Archivo de la etiqueta: nutricionales

calcio en los cultivos

El calcio en los cultivos: por qué es importante una correcta asimilación

calcio en los cultivos

El calcio en los cultivos desempeña un papel fundamental en su desarrollo. Su presencia garantiza frutos más firmes. El calcio agrícola es necesario en el fortalecimiento estructural de las paredes y en la elasticidad del tejido vegetal. Es fundamental para tener plantas resistentes y sanas.

El déficit de calcio en los cultivos afecta a la calidad del fruto y a su rendimiento, por lo que una incorrecta asimilación puede provocar mermas en el valor de la producción en el mercado. Afortunadamente, existen tratamientos para mejorar la asimilación del calcio en los cultivos. Su aplicación se hace especialmente necesaria ante factores climatológicos como los que pueden acontecer al inicio de la primavera, cuando la amplitud térmica entre el día y la noche puede someter a las plantas a situaciones de estrés.

El calcio en los cultivos se transporta en el interior por vía xilema, pero el calcio es un elemento con poca movilidad dentro de la planta. La traslocación presenta dificultades, ya que solo un pequeño porcentaje es traslocado a los frutos desde las hojas adyacentes.

Existen multitud de factores climatológicos que condicionan la asimilación de calcio en los cultivos. Las altas temperaturas durante días soleados, los vientos húmedos y secos, además de la baja humedad relativa, se convierten en factores que potencian niveles altos de transpiración. Cuando esta corriente transpiratoria es demasiado elevada hacia los órganos foliares, el aporte del calcio hacia el fruto se restringe. Es decir, el calcio llega con mayor dificultad a aquellos órganos con baja tasa de transpiración.

Tal como vimos en una entrada anterior, la deficiencia de calcio en los cultivos se observa en alteraciones como la pudrición apical (BER – blossom end rot) en tomate y pimiento. En fresa o lechuga, los síntomas se perciben en los extremos de las hojas en expansión (tip burn).

Garantizar el aporte de calcio en los cultivos

La evaluación del estado del calcio en los cultivos es un buen indicador en el diagnóstico de trastornos como el BER (la conocida ‘peseta’ en tomate). Para la prevención de este tipo de carencias, Seipasa ha desarrollado la línea Calcisei. Sus productos, formulados a base de calcio, representan un pilar para el desarrollo del cultivo. Además de contribuir a la prevención de carencias como el mencionado BER, tip burn, bitter pit o rajado de frutos en tomate y manzano, la línea Calcisei está preparada el fortalecimiento estructural de las paredes y membranas celulares, además de la gestión de suelos con alto contenido en sales.

Dentro de esta línea, Calimax es un tratamiento indicado para prevenir las carencias del calcio en los cultivos y combatir fisiopatías. Calimax mejora la estructura del suelo, favorece el óptimo desarrollo radicular y regula los desequilibrios por falta de calcio.

La solución Guadal Ca está preparada para evitar la descomposición interna y el rajado en frutales, así como para combatir la pudrición apical o tip burn en hortícolas. La carencia de calcio acostumbra a concentrarse en las hojas jóvenes y los frutos, ya que estos son los órganos con mayores dificultades de transpiración. Guadal Ca está especialmente recomendado para aplicaciones foliares en la segunda mitad del ciclo del cultivo dada la rápida absorción y total seguridad.

Además del aporte de calcio, el contenido en materia orgánica de los productos de la línea Calcisei aporta beneficios significativos al cultivo que se observan, especialmente, en la calidad de la post-cosecha.

Correctores de suelos

Los agricultores conocen de la importancia de contar con calcio en la solución del suelo. Se puede observar carencia de calcio en las plantas en el caso de suelos donde se haya producido un exceso de abono nitrogenado, en sustratos con pH alcalino, con episodios de estrés hídricos o con exceso de sales, entre otros factores. Dentro de la línea Calcisei de Seipasa, Miñosal es un corrector de suelos salinos y salino-sódicos. Puede emplearse tanto en terrenos que presentan problemas de salinidad como en zonas en las que calidad el agua de riego lo haga necesario. 

Ver Productos

tratamientos del olivo

Tratamientos del olivo después del invierno

Tratamientos-para-el-olivo

Los tratamientos del olivo después del invierno son esenciales para prevenir enfermedades y obtener una cosecha homogénea cada campaña, olvidándose así de la temida vecería. Los llamados tratamientos preparatorios se aplican en una fase temprana y tienen como objetivo adecuar el olivo para que consiga una buena floración.

Los meses de enero y febrero son idóneos para aplicar trabajos de poda del olivo que permitan establecer la estructura idónea en la producción de la siguiente campaña de la aceituna.

Aunque todo depende del clima y de la variedad, hacia finales del mes de marzo las yemas de flor han comenzado a aparecer. En esta segunda fase, las yemas van engrosando progresivamente hasta que comienza a observarse la generación del botón floral. A partir de este momento la planta proseguirá con su desarrollo con la formación del racimo.

En este punto, los tratamientos del olivo después del invierno aconsejan la utilización de productos como Kynetic4Su uso permite impulsar la floración del cultivo, un paso esencial para asegurar la cosecha del año siguiente. Kynetic4 ayuda a la estimulación energética en los momentos de mayor demanda del cultivo. Su aplicación contribuye a obtener una mejor floración y posterior cuajado.

