Archivo de la etiqueta: gip

SEIPASA en Fruit Attraction 2016

SEIPASA en Fruit Attraction 2016

Las imágenes de SEIPASA en Fruit Attraction 2016

Éxito de participación y gran acogida de los productos ‘Residuos Cero’ de SEIPASA

Click sobre las imágenes en miniatura para ver la galería de fotos a tamaño superior

SEIPASA en Fruit Attraction 2016   SEIPASA en Fruit Attraction 2016   SEIPASA en Fruit Attraction 2016   SEIPASA en Fruit Attraction 2016   SEIPASA en Fruit Attraction 2016   SEIPASA en Fruit Attraction 2016   SEIPASA en Fruit Attraction 2016   SEIPASA en Fruit Attraction 2016   SEIPASA en Fruit Attraction 2016   CEO de SEIPASA, Pedro Luis Peleato, en Fruit Attraction 2016  SEIPASA en Fruit Attraction 2016   SEIPASA en Fruit Attraction 2016   SEIPASA en Fruit Attraction 2016   SEIPASA en Fruit Attraction 2016   SEIPASA en Fruit Attraction 2016   SEIPASA en Fruit Attraction 2016   SEIPASA en Fruit Attraction 2016   Fruit Attraction 2016: Charla 'Nuevos insecticidas naturales'   Fruit Attraction 2016: Charla 'Nuevos insecticidas naturales'   Fruit Attraction 2016: Charla 'Nuevos insecticidas naturales'   Fruit Attraction 2016: Charla Proyecto Life+ Cero Residuos   Fruit Attraction 2016: Charla Proyecto Life+ Cero Residuos   SEIPASA en Fruit Attraction 2016: Estudiantes de la UPM   SEIPASA en Fruit Attraction 2016: Estudiantes de la UPM   SEIPASA en Fruit Attraction 2016: Estudiantes de la UPM   SEIPASA en Fruit Attraction 2016: Estudiantes de la UPM   SEIPASA en Fruit Attraction 2016   SEIPASA en Fruit Attraction 2016  SEIPASA en Fruit Attraction 2016   SEIPASA en Fruit Attraction 2016   SEIPASA en Fruit Attraction 2016  SEIPASA en Fruit Attraction 2016   El equipo de SEIPASA en Fruit Attraction 2016

 

El paso de SEIPASA por Fruit Attraction 2016 ha concluido superando las expectativas. Con gran afluencia durante toda la feria, que ha tenido lugar del 5 al 7 de octubre en el recinto ferial de IFEMA, SEIPASA se despide satisfecha por la gran acogida de sus productos y nuevos desarrollos.

Los nuevos insecticidas naturales de SEIPASA Nakar y Pirecris han despertado gran interés entre los profesionales del sector, dada su alta capacidad para controlar plagas -demostrada con diversos ensayos independientes- con el valor añadido, respecto a los productos convencionales, de la obtención de cosechas ‘Residuos Cero.

Así se evidenció con el éxito de convocatoria en la charla técnica dedicada a explicar las propiedades, eficacias de campo e integración en estrategias GIP de las nuevas soluciones insecticidas Nakar y Pirecris, a cargo del director técnico de SEIPASA, Javier Nácher.

Durante el certamen fueron muchos los asistentes interesados por los últimos desarrollos de SEIPASA, que se ha convertido en empresa de referencia en tratamientos naturales para la agricultura.

Pero también el futuro del sector agrícola estuvo presente en el stand de SEIPASA representado por un grupo de estudiantes de la Universidad Politécnica de Madrid. El director del departamento de I+D+i de la empresa, Francisco Espinosa, respondió a sus inquietudes y les mostró el gran potencial que pueden alcanzar los tratamientos para la agricultura naturales, la mayoría de origen botánico, tras un exhaustivo trabajo de investigación y desarrollo para lograr la formulación ideal.

