más adecuada para las viñas en formación.

Su alto contenido en materia orgánica mejora de forma sustancial las propiedades químicas, físicas y biológicas del suelo. También aumenta la capacidad de intercambio catiónico* y actúa como agente amortiguador al disminuir la tendencia a un cambio brusco del pH del suelo cuando se aplican sustancias de reacción ácida o alcalina. Además, permite la formación de complejos órgano-metálicos, estabilizando así micronutrientes del suelo que, de otra manera, no serían aprovechables.

Es fundamental la estimulación del metabolismo de la planta y la revitalización de los cultivos, especialmente en los periodos de máxima demanda de nutrientes para conseguir mayor productividad, y referencias como ésta son básicas para ello.

Viñas en producción

Para las viñas en producción, con mayores requerimientos de potasio, se puede recurrir a soluciones especializadas como Seivital K. Se trata de un fertilizante orgánico con un alto porcentaje de este macronutriente esencial, lo que lo convierte también en el más apropiado en los momentos de floración y cuajado de los cultivos.

Gracias a su aporte de materia orgánica y ácidos húmicos permite al agricultor, no sólo mejorar la estructura del terreno aumentando la capacidad de intercambio catiónico, sino también elevar la actividad microbiológica e incrementar la disponibilidad de potasio intercambiable al favorecer la transformación de este nutriente, que está presente en el suelo en forma no asimilable por las plantas.

consulta@seipasa.com

*Capacidad que tiene un suelo para retener y liberar cationes. Los cationes de mayor importancia con relación al crecimiento de las plantas son el calcio (Ca), magnesio (Mg), potasio (K), amonio (NH4+), sodio (Na) e hidrógeno (H). Los primeros cuatro son nutrientes y se encuentran involucrados directamente con el crecimiento de las plantas. El sodio y el hidrógeno tienen un pronunciado efecto en la disponibilidad de los nutrientes y la humedad.

Invernaderos

Las claves del nuevo Reglamento de Producción Integrada de Hortícolas Protegidos

  • Refuerza la priorización obligatoria del control biológico y el empleo de productos fitosanitarios compatibles con los OCB

  • Obliga al uso de trampas cromotrópicas dentro de invernaderos y en las antesalas cuando el nivel de insectos vectores sea alto

  • Exige poner un cartel a la entrada del recinto cuando se haya tratado con fitosantarios distintos de los de bajo riesgo

  • Supedita la periodicidad de las analíticas de residuos de fitosanitarios a una evaluación de riesgos

  • Establece que el almacén de fitosanitarios deberá estar alejado de masas de agua, pozos de extracción y zonas que puedan inundarse en caso de crecida

Invernaderos

La adaptación de los avances técnicos del cultivo y de la maquinaria y las nuevas demandas de la sociedad en cuanto a protección del medio ambiente, la salud y la calidad han hecho necesaria la aprobación de un nuevo Reglamento Específico de producción Integrada de cultivos hortícolas protegidos, en sustitución del anterior, en vigor desde octubre de 2007.

El pasado 24 de diciembre de 2015 se publicó en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) la actualización de este reglamento, que especifica las condiciones y requisitos para la producción integrada en tomate, pimiento, berenjena, judía, calabacín, pepino, melón y sandía.

Siendo la base de la normativa el empleo de un sistema de producción que utilice los mecanismos de regulación naturales teniendo en cuenta la protección del medio ambiente, la economía de las explotaciones y las exigencias sociales, uno de los puntos más importantes es el referente al control integrado de plagas. En este sentido, se mantiene como principal actuación obligatoria la priorización del uso del control biológico, en primer lugar, y el empleo de productos fitosanitarios compatibles con los Organismos de Control Biológico (OCB).

Entre los tratamientos naturales más efectivos que permiten la acción de estos organismos y, en general, de la fauna auxiliar, están los productos de SEIPASA, libres de residuos y de demostrada eficacia contra la proliferacíon de plagas y enfermedades.

Tal como precisa el reglamento, en parcelas con alto riesgo de presencia de plaga, conocido por su historial o antecedentes, se podrán hacer aplicaciones previas a la introducción de los OCB con estos productos fitosantarios compatibles.