Tratamientos del olivo: enfermedades fúngicas

En esta fase de la cosecha, es necesario prestar atención a la posible aparición de enfermedades fúngicas como el repilo. Los tratamientos para olivo después del inverno también incluyen la aplicación de productos preventivos a base de cobre.

El cobre depositado sobre la hoja crea una barrera de protección que impide la germinación de la espora del cuando ésta aparece. El uso de Glucosei favorece la creación de esta barrera protectora y estimula la generación de autodefensas. Gracias a su formulación, Glucosei minimiza los posibles efectos negativos del cobre sobre el suelo.

Marzo es una época del año en que las últimas lluvias del invierno y las más tempranas de la primavera pueden llegar a ser comunes. El uso de Glucosei también contribuye a que el cultivo se encuentre protegido cuando se produce la brotación en primavera.

Correctores de micronutrientes

Los técnicos también recomiendan la aplicación de un corrector de micronutrientes como tratamiento del olivo después del invierno. La planta los asimila durante la brotación, superando cualquier momento de carencia y reforzando la posterior fase de floración. Seipafol Mix con una combinación de cinc, manganeso, hierro, boro y molibdeno, es una fórmula diseñada para superar estos momentos de carencia que pueden aparecer durante las distintas etapas de crecimiento del vegetal.

El uso de soluciones naturales no solo aporta mayor energía al vegetal. También contribuye a mantener el equilibrio del ecosistema agrícola, respetando la sostenibilidad y revitalizando el entorno. Así, además de contribuir a la puesta a punto del cultivo, los tratamientos naturales ayudan a garantizar las condiciones en las que se deja a los árboles y a los terrenos del olivar para futuras campañas.

Ver Productos

Fertilizante para engorde de tomate

Fertilizantes para engorde de tomate

 

Los mejores fertilizantes para engorde de tomate contienen materia orgánica, potasio, ácidos fúlvicos y húmicos, y microelementos.

Fertilizante para engorde de tomate

Conseguir el mayor porcentaje de cosecha con un buen calibre y coloración es el objetivo de todos los agricultores. De ello depende su comercialización. De ahí la importancia de valorar la aplicación, en el momento adecuado y según las necesidades del propio vegetal, de fertilizantes para engorde de tomate y, en su caso, de bioestimulantes especializados.

Durante la fase de cuajado del fruto la planta requiere un mayor aporte de potasio y la deficiencia de este elemento puede llevar a una maduración irregular, impidiendo en muchos casos la plena formación de los frutos.

Los síntomas de carencia de potasio se observan pues con la obtención de frutos pequeños y con coloración no uniforme, con manchas amarillas en zonas que no llegan a madurar. También deja tallos débiles, clorosis y bordes quemados en las hojas, poca resistencia a plagas y enfermedades, así como una mayor susceptibilidad a heladas y sequías.

Fertilizantes para engorde de tomate: potasio y mucho más

La relación entre potasio y crecimiento y maduración de los frutos evidencia pues la importancia de este macro-elemento en la calidad de la producción de los cultivos. No obstante, hay que tener en cuenta otros factores para garantizar el tamaño, color y sabor del tomate, sin perjuicio de las características propias de cada variedad.

Además de la necesidad de un equilibrio nutritivo, con un balance adecuado de otros macroelementos y microelementos como el Boro, Molibdeno, Calcio o Magnesio, han de tenerse en cuenta factores ambientales como la temperatura, siendo óptima para la maduración la situada entre los 24 y 28 grados o la iluminación solar. Las características del sustrato influyen de manera importante en el proceso, dado que éste es la fuente natural de nutrientes.

Fertilizantes para engorde de tomate: la importancia del sustrato

Los productores agrícolas más exigentes miran más allá de la aplicación puntual de nutrición mineral y prefieren asegurar no sólo el calibre de los frutos de esa campaña, sino también la riqueza del suelo que les otorga mayor garantía de éxito para próximas cosechas. La clave está en aprovechar todos los nutrientes del sustrato y mantener el equilibrio del mismo para un beneficio a corto y a largo plazo.

Los fertilizantes para engorde de tomate más adecuados en este sentido son aquellos que combinan materia orgánica con un alto contenido de potasio. Algunas referencias muy especializadas aportan incluso ácidos fúlvicos y húmicos, vitaminas y microelementos. Es el caso de Terrasei Engorde, de SEIPASA.

El papel de la materia orgánica en los fertilizantes para engorde de tomate

Los fertilizantes potásicos con alto contenido en materia orgánica como Terrasei Engorde disminuyen de manera significativa la fijación de potasio en el interior de las arcillas y su pérdida por lixiviación en suelos arenosos. Aumentan así la concentración de potasio disponible y en solución en el suelo. Su uso favorece la estructura del sustrato, pero también mejora la absorción de potasio aportado mediante abonos convencionales.

Los ácidos fúlvicos y húmicos contenidos en esta referencia son esenciales para regular las propiedades físicas y químicas del suelo y favorecer el desarrollo de microorganismos beneficiosos. Este fertilizante de referencia tiene un efecto inmediato y de liberación lenta, ayudando a proporcionar nutrientes de forma gradual.