El primer día de la gran cita del sector el stand de SEIPASA fue también escenario de una reunión de todos los socios que integran el consorcio encargado de llevar a cabo el ambicioso proyecto europeo Life+ Cero Residuos (LIFE12 ENV/ES/000902: LIFE Zero Residues: towards a sustainable production and supply chain for stone fruit) del que SEIPASA forma parte.

Para más información sobre nuestros biopesticidas, bioestimulantes y fertilizantes puede contactar mediante el e-mail consulta@seipasa.com o acceder a las fichas de los productos:

Productos SEIPASA

Daños psila africana en cítricos

España, el país de la UE donde se tarda más en registrar un fitosanitario

  • Hemos llegado a tener plazos de 5 y 6 años para registrar un producto”, lamenta el Director General de AEPLA, quien subraya que “cada año llega una nueva plaga

  • El sector exige crear una Agencia única de Evaluación de Fitosanitarios que recorte la burocracia

  • La agricultura española pierde competitividad al acceder con retraso a las últimas tecnologías para la protección de cultivos

  • Se requieren casi diez años para conseguir un formulado -proceso de investigación y desarrollo- y llevarlo al mercado

Cada vez llegan más plagas a los campos españoles y cada vez se cuenta con menos principios activos para la creación de fitosanitarios. Este hecho no supondría un gran problema para los agricultores de no ser por las trabas burocráticas existentes en España para la aprobación de nuevos y competentes tratamientos.

Y es que el acceso a estas innovadoras medicinas para las plantas, fruto de las últimas tecnologías centradas en el respeto medioambiental y de la salud, se ve restringido por el largo proceso desde la creación del formulado hasta la aprobación de su registro.

Así lo explica el Director General de la Asociación Empresarial para la Protección de las Plantas (AEPLA), Carlos Palomar, en una entrevista en el programa Agro5 de Radio 5-RNE, en la que señala que se requieren casi diez años para conseguir un formulado -proceso de investigación y desarrollo- y llevarlo al mercado.

Están cambiando, pero hemos llegado a tener plazos de 5 y 6 años para registrar un producto. Esto quiere decir que el mismo producto, presentada su solicitud en Italia o en Grecia, tardaba un año y en España tardaba cinco años. Son cuatro años que suponen una desventaja competitiva para los agricultores españoles porque estamos hablando de nuevos tratamientos, de un sector que se basa en la investigación, y los nuevos productos son los que consiguen la fórmula mágica de controlar un insecto, una plaga, una enfermedad, sin afectar a los insectos que están cerca, ni a la persona que lo aplica…”, señala Palomar. “Dejar todo eso cuatro años en un cajón esperando a que alguien lo revise desincentiva la inversión y la innovación aquí”, añade.

Ente único para evaluar la seguridad de los productos

Es por ello que, tanto agricultores, distribuidores como fabricantes de fitosanitarios (UPA, AEPLA, IBMA, FEPEX, ASAJA y COOPERATIVAS-AGROALIMENTARIAS) se han unido para exigir la creación de una Agencia de Evaluación Única de Productos Fitosanitarios que recorte la burocracia que ralentiza todo el procedimiento.

Es algo que ya funciona en otros países. Se trata de tener una agencia única cuya misión sea evaluar la seguridad de estos productos y de su uso. Los principios activos se aprueban en Europa y luego el producto -cómo esté formulado- se aprueba en cada país. Pero comprobar que respeta la seguridad del consumidor, del trabajador y el medio ambiente significa complejidad, burocracia, mucho tiempo y nos encontramos con que España se ha convertido en el país en que se tarda más en registrar una medicina contra las plantas”, explica Palomar.

Por tanto, contar con un ente que simplifique todo esto “no sólo beneficia a la industria, sino también a los agricultores; porque tener una caja de herramientas para enfrentarse a las plagas presentes y las que nos vienen –cada año llega una nueva– les permite ser competitivos y mantener el sector agrícola como uno de los puntales económicos y de la exportación en España”.