Novedades en cuanto a control integrado

Entre los principios básicos, el nuevo texto incorpora la necesidad de utilizar “trampas cromotrópicas para el seguimiento, control y captura de insectos vectores, dentro de invernaderos y en las antesalas con un mínimo de 50 placas/ha, cuando el nivel de insectos vectores sea alto”. Esta actuación se realizará “desde antes del inicio del cultivo y por recomendación del personal técnico que asesora”.

       Se usarán trampas      cromotrópicas dentro de         invernaderos y en          las antesalas cuando           el nivel de insectos     vectores sea alto

Asimismo, se introduce como práctica obligatoria dar, “previo al arranque del cultivo, un tratamiento con productos autorizados específicos” si al finalizar el cultivo los OCB no han realizado un control eficaz de las plagas.

Uso de productos fitosanitarios

El nuevo reglamento adapta las obligaciones sobre el uso de fitosanitarios a las nuevas normativas surgidas desde 2007 hasta la actualidad. Es por ello que establece que cada explotación agraria mantendrá actualizado el cuaderno de explotación (Real Decreto 1311/2012, artículo 16) y puntualiza los requerimientos mínimos obligatorios que tiene que contener el mismo.

En el apartado de Identificación y trazabilidad se hace referencia al citado cuaderno de explotación: Será obligatorio “llevar un cuaderno de explotación, en soporte papel o informático, establecido en el programa TRIANA (o compatible con él) donde se anote todo lo relativo al manejo de cada parcela, cultivo y tratamientos postcosecha para poder documentar la trazabilidad. En cada centro de recepción debe existir un albarán de control de entrada, en el que figure el producto, cantidad, parcela de origen y fecha de entrada, firmado por la persona que realiza la entrega”.

Residuos en la producción agrícola (LMR)

En cuanto al control de residuos de productos fitosanitarios hay una mínima modificación del texto. Según establece, “el Plan de autocontrol de residuos de fitosanitarios al que estará acogido el operador consistirá en un protocolo detallado en el que se contemple la recogida de muestras, especialmente en el período de recolección, para analizar la posible presencia de residuos de productos fitosanitarios y garantizar que se han utilizado exclusivamente las sustancias activas autorizadas en Producción Integrada y que se cumple con lo establecido en la legislación en relación con los límites máximos de residuos de productos fitosanitarios”.

Tomate Seipasa

Mientras el reglamento de 2007 precisaba que debía realizarse, al menos, un análisis de residuos mensual por cada 50 hectáreas o fracción de cultivo en recolección, en el texto recién publicado deja de definirse esta regularidad y se habla de que el plan de autocontrol deberá especificar “la periodicidad de las analíticas de residuos según una evaluación de riesgos que tenga en consideración el número de productores, los productos fitosanitarios de posible uso, la superficie, los kilos estimados de producción y cualquier otra consideración justificada”.

Almacenes de productos fitosanitarios y fertilizantes

También se han añadido algunas condiciones a las características que deben tener los almacenes de productos fitosanitarios y fertilizantes. Al respecto, el documento normativo precisa que “el almacén, separado por pared de obra de cualquier local habitado y alejado de masas de agua suficiente, pozos de extracción de agua y zonas que puedan inundarse en caso de crecida, dispondrá de ventilación permanente y suficiente e iluminación adecuada”, y estará “dotado de medios de protección contra incendios que cumplan con la legislación vigente”.

Además, remite al RD 1311/2012 en lo referente al marco de actuación para “conseguir un uso sostenible de los productos fitosanitarios”.

En cuanto a instalaciones agrarias no hay novedades en actuaciones obligatorias, pero sí en las recomendadas. Así, se aconseja “disponer en la explotación o en puntos de uso comunitario de zonas preparadas expresamente para llenar cubas de tratamientos fitosanitarios, lavar equipos, depositar restos de caldos sobrantes, etc.”.

También se recomienda, en balsas descubiertas, “no aplicar cobre para proliferación de marcrófitas sumergidas que conllevan una mejor calidad y oxigenación del agua, incluido el control de patógenos”.

Maquinaria y equipos de tratamientos

El nuevo Reglamento Específico de PI de cultivos hortícolas protegidos obliga a “realizar las operaciones de llenado de la maquinaria de tratamiento en puntos donde no haya riesgo de contaminación de cauces de agua, pozos o redes de alcantarillado” y, en cualquier caso, teniendo en cuenta lo estipulado en el art. 36 del RD 1311/2012.