Maduración precoz con la aplicación de fertilizantes para engorde de tomate

Con las mismas condiciones de temperatura e iluminación se puede conseguir una mayor precocidad y calidad organoléptica en el proceso de maduración gracias a fertilizantes para engorde de tomate. En el caso de Terrasei Engorde, los resultados de los estudios realizados desprenden un considerable adelanto en la maduración. Tal como se observa en el gráfico 1, correspondiente a un ensayo en el que se efectuaron cuatro aplicaciones del producto a partir del cuajado del fruto hasta la cosecha, la recolección de los primeros frutos completada su maduración (días a primer corte) se adelantó hasta 21 días.

Gráfico 1.- Días a primer corte

Fertilizantes para engorde de tomate

Fertilizantes para engorde de tomate: Rendimiento, calibre y coloración

Además de favorecer la maduración de los frutos, los estudios de campo confirman que Terrasei Engorde asegura un alto rendimiento (ver gráfico2) y una notable mejoría del calibre (ver gráfico 3), coloración (ver gráfico 4), crecimiento de la planta, longitud radicular y contenido en azúcares. Los datos adicionales del ensayo se pueden encontrar aquí.

Gráfico 2.- Rendimiento

Fertilizantes para engorde de tomate

Gráfico 3.- Calibre de los frutos

Fertilizantes para engorde de tomate

Gráfico 4.- Coloración frutos

Fertilizantes para engorde de tomates

Ventaja del formato líquido en los fertilizantes para engorde de tomate

Los fertilizantes organo-minerales en formato líquido como Terrasei Engorde llegan a zonas más profundas del perfil del suelo en comparación con materias orgánicas sólidas.

Bioestimulantes para maduración y engorde de tomate

Los bioestimulantes son una opción especializada para inducir la maduración y engorde de los frutos y, según las características propias del cultivo y las necesidades, podrían combinarse con la fertilización.

Una referencia especialmente dirigida a este fin, de aplicación foliar y radicular, es Sweetsei. Este bioestimulante de asimilación rápida, además de adelantar la maduración, aumentar el calibre de los frutos y lograr uniformidad y excelente coloración, consigue mayor elasticidad, hidratación y firmeza de la piel de los frutos gracias a un polímero orgánico que incorpora en su composición. De la misma manera, mejora el comportamiento de los frutos en post-cosecha y favorece la formación de azúcares y, por tanto, mejora el índice de grados Brix.

Seipasa crea tratamientos naturales para una agricultura de gran competencia, alta producción y máxima calidad sin residuos. Si desea más información sobre los productos para engorde de tomate puede acceder a ella a través de estos links: http://www.seipasa.com/nutricionales/terrasei-engorde/ y http://www.seipasa.com/bioestimulantes/sweetsei/  o consultando a los expertos de SEIPASA: http://www.seipasa.com/solicitud/solicitar-informacion/terrasei-engorde/

Ver Productos

Fertilizantes orgánicos para mejorar el suelo en cultivos intensivos

Fertilizantes orgánicos para mejorar el suelo en cultivos intensivos

Los fertilizantes orgánicos tecnificados Multisei y Terrasei, el mayor impulso para suelos hortícolas fatigados por la intensa actividad y mala calidad del agua

Fertilizantes orgánicos Terrasei y Multisei

Fertilizantes orgánicos Terrasei y Multisei

Suelos calizos, aguas salinas y dos o tres cosechas al año sobre un mismo terreno. Estas condiciones que reúnen los cultivos hortícolas del sureste español conllevan riesgo de fatiga del suelo, lo que implica pérdida de vigor y rendimiento productivo de las plantas.

Y es que la degradación de la estructura y propiedades físicas del sustrato acelera la incidencia de factores de tipo químico y biológico, tales como la carencia de nutrientes por agotamiento o por bloqueo, contaminación por iones fitotóxicos o por organismos patógenos, competencia entre microorganismos y plantas cultivadas, o pérdida del equilibrio biológico del suelo por el empleo de desinfectantes.

Conscientes de ello, los productores buscan soluciones que mantengan la productividad y calidad en sus campos, y encuentran un gran apoyo en fertilizantes orgánicos especializados para tal fin como son Multisei y Terrasei.

Fertilizantes orgánicos para regenerar suelos y aumentar la fertilidad

Los productos de la línea Multisei de SEIPASA están especialmente diseñados para regenerar suelos castigados dado su elevado contenido en materia orgánica de origen vegetal y en ácidos fúlvicos, óptima relación C/N e incorporación de melazas. “Las melazas son la fuente principal de energía de los microorganismos que participan en la fermentación del abono orgánico, por lo que favorecen la actividad microbiológica del suelo, además de contener micronutrientes”, subrayan los técnicos de la zona.

Todo ello lleva a una mejora de la estructura y composición del suelo, incrementando la porosidad y, por tanto, la capacidad de retención de aire y agua, así como la disponibilidad de elementos.

Los técnicos destacan especialmente la alta solubilidad de este fertilizante orgánico líquido, con elevado grado de refinamiento de sus materias primas, lo que evita problemas de obturación en los sistemas de riego por goteo.

Estimulación y protección radicular

Multisei potencia también la acción de bioestimulantes y protectores radiculares como Seiland, un producto de gran capacidad en la activación biológica de la rizosfera que se hace imprescindible en la fase de plantación: “Al promover los microorganismos beneficiosos del suelo supone una barrera protectora y un reforzamiento del sistema radicular frente a ataques de patógenos y enfermedades de raíz”.

