Archivo de la etiqueta: sustancias activas

Plaga de pulgón en cítricos

Sanidad prevé prohibir la cuarta parte de las materias activas “sin excepciones”

Aunque el reglamento europeo que se negocia actualmente establece la supresión de cerca de 80 materias activas utilizadas para fabricar productos fitosanitarios, contempla también la posibilidad de autorizar para casos especiales el uso de alguna de esas sustancias si se acredita que su nivel de exposición es “insignificante”. No obstante, “el Ministerio de Sanidad español, con el criterio que ha puesto sobre la mesa en relación a este punto, cierra incluso la opción de acogerse a esa alternativa”, tal y como señala la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA).

Según precisa la organización agraria, Sanidad defiende que ese nivel de exposición insignificante que contempla la Unión Europea para autorizar una sustancia activa tiene que ser de grado cero, “lo cual eliminaría toda posibilidad de que alguna de esas materias pudiera ser usada por los agricultores en el futuro”.

AVA-ASAJA ha calificado esta posición de “incongruente” y ha solicitado al Ministerio de Agricultura “que tome partido en defensa de los intereses del sector agrario en un tema tan sensible e importante para el campo, ya que, hasta el momento, todavía no se ha pronunciado al respecto con claridad y rotundidad”.

El reglamento de ejecución 2015/408 de la Comisión Europea sobre el uso de productos fitosanitarios establece la supresión, por la aplicación de los criterios de corte, de 77 materias activas, “lo cual supone una nueva limitación de las herramientas con las que cuentan los agricultores para defenderse de las plagas que asolan los cultivos”, según denuncia el colectivo agrario.

Las políticas restrictivas que se aplican en materia de fitosanitarios han supuesto, en el plazo de unos pocos años, la eliminación del 72% de las materias activas existentes en el mercado y ahora, a través del nuevo reglamento, la UE suprimirá la cuarta parte de las todavía disponibles.

Esta situación está dejando al sector agrícola muy pocas opciones para combatir las plagas y enfermedades que atacan a sus cultivos.

Alternativas a los químicos

Los fitosanitarios naturales, junto con el control biológico y otros medios de defensa como trampas o dispositivos de monitoreo, suponen una alternativa al uso de químicos. De hecho, la aplicación de la Gestión Integrada de Plagas en los distintos cultivos -una política que se está estableciendo progresivamente de forma obligatoria- se traduce en una reducción del uso de productos sintéticos a la más mínima expresión, prevaleciendo la acción de la fauna auxiliar y métodos biotecnológicos, así como los productos de origen botánico o biológico como las soluciones de SEIPASA, firma de referencia en tratamientos naturales, libres de residuos.

Éstos últimos se han demostrado igual de eficaces que los químicos en muchas de sus aplicaciones e, incluso, más efectivos en ciertas plagas y enfermedades. Y es que el poder de este tipo de referencias se deriva, además de su innovadora formulación, del respeto a la acción de los enemigos naturales de los insectos.

Algunos de los fitosanitarios naturales que suponen una opción eficaz para mantener a los cultivos sanos y libres de plagas son Piretrina Seipasa®, Septum®, Nakar® o BT 32 Seipasa®.

Las nuevas materias activas contra las plagas susceptibles de ser prohibidas

 

  • La UE ha incluido otras 77 sustancias en la lista de candidatas a la sustitución
  • Ya se ha recortado un 72% de las 970 que se usaban en fitosanitarios en apenas cuatro años

La UE ha seleccionado otras 77 materias activas contra las plagas susceptibles de ser prohibidas, un recorte que se suma a los efectuados en los últimos años y suponen la desaparición del mercado del 72% de las 970 materias activas que eran utilizadas en los productos fitosanitarios en apenas cuatro años, tal y como señalan desde la organización agrícola AVA-ASAJA. Serán suprimidas para su uso en la agricultura si cumplen al menos uno de los criterios adoptados en materia de toxicidad.

Éstas son las nuevas sustancias que el Diario Oficial de la UE, en el reglamento de ejecución 2015/408 de la Comisión, incluye en la lista de candidatas a la sustitución:

1-metilciclopropeno etoprofós lenacilo procloraz
aclonifén etofenprox linurón profoxidim
amitrol etoxazol lufenurón propiconazol
bifentrina famoxadona mecoprop propoxicarbazona
bromadiolona fenamifós metalaxil prosulfurón
bromuconazol óxido de fenbutaestán metam quinoxifeno
carbendazima fipronil metconazol quizalofop-P (variante quizalofop-P-tefuril)
clorotolurón (estereoquímica sin confirmar) fludioxonil metomilo sulcotriona
compuestos de cobre (variantes hidróxido de cobre, oxicloruro de cobre, óxido de cobre, caldo bordelés y sulfato tribásico de cobre) flufenacet metribuzin tebuconazol
ciproconazol flumioxazina metsulfurón metilo tebufenpirad
ciprodinilo fluometurón molinato tepraloxidim
diclofop fluopicolide miclobutanil tiacloprid
difenacum fluquinconazol nicosulfurón trialato
difenoconazol glufosinato oxadiargilo triasulfurón
diflufenicán haloxifop-P oxadiazón triazóxido
dimetoato imazamox oxamilo warfarina
dimoxistrobina imazosulfurón oxifluorfeno ziram
dicuat isoproturón paclobutrazol
epoxiconazol isopirazam pendimetalina
esfenvalerato λ-cihalotrina pirimicarb

Las sucesivas supresiones de sustancias activas están provocando que los productores agrícolas se vean limitados cada vez más a la hora de luchar contra las plagas, una situación que preocupa al sector. De hecho, tal como explican desde AVA-ASAJA, la Asociación Europea para la Protección de Plantas ha puesto en marcha un estudio para medir la incidencia que supone la disminución de sustancias activas sobre los principales cultivos y su impacto social, económico y medioambiental, en el que la Asociación Valenciana de Agricultores colabora junto a otras organizaciones y cooperativas europeas. En la agricultura española se evaluarán los efectos de la pérdida de fitosanitarios y la generación de resistencias en cultivos representativos como cítricos, olivar y frutales de hueso, aunque el informe también podría incorporar la viña, arroz, cereales o tomate.

“A falta de conocer los datos concretos y cuantificables, es evidente que el impacto de la nueva normativa fitosanitaria está siendo devastador para la eficiencia y la competitividad agraria europea”, denuncia el presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado.

Combatir las plagas con efectividad

Una manera efectiva de combatir las plagas y enfermedades y que está a disposición de los agricultores es a través del control biológico y la gestión integrada de plagas combinados con el empleo de productos totalmente naturales, libres de residuos (R-Free), como los que ofrece SEIPASA.

Un ejemplo es Piretrina Seipasa, un insecticida natural altamente eficaz que ejerce un efecto de acción rápida al producir alteraciones inmediatas en la transmisión del impulso nervioso de los insectos. Es efectivo tanto contra formas adultas como larvarias, siendo especialmente útil en el control de polillas, pulgones y escarabajos. Por su parte, BT 32 Seipasa presenta alta potencia y actividad selectiva contra un amplio espectro de lepidópteros. Para actuar sobre la esporulación e infección de mildius, moteados y alternarias el agricultor puede recurrir a SEPTUM, un potente  formulado con flavonoides, fenoles, ácido silícico y cafeico.