     La maquinaria de           tratamiento se llenará         en puntos sin riesgo de contaminación de cauces, pozos o alcantarillas

En esta materia, añade una recomendación respecto a la aplicación de tratamientos: “Por seguridad para el aplicador y homogeneidad en la aplicación, los tratamientos fitosanitarios deben realizarse con dispositivos en los que la nube de tratamiento quede detrás del operario, de manera que se minimice su exposición y la aplicación se pueda hacer de forma uniforme a todo el volumen de planta”.

También se ha incorporado en materia de señalización y seguridad la obligación de indicar, en los cultivos de invernadero, un cartel visible a la entrada del recinto cuando se haya tratado con productos fitosantarios distintos de los de bajo riesgo.

Enmiendas y fertilización

En cuanto a fertilización, la nueva normativa puntualiza que además de tener en cuenta la legislación vigente respecto a mantenimiento de los niveles de nitratos en suelo por debajo de los límites,

Queda prohibido el almacenamiento de estiércol cerca de las fuentes de agua

se deberán cumplir los requisitos aplicables a explotaciones situadas en Zonas Declaradas Vulnerables a la contaminación por nitratos procedentes de fuentes agrarias según la normativa vigente o sus futuras modificaciones”.

Queda prohibido el almacenamiento de estiércol cerca de las fuentes de agua, así como se deberá “evitar el acceso del ganado a las aguas superficiales o las zonas de bombeo”.

Estrategias específicas para cada cultivo

Los anexos II al VII contienen las estrategias de control integrado específicas para cada tipo de hortícola, haciendo referencia a las plagas más frecuentes, los criterios de intervención para cada una de ellas, los métodos de control y las medidas preventivas o culturales a llevar a cabo en cada cultivo.

Consultar el nuevo Reglamento de Producción Integrada de Hortícolas Protegidos: http://www.juntadeandalucia.es/agriculturaypesca/portal/export/sites/default/comun/galerias/galeriaDescargas/minisites/raif/Noticias/2015/BOJA15-248-00105-21289-01_00082170.pdf

FAO Agua y suelo

FAO: Aumentar el rendimiento de los cultivos un 79% es posible

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) asegura que es posible un aumento medio del rendimiento mundial de los cultivos del 79%. El uso eficiente del agua, un uso reducido de pesticidas químicos en favor del control biológico y los tratamientos naturales, y una mejora de la salud del suelo son básicos para lograr ese incremento al que hace referencia el organismo de la ONU.

Tal como subraya la FAO, “los suelos sanos con una elevada cantidad de materia orgánica tienen capacidad para almacenar grandes volúmenes de agua. Esto es beneficioso no solo durante las sequías, cuando la humedad del terreno es crucial para el crecimiento de los cultivos, sino también durante las lluvias intensas porque el suelo reduce las inundaciones y la escorrentía y ralentiza el vertido de agua a los arroyos”. Es por ello que inhibir la capacidad de un suelo de aceptar, retener, liberar y transmitir agua reduce su productividad.

En esta infografía, la FAO muestra algunas de las técnicas agrícolas y de manejo de tierras que pueden mejorar la retención de humedad del suelo:

FAO Agua y suelo

Polinización y abejas

Las cosechas de pepino en invernaderos aumentan hasta un 40% mediante la polinización por abejas

Es el factor que más influye en la textura, el sabor y el dulzor de las fresas

  • La acción de las abejas se ha demostrado fundamental para aumentar la calidad y el rendimiento de las plantas

  • El uso de tratamientos naturales respeta los beneficios derivados de los insectos polinizadores garantizando no sólo una mejor cosecha, sino también la ausencia de residuos químicos

  • Los productos bioestimulantes son grandes aliados

Los beneficios de las abejasLa polinización de las abejas determina, y mucho, cómo será la textura y el sabor de la fresa, de la misma manera que puede incrementar hasta un 40% la producción en el cultivo de pepino. Así lo subraya la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (UNFAO), desde donde se hace hincapié en la influencia de los insectos polinizadores sobre el incremento de la producción y la mejora de la calidad de las cosechas.