Con la disminución de temperaturas, los hortícolas necesitan especialmente este impulso para activar a la planta. “Seiland estimula al cultivo para que emita nuevas raicillas y ejerce de biofertilizante por su capacidad de fijar el nitrógeno o solubilizar el fósforo y porque aporta sustancias y enzimas beneficiosas”, subrayan los técnicos de SEIPASA.

Bioactivadores de la nutrición

Por otro lado, es fundamental la acción de Terrasei como bioactivador de la nutrición. Tal como explican los técnicos, aunque las referencias de la línea Terrasei (fertilizantes organominerales líquidos) contienen N-P-K, el verdadero valor de su compleja formulación radica en la conjugación de estos elementos con otras moléculas que complementan la nutrición y que facilitan la absorción nutricional, dado que son capaces de desbloquear el sustrato y liberar los nutrientes.

Los productos Terrasei mejoran la eficacia de los fertilizantes químicos al aumentar la capacidad de intercambio catiónico y, consecuentemente, el almacenaje de nutrientes en el suelo. Precisamente esto supone un ahorro a la larga para el agricultor ya que permite disminuir la cantidad de abonos sintéticos puros a aplicar.

“Incorporan, además de materia orgánica, ácidos fúlvicos y aminoácidos, lo que se traduce en un plus energético que permite que el vegetal dedique recursos metabólicos a funciones fisiológicas”. La posibilidad del empleo foliar, además de por riego, permite una rápida asimilación de nutrientes.

Para más información sobre nuestros fertilizantes orgánicos puede acceder a las fichas de producto en los suguientes enlaces: http://www.seipasa.com/nutricionales/multisei/ http://www.seipasa.com/nutricionales/ o bien contactar con SEIPASA mediante el correo electrónico consulta@seipasa.com.

Ver Productos

 

Fertilizantes orgánicos para mejorar el suelo en cultivos intensivos

Fertilizantes orgánicos en campo de sandías en El Ejido

LÍNEA TERRASEI

Por historia y presencia en el mercado, las diversas formulaciones de la LÍNEA TERRASEI suponen uno de los principales aliados en la base de la nutrición vegetal.

La correcta combinación de componentes orgánicos y minerales determina las cualidades de la LÍNEA TERRASEI ; las distintas relaciones N-P-K permiten adaptarse a las necesidades de los cultivos en sus distintas fases fenológicas. La fracción orgánica mejora las propiedades físico-químicas de los suelos agrícolas y produce la activación biológica de la rizosfera.

  • Optimiza el rendimiento de los cultivos.
  • Mejora la calidad de las cosechas: precocidad, calibre, tersura y maduración.
  • Plantaciones equilibradas nutricionalmente.
  • Aporte de aminoácidos, ácidos fúlvicos y materia orgánica.

 

LÍNEA MULTISEI

La LÍNEA MULTISEI engloba los fertilizantes orgánicos líquidos por excelencia. Es una gama de productos regeneradores de suelos ya que, además de nutrir, mejoran la estructura, composición y actividad microbiana de los mismos. El aporte de materia orgánica recupera los suelos equilibrando su contenido.

  • Los fertilizantes orgánicos Multisei desbloquean macro y micronutrientes facilitando su absorción.
  • Aumentan la capacidad de intercambio catiónico y el almacenaje de nutrientes en el suelo.
  • Activan los procesos de mineralización de nutrientes.
  • Fomentan la formación de agregados en el suelo que mejoran la friabilidad del terreno facilitando las labores agrícolas, evitando encharcamientos y asfixias radiculares.
  • MULTISEI, MULTISEI K y MULTISEI Mg son una fuente importante de macro y micronutrientes, especialmente relevantes en cultivos intensivos, viveros y semilleros.
  • Mejoran la eficiencia de los fertilizantes químicos.
  • La formulación líquida supone una ventaja frente a los sólidos orgánicos, ya que consigue llegar exactamente a la principal zona de absorción radicular.
  • MULTISEI, MULTISEI K y MULTISEI Mg incorporan en su formulación materias primas de origen vegetal con un alto grado de refinamiento, que evitan problemas de precipitados y obturaciones en sistemas de riego por goteo.

 

 

SEIPASA en Fruit Attraction 2016

SEIPASA en Fruit Attraction 2016

Las imágenes de SEIPASA en Fruit Attraction 2016

Éxito de participación y gran acogida de los productos ‘Residuos Cero’ de SEIPASA

Click sobre las imágenes en miniatura para ver la galería de fotos a tamaño superior

SEIPASA en Fruit Attraction 2016   SEIPASA en Fruit Attraction 2016   SEIPASA en Fruit Attraction 2016   SEIPASA en Fruit Attraction 2016   SEIPASA en Fruit Attraction 2016   SEIPASA en Fruit Attraction 2016   SEIPASA en Fruit Attraction 2016   SEIPASA en Fruit Attraction 2016   SEIPASA en Fruit Attraction 2016   CEO de SEIPASA, Pedro Luis Peleato, en Fruit Attraction 2016  SEIPASA en Fruit Attraction 2016   SEIPASA en Fruit Attraction 2016   SEIPASA en Fruit Attraction 2016   SEIPASA en Fruit Attraction 2016   SEIPASA en Fruit Attraction 2016   SEIPASA en Fruit Attraction 2016   SEIPASA en Fruit Attraction 2016   Fruit Attraction 2016: Charla 'Nuevos insecticidas naturales'   Fruit Attraction 2016: Charla 'Nuevos insecticidas naturales'   Fruit Attraction 2016: Charla 'Nuevos insecticidas naturales'   Fruit Attraction 2016: Charla Proyecto Life+ Cero Residuos   Fruit Attraction 2016: Charla Proyecto Life+ Cero Residuos   SEIPASA en Fruit Attraction 2016: Estudiantes de la UPM   SEIPASA en Fruit Attraction 2016: Estudiantes de la UPM   SEIPASA en Fruit Attraction 2016: Estudiantes de la UPM   SEIPASA en Fruit Attraction 2016: Estudiantes de la UPM   SEIPASA en Fruit Attraction 2016   SEIPASA en Fruit Attraction 2016  SEIPASA en Fruit Attraction 2016   SEIPASA en Fruit Attraction 2016   SEIPASA en Fruit Attraction 2016  SEIPASA en Fruit Attraction 2016   El equipo de SEIPASA en Fruit Attraction 2016