De 1.000 principios activos a 300

En un contexto en el que a los cultivos se les exige ser cada vez más productivos, el perfil de los productos fitosanitarios está cambiando para ser más específicos, más precisos y menos persistentes  respetando el medio ambiente e integrándose en los ecosistemas agrícolas. “Si en 1993 contábamos con unos mil principios activos para la creación de tratamientos fitosanitarios, ahora existen alrededor de 300. O sea, que se han eliminado muchos y los que nos quedan son los que hay que proteger y hay que desarrollar suficientemente”.

Tras recordar que la Gestión Integrada de Plagas (GIP) es obligatoria en Europa desde enero de 2014, Palomar califica a España como pionera en esta nueva política, pues “sectores como los hortícolas, los frutícolas o los citrícolas ya llevan años de experiencia, y esa experiencia es la que se ha extrapolado a otros cultivos”.

SEIPASA, por delante en innovación

En este sentido, SEIPASA siempre ha ido por delante de la legislación y desde sus inicios se ha volcado en la investigación y desarrollo de tratamientos naturales que combinen eficacia y rentabilidad con el respeto medioambiental y la salud alimentaria, aspectos éstos cada vez más regulados por las normativas europeas, pero también requeridos, y con mayor exhaustividad, por las propias cadenas de distribución. De ahí que cuente con antelación con productos totalmente adaptados a los requerimientos legales que van surgiendo en el sector.

Es por ello que SEIPASA se sitúa a la bandera de la innovación, habiendo logrado eficientes tratamientos para la agricultura con únicos y estudiados formulados, libres de residuos y compatibles con la Gestión Integrada de Plagas. Así lo avala la concesión del sello Pyme Innovadora por parte del Ministerio de Economía y Competitividad (MINECO), convirtiéndose en una de las primeras firmas del sector que lo ha logrado.

Escuchar la entrevista completa en Agro5 de RNE (del minuto 14 al 20): http://mvod.lvlt.rtve.es/resources/TE_SAGRO55/mp3/9/1/1453720064319.mp3

Guías GIP

Guías de Gestión Integrada de Plagas (GIP)

 

  • Qué ofrecen y cómo utilizar las guías GIP
  • Todas las guías GIP publicadas por el MAGRAMA

La Gestión Integrada de Plagas (GIP) es uno de los requisitos para todas las explotaciones agrícolas que desarrollen su actividad en España, según el Real Decreto 1311/2012, de14 de septiembre, que establece el marco de actuación para conseguir un uso sostenible de los productos fitosanitarios.

.

La GIP combina medidas culturales, tratamientos químicos y soluciones alternativas con el objetivo de mantener a las plagas por debajo de los umbrales establecidos para garantizar la rentabilidad económica, respetando el medio ambiente y la salud del agricultor y el consumidor.

Uno de los principales principios es anteponer, siempre que sea posible, los métodos biológicos, físicos y culturales a los químicos. En todo caso, se emplearán de forma integrada con los productos fitosanitarios cuando no permitan un control satisfactorio de las plagas.

En caso de resultar necesaria una intervención con productos químicos, las materias activas a utilizar se seleccionarán siguiendo el criterio de elegir aquellas que proporcionen un control efectivo y sean lo más compatibles posible con organismos no objeto de control, evitando perjudicar a controladores naturales de plagas y a insectos beneficiosos como las abejas

Es por ello que los tratamientos naturales, exentos de residuos químicos (‘residuos cero‘), son una herramienta idónea a integrar en la GIP dada su gran eficacia y total respeto a la actuación de la fauna auxiliar.

GIP Platanera
GIP Remolacha
GIP Champiñón y setas
GIP Girasol

GIP Brassicas

GIP Algodón

GIP Frutales de hueso

GIP Almendro

GIP Avellano

GIP Tabaco

GIP Maíz

GIP Patata

GIP Cereales

GIP Frutales de pepita

GIP Olivar

GIP Cítricos

GIP Uva de mesa

GIP Uva de transformación

 ¿Qué son las guías GIP?