En un artículo que lleva por título Punto de mira: siete frutas y hortalizas para las abejas“, la FAO desgrana los beneficios de la acción de estos antófilos sobre siete cultivos concretos. Se trata de las fresas, los pepinos, las almendras, las manzanas, los arándanos, las cebollas y las calabazas.

Sobre el cultivo de fresas es contundente: la textura, el sabor y la dulzura obtenidas se deben principalmente a la polinización. Tal y como precisa, una fresa completamente desarrollada necesita unas 21 visitas de las abejas, lo que determina la presencia de semillas. Una sola fresa puede tener 400-500 semillas (o pequeñas nueces) sobre la superficie de un grano. Así, cuanto mayor sea el número de semillas completamente desarrolladas, “más grande, más sabrosa y mejor aspecto tendrá”.

Respecto a los pepinos, la FAO asegura que sin abejas no sería posible cultivarlos en la mayoría de los casos y subraya que las cosechas de este producto hortícola en invernaderos “aumentan en un 40% colocando cinco colmenas de unas 12.500 abejas cada quince hectáreas”.

Algunas de sus recomendaciones para el aprovechamiento óptimo de estos insectos son:

  1. Mantener la base de la colmena al mismo nivel que la parte superior de los pepinos.

  2. Dejar espacio suficiente para que las abejas puedan moverse.

  3. Colocar platos con agua en el suelo entre las hortalizas para que las abejas puedan beber.

Otros estudios demuestran que la falta de abejas y otros insectos silvestres para la polinización de las almendras puede reducir los rendimientos de las cosechas de forma más drástica que la falta de fertilizante o la incapacidad de aportar agua suficiente a los cultivos. “Cuando las almendras son polinizadas de manera adecuada, los árboles dan más fruta y su contenido de nutrientes cambia, aumentando la cantidad de vitamina E”, destacan desde la organización internacional.

Por otro lado, la FAO subraya que, sin abejas, el proceso de polinización cruzada que se requiere para producir manzanas podría ser insuficiente para cubrir la demanda actual, así como pone en relieve la capacidad de los abejorros para extraer el néctar de las flores de los arándanos, que tienen forma de campana, con sus alargadas lenguas.

En el cultivo de calabazas hay que tener en cuenta que los polinizadores son abejas que anidan en el suelo y, en cebollas, se necesitan colonias numerosas -de 30 colmenas o más- para tener mayores probabilidades de éxito dado que, por lo general, a las abejas no les resultan muy atractivas.

En definitiva, “el 84% de los cultivos necesitan a las abejas o a otros insectos para polinizarlos y aumentar su rendimiento y calidad”, tal y como señala la organización, que alerta sobre la disminución de la población de polinizadores por el uso de productos químicos agrícolas y el crecimiento de los campos en tamaño.

Biopesticidas frente a químicos

Es por ello que, para aprovechar al máximo los beneficios que ofrecen los insectos polinizadores de cara al incremento de la producción y mejora de la calidad de los cultivos, se hace imprescindible recurrir a tratamientos agrícolas totalmente naturales para luchar contra plagas y enfermedades. Sólo así se podrá hacer valer la acción de la fauna auxiliar sobre las cosechas, pues los insumos químicos atacan a las plagas, pero también a los polinizadores. Empresas como SEIPASA, referente en España en fabricación de productos agrícolas libres de residuos, vuelcan sus esfuerzos en ello.

Pero además del uso biopesticidas, se recomienda también el empleo de bioestimulantes para mejorar el rendimiento de aquellos cultivos que lo necesiten, tanto por sus características como por el posible sufrimiento de estreses bióticos o abióticos a lo largo de su ciclo biológico.

Ésta es la manera más natural de conseguir más y mejores cosechas, a la vez que se respeta el medio ambiente y se logra una agricultura sostenible.

Guías GIP

Guías de Gestión Integrada de Plagas (GIP)

 

  • Qué ofrecen y cómo utilizar las guías GIP
  • Todas las guías GIP publicadas por el MAGRAMA

La Gestión Integrada de Plagas (GIP) es uno de los requisitos para todas las explotaciones agrícolas que desarrollen su actividad en España, según el Real Decreto 1311/2012, de14 de septiembre, que establece el marco de actuación para conseguir un uso sostenible de los productos fitosanitarios.