 

El paso de SEIPASA por Fruit Attraction 2016 ha concluido superando las expectativas. Con gran afluencia durante toda la feria, que ha tenido lugar del 5 al 7 de octubre en el recinto ferial de IFEMA, SEIPASA se despide satisfecha por la gran acogida de sus productos y nuevos desarrollos.

Los nuevos insecticidas naturales de SEIPASA Nakar y Pirecris han despertado gran interés entre los profesionales del sector, dada su alta capacidad para controlar plagas -demostrada con diversos ensayos independientes- con el valor añadido, respecto a los productos convencionales, de la obtención de cosechas ‘Residuos Cero.

Así se evidenció con el éxito de convocatoria en la charla técnica dedicada a explicar las propiedades, eficacias de campo e integración en estrategias GIP de las nuevas soluciones insecticidas Nakar y Pirecris, a cargo del director técnico de SEIPASA, Javier Nácher.

Durante el certamen fueron muchos los asistentes interesados por los últimos desarrollos de SEIPASA, que se ha convertido en empresa de referencia en tratamientos naturales para la agricultura.

Pero también el futuro del sector agrícola estuvo presente en el stand de SEIPASA representado por un grupo de estudiantes de la Universidad Politécnica de Madrid. El director del departamento de I+D+i de la empresa, Francisco Espinosa, respondió a sus inquietudes y les mostró el gran potencial que pueden alcanzar los tratamientos para la agricultura naturales, la mayoría de origen botánico, tras un exhaustivo trabajo de investigación y desarrollo para lograr la formulación ideal.

El primer día de la gran cita del sector el stand de SEIPASA fue también escenario de una reunión de todos los socios que integran el consorcio encargado de llevar a cabo el ambicioso proyecto europeo Life+ Cero Residuos (LIFE12 ENV/ES/000902: LIFE Zero Residues: towards a sustainable production and supply chain for stone fruit) del que SEIPASA forma parte.

Para más información sobre nuestros biopesticidas, bioestimulantes y fertilizantes puede contactar mediante el e-mail consulta@seipasa.com o acceder a las fichas de los productos:

Productos SEIPASA

Vid y olivos

Vid y olivo, preparación del suelo para una campaña fructífera

En época de abonado de la vid y del olivo hay que plantearse qué producto emplear para lograr los mejores resultados.

La correcta preparación de la tierra para que disponga de un equilibrio de nutrientes es fundamental para conseguir una buena campaña. Es una de las prácticas que más influencia tiene en la producción y en la calidad de la cosecha y debe ser lo más respetuosa posible con el entorno, evitando lixiviados y escorrentías.

Aunque los macronutrientes necesarios (Nitrógeno, Potasio y Fósforo) se encuentran en el sustrato de forma natural, no se reponen lo suficientemente rápido como para mantener la fertilidad del suelo. Es por ello que se hace necesario realizar aportes adicionales. ¿Pero a qué abono recurrir?

Partiendo de las garantías que ofrece el abono orgánico completo frente a los fertilizantes sintéticos e incluso el estiércol (Ver: Los beneficios de los abonos completos 100% orgánicos), antes de elegir uno u otro es conveniente efectuar un análisis del suelo y foliar para conocer las necesidades exactas de cada cultivo.

Deben tenerse en cuenta las características y composición del sustrato, pero también el tipo de material vegetal empleado, su edad, las prácticas agrícolas, el estado hídrico o la densidad de plantación, entre otros aspectos. Es importante también la observación del propio agricultor sobre el desarrollo y evolución de las plantas.

Ateniéndose a todas estas circunstancias para tratar de evitar carencias y excesos nutricionales se pueden aplicar abonos de la forma más eficiente posible mediante su formulación concreta, su fraccionamiento y/o su adaptación a la fase del ciclo del cultivo en que su disponibilidad sea la más adecuada.

El abono para el olivo y viñas en formación

Organitro y Seivital K

En la actual etapa del ciclo productivo del olivo el árbol necesita toda la energía para desarrollar su masa foliar, y una de las mejores opciones por su formulado es el abono completo con Organitro®, rico en nitrógeno y 100% orgánico. De la misma manera, es la referencia más adecuada para las viñas en formación.

Su alto contenido en materia orgánica mejora de forma sustancial las propiedades químicas, físicas y biológicas del suelo. También aumenta la capacidad de intercambio catiónico* y actúa como agente amortiguador al disminuir la tendencia a un cambio brusco del pH del suelo cuando se aplican sustancias de reacción ácida o alcalina. Además, permite la formación de complejos órgano-metálicos, estabilizando así micronutrientes del suelo que, de otra manera, no serían aprovechables.