Para realizar la Gestión Integrada de Plagas los agricultores deben estar perfectamente formados e informados. Una de las herramientas para lograrlo son las GIP publicadas por el MAGRAMA.

Son documentos técnicos que recogen las distintas estrategias a emplear ante problemas fitosanitarios que puedan aparecer en el cultivo.

Cuando en la supervisión habitual de su explotación un agricultor descubre que está afectada por una plaga o enfermedad debe consultar la guía de gestión integrada para su cultivo.

Cada una de estas guías recoge un listado de plagas que afectan al cultivo al que se refiere, con fichas que facilitan la identificación de la plaga mediante fotografías, además de información de carácter técnico.

Además, presentan los principios generales para la correcta implementación de la Gestión Integrada de Plagas, Enfermedades y Malas Hierbas en ese cultivo concreto, y medidas específicas para zonas sensibles y espacios naturales.

Pasos a seguir cuando se detecta una plaga
  1. Tras detectar una plaga hay que hacer un monitoreo para consultar la extensión del problema y consultar a un asesor cuando corresponda para decidir cómo actuar. Entonces, se tomará la decisión sobre cómo afrontar el manejo fitosanitario de la plaga.

    • Una opción, siempre que se disponga de esas alternativas, podría ser el control biológico o tecnológico mediante el uso de depredadores naturales de la plaga o trampas con feromonas.

    • Otra opción será el uso de productos fitosanitarios. El agricultor se asesorará del producto más adecuado para su explotación por su localización y el tipo y extensión de la plaga. Los tratamientos de origen natural pueden interactuar con la fauna auxiliar, por lo que suponen un aliado para el control biológico.

    • La decisión de hacer uso de los insectos auxiliares y/o de aplicar un fitosanitario se reflejará en el cuaderno de explotación o en la documentación de asesoramiento de la explotación.

  2. El producto fitosanitario debe adquirirse en un punto de venta autorizado y con los carnets de profesional en regla.

  3. Una vez adquirido, se deberá almacenar de forma segura en entornos bien ventilados y cumpliendo las medias de seguridad en su manejo.

  4. A la hora de utilizarlo, el aplicador deberá respetar las indicaciones del agricultor con respecto a las zonas de protección definidas en las GIP.

    • El proceso de aplicación comienza con la revisión y calibrado de la maquinaria para proceder a su aplicación respetando las indicaciones de la etiqueta del fitosanitario y la distancia con los puntos de agua.

    • Se utilizarán equipos de prevención individual para la prevención de riesgos laborales.

  5. Terminada la aplicación, queda la entrega y reciclado correcto de envases utilizados vacíos y enjuagados para una gestión adecuada de residuos.

Ftes: MAGRAMA

 

Tomate Almería

Cómo proteger al cultivo de los golpes de calor

Los efectos de las altas temperaturas sobre las plantas y las claves para prevenir y superar el estrés térmico

Los periodos de calor extremo conocidos como ‘ola de calor’ pueden causar distintos efectos adversos en los cultivos y, si no se toman las precauciones adecuadas, incluso dañar a la planta y al fruto, o bien disminuir su calidad. Además de posibles fisiopatías en el vegetal, las altas temperaturas producen un aumento de plagas en determinados cultivos. ¿Cómo afrontar con éxito todas estas complicaciones?

Las plantas tienen una gran capacidad de adaptación a cambios externos, pero siempre hay unos límites que puede que no soporten o que mermen su capacidad de producción y calidad de la cosecha. Por encima de los 40-50 grados, la actividad del vegetal decrece e incluso se empiezan a destruir tejidos enzimáticos.

Y es que las variaciones drásticas de temperatura pueden afectar a la morfología, la anatomía, la bioquímica y la fenología del vegetal.