.

La GIP combina medidas culturales, tratamientos químicos y soluciones alternativas con el objetivo de mantener a las plagas por debajo de los umbrales establecidos para garantizar la rentabilidad económica, respetando el medio ambiente y la salud del agricultor y el consumidor.

Uno de los principales principios es anteponer, siempre que sea posible, los métodos biológicos, físicos y culturales a los químicos. En todo caso, se emplearán de forma integrada con los productos fitosanitarios cuando no permitan un control satisfactorio de las plagas.

En caso de resultar necesaria una intervención con productos químicos, las materias activas a utilizar se seleccionarán siguiendo el criterio de elegir aquellas que proporcionen un control efectivo y sean lo más compatibles posible con organismos no objeto de control, evitando perjudicar a controladores naturales de plagas y a insectos beneficiosos como las abejas

Es por ello que los tratamientos naturales, exentos de residuos químicos (‘residuos cero‘), son una herramienta idónea a integrar en la GIP dada su gran eficacia y total respeto a la actuación de la fauna auxiliar.

GIP Platanera
GIP Remolacha
GIP Champiñón y setas
GIP Girasol

GIP Brassicas

GIP Algodón

GIP Frutales de hueso

GIP Almendro

GIP Avellano

GIP Tabaco

GIP Maíz

GIP Patata

GIP Cereales

GIP Frutales de pepita

GIP Olivar

GIP Cítricos

GIP Uva de mesa

GIP Uva de transformación

 ¿Qué son las guías GIP?

Para realizar la Gestión Integrada de Plagas los agricultores deben estar perfectamente formados e informados. Una de las herramientas para lograrlo son las GIP publicadas por el MAGRAMA.

Son documentos técnicos que recogen las distintas estrategias a emplear ante problemas fitosanitarios que puedan aparecer en el cultivo.

Cuando en la supervisión habitual de su explotación un agricultor descubre que está afectada por una plaga o enfermedad debe consultar la guía de gestión integrada para su cultivo.

Cada una de estas guías recoge un listado de plagas que afectan al cultivo al que se refiere, con fichas que facilitan la identificación de la plaga mediante fotografías, además de información de carácter técnico.

Además, presentan los principios generales para la correcta implementación de la Gestión Integrada de Plagas, Enfermedades y Malas Hierbas en ese cultivo concreto, y medidas específicas para zonas sensibles y espacios naturales.

Pasos a seguir cuando se detecta una plaga
  1. Tras detectar una plaga hay que hacer un monitoreo para consultar la extensión del problema y consultar a un asesor cuando corresponda para decidir cómo actuar. Entonces, se tomará la decisión sobre cómo afrontar el manejo fitosanitario de la plaga.

    • Una opción, siempre que se disponga de esas alternativas, podría ser el control biológico o tecnológico mediante el uso de depredadores naturales de la plaga o trampas con feromonas.

    • Otra opción será el uso de productos fitosanitarios. El agricultor se asesorará del producto más adecuado para su explotación por su localización y el tipo y extensión de la plaga. Los tratamientos de origen natural pueden interactuar con la fauna auxiliar, por lo que suponen un aliado para el control biológico.

    • La decisión de hacer uso de los insectos auxiliares y/o de aplicar un fitosanitario se reflejará en el cuaderno de explotación o en la documentación de asesoramiento de la explotación.

  2. El producto fitosanitario debe adquirirse en un punto de venta autorizado y con los carnets de profesional en regla.

  3. Una vez adquirido, se deberá almacenar de forma segura en entornos bien ventilados y cumpliendo las medias de seguridad en su manejo.

  4. A la hora de utilizarlo, el aplicador deberá respetar las indicaciones del agricultor con respecto a las zonas de protección definidas en las GIP.

    • El proceso de aplicación comienza con la revisión y calibrado de la maquinaria para proceder a su aplicación respetando las indicaciones de la etiqueta del fitosanitario y la distancia con los puntos de agua.

    • Se utilizarán equipos de prevención individual para la prevención de riesgos laborales.

  5. Terminada la aplicación, queda la entrega y reciclado correcto de envases utilizados vacíos y enjuagados para una gestión adecuada de residuos.

Ftes: MAGRAMA