Es fundamental la estimulación del metabolismo de la planta y la revitalización de los cultivos, especialmente en los periodos de máxima demanda de nutrientes para conseguir mayor productividad, y referencias como ésta son básicas para ello.

Viñas en producción

Para las viñas en producción, con mayores requerimientos de potasio, se puede recurrir a soluciones especializadas como Seivital K. Se trata de un fertilizante orgánico con un alto porcentaje de este macronutriente esencial, lo que lo convierte también en el más apropiado en los momentos de floración y cuajado de los cultivos.

Gracias a su aporte de materia orgánica y ácidos húmicos permite al agricultor, no sólo mejorar la estructura del terreno aumentando la capacidad de intercambio catiónico, sino también elevar la actividad microbiológica e incrementar la disponibilidad de potasio intercambiable al favorecer la transformación de este nutriente, que está presente en el suelo en forma no asimilable por las plantas.

consulta@seipasa.com

*Capacidad que tiene un suelo para retener y liberar cationes. Los cationes de mayor importancia con relación al crecimiento de las plantas son el calcio (Ca), magnesio (Mg), potasio (K), amonio (NH4+), sodio (Na) e hidrógeno (H). Los primeros cuatro son nutrientes y se encuentran involucrados directamente con el crecimiento de las plantas. El sodio y el hidrógeno tienen un pronunciado efecto en la disponibilidad de los nutrientes y la humedad.

Temperaturas extremas y óptimas hortícolas

Estrés por frío en hortícolas: cómo evitar o minimizar daños

Realizar riego previo, evitar mover la tierra, mantener un abono equilibrado o recurrir a bioestimulantes especializados tanto de forma preventiva como para recuperar el vigor de la planta a posteriori. Éstas son algunas de las prácticas a tener en cuenta para evitar los efectos adversos que el estrés térmico por frío puede causar en los cultivos hortícolas.

Temperaturas extremas y óptimas hortícolas
Temperaturas extremas y óptimas hortícolas (click para ver más grande)

Muchas variables juegan su papel en la posible afección en los hortícolas por drásticos descensos de temperatura puntuales o prolongados. Aunque los daños en la planta por estrés térmico dependen de la capacidad de resistencia de cada tipo de hortícola y variedad, hay otros muchos factores que hay que tener presentes para lograr una máxima protección y capacidad de reacción ante esta adversidad climatológica.

Mantener cubiertas limpias de hierbas, recurrir al riego, evitar el laboreo previo, realizar un abonado equilibrado o fortalecer a la planta con bioestimulantes especializados son algunos de los métodos indirectos más efectivos para resguardar al cultivo de los serios daños que pueden producirse por su sometimiento a heladas o bajas temperaturas. En cuanto a medidas directas, que suelen ser más costosas, se puede contrarrestar el frío con túneles dentro del invernadero, doble pared, plástico térmico, pantallas térmicas o calefacción.

Inversión térmica

Los invernaderos brindan un mayor control de las condiciones térmicas; no obstante, los cultivos protegidos también pueden sufrir los efectos de las bajas temperaturas, especialmente si se produce la denominada ‘inversión térmica’ por la que, en noches muy frías con cielo despejado, la temperatura del interior del invernadero se mantiene más baja que la del exterior.

Pepino en invernadero

Así, ante una alerta por bajas temperaturas, se recomienda cerrar el invernadero antes de la caída del sol para mantener la máxima temperatura posible, y abrirlo a primera hora de la mañana, cuando se suelen registrar las temperaturas mínimas (entre las 5 y las 7:30). De esta forma, se evita que siga bajando la temperatura en el interior.

Pero además, es fundamental mantener un ambiente húmedo dentro del invernadero, ya que el frío seco deshidrataría las plantas y provocaría daños irreparables en los cultivos.

Es por ello que es aconsejable efectuar riegos abundantes la tarde anterior y durante la noche con abono o ácidos húmicos (Biosei) consiguiendo una condensación de agua en el plástico que hace de barrera para el frío. No debe aplicarse nitrógeno porque aumenta la sensibilidad al estrés.

Por otro lado, la aplicación foliar previa de bioestimulantes con formulación específica como Kynetic4  ayudará a soportar las variaciones térmicas, ya que actuará como osmoprotector y será más difícil que se quemen por el frío seco.

Recuperación de planta y raíces

Tras el sometimiento al estrés por frío, para recuperar el normal funcionamiento de la planta y revertir los efectos dañinos sería pertinente aplicar también bioestimulantes especialmente diseñados para tal fin. Kynetic4 es actualmente una de las soluciones que mayor acción ejerce sobre el metabolismo del vegetal, logrando activar los procesos fisiológicos y estimulando la restauración de los tejidos vegetales después de sufrir estrés.

De la misma manera, es recomentable el uso de enraizantes específicos (Seiland) para que las raíces se recuperen cuanto antes y puedan desarrollar de nuevo correctamente sus funciones.

Por otro lado, también se puede recurrir a otros productos regeneradores como Superbrotal, un eficaz cicatrizante de los tejidos vegetales.

Abonado, fertilizantes

El Ministerio modifica la normativa sobre fertilizantes

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) ha modificado la normativa básica en materia de productos fertilizantes, una actualización que fue aprobada por Orden AAA/2564/2015 de 27 de noviembre de 2015 y publicada el 3 de diciembre en el BOE.