POSIBLES CONSECUENCIAS:

Estrés hídrico

El daño causado por elevadas temperaturas está comúnmente asociado con el estrés hídrico. El sistema radicular no es capaz de suministrar a las hojas el agua necesaria para la transpiración, las hojas cierran sus estomas intentando conservar agua, detienen la evaporación y reducen el beneficioso efecto de enfriamiento, así como el crecimiento del vegetal. Es por ello que en la medida en quelas plantas puedan transpirar libremente también podrán hacer frente a las altas temperaturas.

Problemas en la fotosíntesis

A medida que aumenta la temperatura aumenta la actividad fotosintética de la planta, hasta llegar a un máximo (en torno a los 30 grados, según cultivo) a partir del cual decrece también por destrucción de los sistemas enzimáticos del vegetal. Traspasada esa temperatura, la planta gasta más energía de la que ingresa para hacer sus funciones fisiológicas.

Marchitamiento

La transpiración acentuada por altas temperaturas puede producir un marchitamiento temporal que puede llevar a la muerte de la planta. Al tener que consumir sus propias sustancias de reserva se puede llegar a la muerte por inanición.

Las altas temperaturas producen, en esta línea, alteraciones en las funciones fisiológicas. Por ejemplo, se eliminan con mayor dificultad los productos finales metabólicos, pudiendo provocar el autoenvejecimiento de las células. Por tanto, se puede dar el atabacado y necrosis de hojas y brotes y, como consecuencia, el árbol se defolia.

Coloración del tomateColor y calidad de los frutos

Los frutos de los árboles, sobre todo a partir de que toman su color característico, son muy sensibles a temperaturas elevadas. Por encima de los 35-40 grados es frecuente el ablandamiento y oscurecimiento de su interior. En otros casos provoca lesiones en la epidermis en forma de manchas o llagas, que se suberifican, afeando y depreciando la fruta.

Cuando el golpe de calor coincide con la maduración se puede producir una caída masiva de fruta por formación precoz de la capa de abscisión en los pedúnculos.

En tomates, por ejemplo, el calor afecta tanto a la duración como al color del fruto, pues en la formación de pigmentos influye mucho la temperatura. Es recomendable que esté por debajo de 28 grados para que no se produzca decoloración.

En el caso de las viñas, una subida brusca de las temperaturas se manifiesta en forma de quemaduras en las hojas y partes tiernas de los brotes, y en el enrojecimiento del fruto.

Quemaduras

La alta intensidad de la luz y el calor pueden incidir en la destrucción de la clorofila en las hojas. Las hojas de la parte soleada de la planta o aquellas que reciben una alta temperatura pueden exhibir muerte del tejido en sus márgenes o en áreas grandes entre las venas. Asimismo, pueden quemar y matar el cambium (capa de células que crece justo debajo de la corteza) de los árboles de corteza delgada y los trasplantados o podados recientemente. Estas condiciones predisponen al área dañada al ataque de hongos.

Golpe de calor en pimiento y carencia de calcio

Golpe de calor en pimiento y carencia de calcio

Más vulnerables a la necrosis apical

La necrosis apical está asociada a la falta de calcio. Ante una situación de altas temperaturas y una elevada transpiración, el calcio, que se mueve en la planta con el flujo de agua, se desplaza hacia las zonas de mayor transpiración, las hojas, y no hacia los frutos, de forma que se produce una deficiencia de este elemento en estos últimos.

Alerta con las plagas

Otra cuestión que hay que tener en cuenta es que cuando hay condiciones desfavorables de estrés la capacidad de respuesta de la planta si aparece alguna plaga siempre es menor.

Hay ciertas plagas que aparecen en condiciones de sequía y calor. Así, las altas temperaturas pueden producir un aumento de plagas como la araña roja, además de un descenso drástico de la población de los agentes auxiliares que controlan sobre todo a los ácaros.

ACTUACIONES CORRECTORAS Y PREVENTIVAS:

  • La prevención más básica consiste en aumentar la frecuencia de los riegos o recurrir a técnicas como la nebulización o el sombreado en los invernaderos. La RAIF recomienda aumentar la frecuencia de riegos con pequeñas dotaciones de agua en las horas de máximo calor, o bien un riego más copioso en las calles del cultivo para amortiguar el efecto térmico.

