Archivo de la etiqueta: cultivos

calcio en los cultivos

El calcio en los cultivos: por qué es importante una correcta asimilación

calcio en los cultivos

El calcio en los cultivos desempeña un papel fundamental en su desarrollo. Su presencia garantiza frutos más firmes. El calcio agrícola es necesario en el fortalecimiento estructural de las paredes y en la elasticidad del tejido vegetal. Es fundamental para tener plantas resistentes y sanas.

El déficit de calcio en los cultivos afecta a la calidad del fruto y a su rendimiento, por lo que una incorrecta asimilación puede provocar mermas en el valor de la producción en el mercado. Afortunadamente, existen tratamientos para mejorar la asimilación del calcio en los cultivos. Su aplicación se hace especialmente necesaria ante factores climatológicos como los que pueden acontecer al inicio de la primavera, cuando la amplitud térmica entre el día y la noche puede someter a las plantas a situaciones de estrés.

El calcio en los cultivos se transporta en el interior por vía xilema, pero el calcio es un elemento con poca movilidad dentro de la planta. La traslocación presenta dificultades, ya que solo un pequeño porcentaje es traslocado a los frutos desde las hojas adyacentes.

Existen multitud de factores climatológicos que condicionan la asimilación de calcio en los cultivos. Las altas temperaturas durante días soleados, los vientos húmedos y secos, además de la baja humedad relativa, se convierten en factores que potencian niveles altos de transpiración. Cuando esta corriente transpiratoria es demasiado elevada hacia los órganos foliares, el aporte del calcio hacia el fruto se restringe. Es decir, el calcio llega con mayor dificultad a aquellos órganos con baja tasa de transpiración.

Tal como vimos en una entrada anterior, la deficiencia de calcio en los cultivos se observa en alteraciones como la pudrición apical (BER – blossom end rot) en tomate y pimiento. En fresa o lechuga, los síntomas se perciben en los extremos de las hojas en expansión (tip burn).

Garantizar el aporte de calcio en los cultivos

La evaluación del estado del calcio en los cultivos es un buen indicador en el diagnóstico de trastornos como el BER (la conocida ‘peseta’ en tomate). Para la prevención de este tipo de carencias, Seipasa ha desarrollado la línea Calcisei. Sus productos, formulados a base de calcio, representan un pilar para el desarrollo del cultivo. Además de contribuir a la prevención de carencias como el mencionado BER, tip burn, bitter pit o rajado de frutos en tomate y manzano, la línea Calcisei está preparada el fortalecimiento estructural de las paredes y membranas celulares, además de la gestión de suelos con alto contenido en sales.

Dentro de esta línea, Calimax es un tratamiento indicado para prevenir las carencias del calcio en los cultivos y combatir fisiopatías. Calimax mejora la estructura del suelo, favorece el óptimo desarrollo radicular y regula los desequilibrios por falta de calcio.

La solución Guadal Ca está preparada para evitar la descomposición interna y el rajado en frutales, así como para combatir la pudrición apical o tip burn en hortícolas. La carencia de calcio acostumbra a concentrarse en las hojas jóvenes y los frutos, ya que estos son los órganos con mayores dificultades de transpiración. Guadal Ca está especialmente recomendado para aplicaciones foliares en la segunda mitad del ciclo del cultivo dada la rápida absorción y total seguridad.

Además del aporte de calcio, el contenido en materia orgánica de los productos de la línea Calcisei aporta beneficios significativos al cultivo que se observan, especialmente, en la calidad de la post-cosecha.

Correctores de suelos

Los agricultores conocen de la importancia de contar con calcio en la solución del suelo. Se puede observar carencia de calcio en las plantas en el caso de suelos donde se haya producido un exceso de abono nitrogenado, en sustratos con pH alcalino, con episodios de estrés hídricos o con exceso de sales, entre otros factores. Dentro de la línea Calcisei de Seipasa, Miñosal es un corrector de suelos salinos y salino-sódicos. Puede emplearse tanto en terrenos que presentan problemas de salinidad como en zonas en las que calidad el agua de riego lo haga necesario. 

Ver Productos

Fresa Maresme

Altas temperaturas en otoño: Cara y cruz para la agricultura

  • Avanza la maduración y recolección de algunas frutas y hortalizas y, junto a la humedad, aparecen más plagas y enfermedades

Las temperaturas anormalmente altas que se han registrado este otoño en España, especialmente en el sur, han tenido muchas consecuencias para el campo. Por un lado, han favorecido el avance en la maduración de algunas frutas y hortalizas y, por tanto, en la recolección de las mismas. Pero, por otra parte, junto con la humedad del suelo, han provocado la aparición de más plagas y enfermedades en los cultivos.