Tal como indica el texto normativo, “tras más de un año en vigor, es necesario actualizar los anexos del Real Decreto 506/2013, de 28 de junio, sobre esta materia para incluir nuevos tipos de productos y nuevos residuos para la fabricación de abonos y enmiendas, junto con las modificaciones que todo ello conlleve en cuanto a la identificación y etiquetado, métodos de análisis para estos nuevos productos y sus márgenes de tolerancia”.

Consultar la Orden con las modificaciones sobre productos fertilizantes: http://www.boe.es/boe/dias/2015/12/03/pdfs/BOE-A-2015-13094.pdf

Bioestimulación

Bioestimulantes: Preguntas clave

¿Qué es un bioestimulante? ¿Qué efectos provoca en los cultivos? ¿Cómo se pueden medir? ¿Qué los diferencia de los fertilizantes? ¿Bajo qué norma se encuadran?… Éstas son sólo algunas de las preguntas más frecuentes que planean sobre la bioestimulación y su influencia en los cultivos, cuestiones que el Departamento Técnico de SEIPASA desgranó en su ponencia ‘Las claves de la bioestimulación’ impartida durante el certamen Fruit Attraction 2015

¿Qué es un bioestimulante?

El Grupo de trabajo de fertilizantes de la Comisión Europea en colaboración con una de las asociaciones de empresas más representativas del sector de los bioestimulantes (EBIC)lleva mucho tiempo elaborando una definición de bioestimulante. La última con la que se está trabajando los define así:

Un BIOESTIMULANTE es una sustancia o mezcla de ellas o un microorganismo diseñado para ser aplicado solo o en mezcla sobre plantas de cultivo, semillas o raíces (rizosfera) con el objetivo de estimular procesos biológicos y, por tanto, mejorar la disponibilidad de nutrientes y optimizar su absorción; incrementar la tolerancia a estreses abióticos; o los aspectos de calidad de cosecha”.

 ¿Qué efectos provoca en los cultivos un bioestimulante?

Efecto biestimulante

Los bioestimulantes se utilizan cada vez más en la agricultura convencional y pueden ayudar a resolver las ineficiencias en el campo que persisten hoy en día a pesar de la mejora de las prácticas de producción. Estos productos otorgan mayores rendimientos y calidad, por lo que ayudan a los agricultores a producir más con menos.

Cada bioestimulante puede estar formulado para provocar efectos distintos en un tipo de cultivo u otro. Sus utilidades son diversas según las necesidades de cada momento:

  • Incrementar la tolerancia de los cultivos para superar los estreses abióticos.

  • Facilitar la asimilación de nutrientes, traslocación y uso.

  • Mejorar la eficiencia del metabolismo de las plantas para inducir incrementos de cosecha y mejorar la calidad de la misma.

  • Mejorar atributos de calidad: incremento en azúcares, color, calidad cosecha, tamaño, etc.

  • Mejorar la fertilidad del suelo; especialmente mediante el fomento del desarrollo de microorganismos del suelo.

  • Lograr un uso del agua más eficiente

  • Más en: http://www.biostimulants.eu/

¿Cómo lo medimos?

Cuando intentamos traducir todo esto en efectos visibles y medibles en los cultivos, ¿a qué nos referimos? Hoy en día, gracias a la tecnología se han producido avances que permiten medir desde contenidos de clorofila y fitocromos, hasta proteínas producidas como respuesta a un estímulo inducido y metabolitos diversos generados como parte de la fisiología vegetal. De la misma manera, existen medidas de respuesta genética muy útiles en la investigación de tecnología natural.

¿En qué se diferencia un bioestimulante de un fertilizante?

Los bioestimulantes operan a través de mecanismos diferentes que los fertilizantes, independientemente de la presencia de nutrientes en los productos.

La principal diferencia de un bioestimulante con un N-P-K o fertilizante convencional es una formulación rica y compleja que busca dos aspectos fundamentales:

Conseguir un producto basado en una matriz compleja y donde la importancia radica en el equilibrio de sustancias que se aportan.

Que la parte activa de ese producto sea un catalizador, sustrato o reactivo de una reacción metabólica.

Un bioestimulante busca pues desplazar la reacciones bioquímicas naturales de la planta hacia lo que pretendemos favorecer.

Por tanto, no se utilizan para reemplazar a los fertilizantes, sino que se pueden emplear conjuntamente para lograr un mayor y mejor crecimiento de las plantas, dado que proporcionan protección adicional contra estreses, usan los nutrientes de los fertilizantes de forma más eficiente y mejoran la absorción de los mismos.

Además, con la bioestimulación se minimiza el uso de productos químicos ya que, al reforzar las defensas de la planta, ésta está más sana y fuerte para afrontar plagas y enfermedades. Se ahorra dinero y se evitan residuos.

¿Cómo diferenciar los efectos de un bioestimulante de los de otros productos en el cultivo?

Los efectos del producto y los resultados para el agricultor no deben confundirse. Ejemplos:

EBIC

¿Bajo qué norma podemos encuadrar los bioestimulantes?

Los bioestimulantes no están reconocidos a día de hoy de forma explícita en ninguna normativa europea. No obstante, se está llevando a cabo una importante reforma de la legislación de fertilizantes que pretende incluir a los bioestimulantes.