  • La nutrición y la bioestimulación también son esenciales para superar con éxito las situaciones de calor extremo.

    Los productos que ejercen como agente osmótico del citoplasma celular del vegetal suponen una gran ayuda para abrir los estomas y regular el balance hídrico de la planta.

    En esta dirección actúa el bioestimulante Kynetic4® que, además, interviene en la formación de clorofila y provoca un aumento adicional de la fotosíntesis. Esta referencia de Seipasa también influye en los mecanismos de fortalecimiento de las paredes celulares del vegetal ayudando a reconstruir los tejidos.

    La formulación de Kynetic4® incluye, entre otros elementos, osmoprotectores como la prolina, aminoácido que tiene un papel fundamental en el equilibrio hídrico, mantiene la fotosíntesis en condiciones adversas y favorece la apertura estomática. También aporta glicina, un osmoprotector que equilibra el intercambio de agua entre la planta y el medio. Éste es el principal aminoácido con acción quelante y el mayor pilar estructural de la clorofila y los citocromos, participa en los sistemas de resistencia de la planta junto con la lisina e interviene además en la síntesis de las porfirinas, en la formación del tejido foliar, en la polinización y la fecundación.

  • Para atajar el problema de la necrosis apical, que se puede acentuar con las altas temperaturas y que se da principalmente en tomate y pimiento, se puede recurrir al suministro de calcio mediante fertilizantes y enmiendas agrícolas en las que indican su medida de calcio en CaO como son Guadal® Ca, Calimax®, Miñosal® o Seipafol® Calcio.

    Araña roja en cítricos

    Araña roja en cítricos

  • Contra las posibles plagas, además del riego, que logra un aumento de humedad ambiental haciendo descender la temperatura y favoreciendo la actividad de los insectos auxiliares, se puede recurrir a referencias como Piretrina Seipasa®, un insecticida natural a base de piretrinas de gran efectividad, que se combina perfectamente con la lucha integrada ya que respeta la acción de los agentes auxiliares. Su aplicación produce alteraciones inmediatas en la transmisión del impulso nervioso del insecto y es especialmente eficaz en hortícolas y ornamentales herbáceas y leñosas.

    Otro insecticida natural que presenta un excelente control por contacto de los insectos de caparazón blando, especialmente mosca blanca, en todos sus estados de desarrollo es Nakar®. Este bioinsecticida logra erradicar la plaga objetivo penetrando en las membranas celulares del insecto y provocando su deshidratación y muerte.

    Su origen botánico lo convierte en un instrumento idóneo para Producción Integrada, así como Ecológica. Respeta la seguridad de los trabajadores y puede ser aplicado incluso el día antes de la recolección, pues no precisa plazos de seguridad. De la misma manera, su uso en estrategias de manejo de resistencias presenta resultados óptimos.

  • Abonar con anterioridad de forma suficiente y con un fertilizante de calidad y emplear bioestimulantes que fortalezcan el cultivo favorecerá la resistencia natural de las plantas a plagas y enfermedades.

    Además de su eficacia correctora, Kynetic4® ejerce grandes efectos con carácter preventivo, ya que aumenta la eficiencia del metabolismo vegetal, mejora la fertilidad del suelo y el desarrollo de microorganismos beneficiosos y facilita la asimilación de nutrientes, su traslocación y su uso por parte de la planta.

    Algunas soluciones idóneas para la nutrición del cultivo son las incluidas en las líneas TERRASEI® (Fertilizantes organominerales líquidos), MULTISEI® (Fertilizantes orgánicos líquidos) y SEIVITAL® (Fertilizantes orgánicos sólidos), de Seipasa. Para acciones más específicas se puede recurrir a correctores foliares líquidos como SEIPAFOL®.