Hortícolas: Arranque de cultivos y sobreproducción en Almería

La elevada temperatura ha favorecido la aparición de plagas en muchos hortícolas, sobre todo en algunas variedades de cabalacín y pepino, según datos de las organizaciones agrícolas COAG y ASAJA. Mosca blanca, trips y virosis son los problemas que más acechan a los hortícolas almerienses. De hecho, muchos productores han tenido que arrancar total o parcialmente sus cultivos ante la presencia de virus.

PimientoSiguiendo los principios de la gestión integrada de plagas se aconseja, en primer lugar, recurrir al control biológico mediante el uso de depredadores naturales (insectos auxiliares) que atajen la presencia de los insectos transmisores de enfermedades, y utilizar trampas con feromonas.

Asimismo, en compatibilidad con lo anterior es aconsejable el empleo de tratamientos naturales, exentos de residuos químicos, ya que pueden interactuar con la fauna auxiliar sin dañar su acción, por lo que suponen un gran aliado en la lucha biológica. Existen diversos biopesticidas adaptados a este tipo de cultivos que ejercen igual o mayor eficacia que los tratamientos sintéticos como pueden ser Piretrina Seipasa, Nakar o Septum.

Por otro lado, la aceleración del desarrollo y maduración de los frutos por las buenas temperaturas otoñales no han repercutivo para bien, paradójicamente, en los hortícolas, ya que se ha dado una sobreproducción que, unida a la aún escasa demanda exterior (precisamente porque las suaves temperaturas han permitido a los países europeos suministrarse ellos mismos con sus plantaciones) ha conllevado una crisis de precios, especialmente en las cosechas de tomate, calabacín, pimiento y berenjena.

Fresas: Adelanto en las tempranas, freno en las tardías

FresasA principios de noviembre culminó el periodo de plantación de fresas. Para estas últimas plantaciones los efectos de las temperaturas cálidas se traducen en un aumento de la transpiración de las hojas “en detrimento de la formación de nuevas raíces y raicillas”, tal y como informa la RAIF. Para favorecer pues el desarrollo del rizoma de la planta el agricultor debe recurrir al riego, así como puede servirse de bioestimulantes especializados en esta función concreta (ej. Seiland).

En cuanto a las plantaciones tempranas, la floración se ha adelantado y, por tanto, también se avanza la obtención de los primeros frutos. De hecho, la recolección de la variedad Fortuna ha iniciado a mediados de noviembre en algunas fincas, lo cual no sólo responde al hecho de la climatología otoñal, sino a que algunos productores habían adelantado la labor de plantación.

La alternancia de las lluvias y las temperaturas cálidas favorecen el desarrollo de podredumbres de raíz y cuello y, en las plantaciones tempranas, hay más riesgo de Oídio. Algunos productos que pueden ayudar a proteger a las plantas frente a este tipo de problemas son Septum, Amicos Sec o el bioestimulante preventivo Seisil.

Olivar: Maduración del olivo y presencia de mosca

OlivarEn olivar también se ha notado, en general, una aceleración de la maduración del fruto. De hecho, la recolección empezó a finales de octubre, cuando lo habitual es en noviembre. Sin embargo, se vieron favorecidos los hongos como el Repilo, el Emplomado o la Antracnosis, así como la actividad de la Mosca del olivo, tal como precisa la RAIF. En variedades tardías se ha incrementado el porcentaje de frutos picados por este díptero. Para combatir la mosca del olivo puede realizarse un trampeo masivo de adultos, colocando trampas con cebo, así como es recomendable recurrir al insecticida natural Piretrina Seipasa.

Cítricos: Color y maduración

Si la temperatura entre día/noche es cálida y continuada, los frutos de los cítricos tienen colores pálidos y no suelen llegar a perder todo el color verde. Este hecho se ha registrado en algunas zonas de Andalucía, donde las altas temperaturas registradas este otoño han dificultado la coloración externa, aunque no han afectado tanto a la maduración interna del fruto. Además, se ha ralentizado el ritmo de recolección, ya que el porcentaje de fruta de bajo calibre seguía siendo alto a mediados de noviembre.

Y es que el proceso de desarrollo de la fruta respecto a la producción de azúcares, disminución de acidez y coloración alcanzan su mayor eficiencia cuando las variaciones de temperatura diurna y nocturna son amplias.

Por otro lado, se ha estado alerta en la actividad de algunas plagas y hongos ante la posibilidad de verse aceleradas por el calor, tal es el caso de los ácaros, los pulgones, el piojo rojo de California, la Mosca de la fruta o el Aguado. 