Actualmente, mientras en unos estados de la Unión Europea se registran sustancias que se consideran en una clasificación, en otros lo hacen en otra. Esto evidencia la necesidad de homogeneizar el marco regulatorio de estos compuestos y en ello se trabaja.

El futuro Reglamento Armonizado de la Unión Europea de Fertilizantes (Reforma 2003/2003) pretende convertirse en la única norma que englobe a todos los fertilizantes y bioestimulantes. De esta forma, se logrará una libre circulación de este tipo de productos en el espacio europeo con la marca CE.

Las exigencias para poder integrar cada producto en este reglamento estarán basadas en estándares de seguridad y calidad armonizados, con una conformidad de la evaluación de riesgos, con requisitos técnicos mínimos esenciales para cada categoría y, posiblemente, distinción de líquidos y sólidos (una propuesta ésta de España). También se establecerán contenidos máximos en contaminantes y una lista negativa de ingredientes.

Por otro lado, los tiempos de transición para los productos que están en el mercado serían de entre 3 y 5 años en función del riesgo.

¿Cómo elegir el mejor bioestimulante que se adapte a las necesidades de mi cultivo?

Hay muchas sustancias que forman parte de la composición de un producto bioestimulante (ácidos húmicos y fúlvicos, aminoácidos, extractos de algas, microorganismos como hongos o bacterias…), las cuales provocan distintos efectos en el cultivo.

El nivel de efectividad depende de muchos factores, como el propio tipo de cultivo, el estado del suelo o las buenas prácticas en el campo. Hay que tener en cuenta que el momento, la dosis y la especificidad de cada cultivo es clave para su impacto en las plantas. No todos estos productos son iguales y es necesario entender qué y cuándo deben aplicarse. Se ha demostrado que el uso de un compuesto altera los balances y efectividad de todos los demás, siendo importante contar con asesoramiento especializado para su correcta aplicación y la obtención de resultados satisfactorios.

Partiendo de esta premisa, si se quiere inducir la resistencia de la planta para afrontar las situaciones de estrés se puede recurrir a un tipo de bioestimulantes, mientras que se emplean otros si se pretende favorecer el desarrollo radicular y crecimiento del cultivo, mejorar las características organolépticas del fruto, o bien reducir el uso de fertilizantes químicos, por poner sólo algunos ejemplos. Bien es cierto que, con las complejas formaciones que la tecnología natural permite hoy en día se obtienen productos bioestimulantes que impulsan varias de estas funciones a la vez.

Bioestimulante Kynetic4

Es el caso, por ejemplo, de Kynetic4®, un completo bioestimulante que incrementa la floración, la fertilidad del polen y los niveles de cuajado. Esto es posible gracias a intermediarios fisiológicos y aminoácidos de origen vegetal que actúan como quelante natural desbloqueando suelos y facilitando la absorción y asimilación de otros compuestos. Una cuidadosa combinación de sustancias naturales logran promover la síntesis de proteínas y fitohormonas, y mejoran la asimilación de nutrientes.

Kynetic4®contiene también compuestos que reducen la tensión superficial y facilitan su uso como sinergista en la aplicación de herbicidas, potenciando su efecto, y de abonos foliares, optimizando su absorción. Además, contrarresta el estrés que el herbicida puede provocar en el cultivo. De hecho, es también importante su uso frente a otro tipo de condiciones de estrés como sequía, heladas, salinidad, cambios térmicos o trasplantes, otorgando a las plantas una mayor capacidad de adaptación.

Bioestimulante Seiland

Otro ejemplo es Seiland®, una referencia que contiene una mezcla de materia orgánica, compuetos bio-activos que facilitan la colonización de la rizosfera por parte de microorganismos beneficioesos creando una barrera biológica que impide la invasión de los agentes patógenos. Se trata de un protector radicular que fortalece el sistema defensivo de las plantas al mismo tiempo que estimula al cultivo para superar situaciones de estrés. Además de estimular la fauna y flora propia del suelo, activa el desarrollo radicular y vegetativo.

SweetseiTM es un producto diseñado para inducir y favorecer el incremento de azúcares, la maduración y el engorde del fruto. Tiene gran influencia en el color, el tamaño y firmeza de los frutos. Asimismo, extiende la vida útil de los mismos.

SeisilTM actúa en forma de cristal líquido generando una película protectora de sílice que se deposita bajo la pared celular de hojas y frutos. De esta manera, evita la penetración de hongos patógenos. Esta acción también protege a los tejidos vegetales al evitar el contacto directo con el agua en caso de ligeras precipitaciones o rocíos. Además, SeisilTMaumenta la resistencia de las células de tejidos vegetales a ser descompuestas por las enzimas de fitoparásitos y activa una serie de genes que estimulan el sistema defensivo de la planta.

Biestimulante Till-up, gramíneas

Till-upTM es una solución bioestimulante que SEIPASA ha diseñado específicamente para satisfacer las demandas de uno de los cultivos de más importancia en nuestra alimentación y economía, las gramíneas. Trigo, arroz, maíz, cebada, avena… La aplicación de Till-upTM en el estadio primitivo de crecimiento del vegetal activa los procesos de germinación, enraizamiento y, especialmente, de ahijado de estos cultivos asegurando así calidad y cantidad en la producción final.

FTES: Departamento Técnico de SEIPASA
          European Bioestimulants Industry Council (EBIC)
          Ideagro