Plantas sanas, la mayor protección: bioestimulantes

Las condiciones ambientales que favorecen a un tipo de cultivo pueden, de la misma manera, ser perjudiciales para otro. Ante distintas situaciones determinadas por el tiempo que pueden conllevar un anormal desarrollo de ciertos cultivos y, por tanto, una merma en la producción y calidad del fruto, cabe ser prevenido.

Los bioestimulantes son la mejor medicina natural para preparar a los vegetales ante circunstancias de estrés o para ayudar a los mismos a superarlas una vez pasadas, ya sean de carácter biótico, debido al ataque de plagas, o abiótico. La capacidad de reacción de las plantas dependerá del nivel de salud o fortaleza que tengan y, a este respecto, cumplen un papel fundamental bioestimulantes como Kynetic4.

Ahora toca prepararse para las bajadas bruscas de temperaturas…

Ftes: RAIF, COAG, Asaja

 

Plaga de pulgón en cítricos

Sanidad prevé prohibir la cuarta parte de las materias activas “sin excepciones”

Aunque el reglamento europeo que se negocia actualmente establece la supresión de cerca de 80 materias activas utilizadas para fabricar productos fitosanitarios, contempla también la posibilidad de autorizar para casos especiales el uso de alguna de esas sustancias si se acredita que su nivel de exposición es “insignificante”. No obstante, “el Ministerio de Sanidad español, con el criterio que ha puesto sobre la mesa en relación a este punto, cierra incluso la opción de acogerse a esa alternativa”, tal y como señala la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA).

Según precisa la organización agraria, Sanidad defiende que ese nivel de exposición insignificante que contempla la Unión Europea para autorizar una sustancia activa tiene que ser de grado cero, “lo cual eliminaría toda posibilidad de que alguna de esas materias pudiera ser usada por los agricultores en el futuro”.

AVA-ASAJA ha calificado esta posición de “incongruente” y ha solicitado al Ministerio de Agricultura “que tome partido en defensa de los intereses del sector agrario en un tema tan sensible e importante para el campo, ya que, hasta el momento, todavía no se ha pronunciado al respecto con claridad y rotundidad”.

El reglamento de ejecución 2015/408 de la Comisión Europea sobre el uso de productos fitosanitarios establece la supresión, por la aplicación de los criterios de corte, de 77 materias activas, “lo cual supone una nueva limitación de las herramientas con las que cuentan los agricultores para defenderse de las plagas que asolan los cultivos”, según denuncia el colectivo agrario.

Las políticas restrictivas que se aplican en materia de fitosanitarios han supuesto, en el plazo de unos pocos años, la eliminación del 72% de las materias activas existentes en el mercado y ahora, a través del nuevo reglamento, la UE suprimirá la cuarta parte de las todavía disponibles.

Esta situación está dejando al sector agrícola muy pocas opciones para combatir las plagas y enfermedades que atacan a sus cultivos.

Alternativas a los químicos

Los fitosanitarios naturales, junto con el control biológico y otros medios de defensa como trampas o dispositivos de monitoreo, suponen una alternativa al uso de químicos. De hecho, la aplicación de la Gestión Integrada de Plagas en los distintos cultivos -una política que se está estableciendo progresivamente de forma obligatoria- se traduce en una reducción del uso de productos sintéticos a la más mínima expresión, prevaleciendo la acción de la fauna auxiliar y métodos biotecnológicos, así como los productos de origen botánico o biológico como las soluciones de SEIPASA, firma de referencia en tratamientos naturales, libres de residuos.

Éstos últimos se han demostrado igual de eficaces que los químicos en muchas de sus aplicaciones e, incluso, más efectivos en ciertas plagas y enfermedades. Y es que el poder de este tipo de referencias se deriva, además de su innovadora formulación, del respeto a la acción de los enemigos naturales de los insectos.

Algunos de los fitosanitarios naturales que suponen una opción eficaz para mantener a los cultivos sanos y libres de plagas son Piretrina Seipasa®, Septum®, Nakar® o BT 32 Seipasa®.

crisantemos piretrina seipasa

Cómo diferenciar la ‘piretrina’ de calidad

Actualmente existen muchos productos insecticidas en el mercado elaborados a base de piretrinas, pero puede haber una gran diferencia entre unos y otros. ¿Cómo distinguir un bioinsecticida de calidad?

La fabricación de este tipo de insecticidas se ha consolidado en el mercado español. El incremento de la demanda no sólo llega por su efectividad, sino también y cada vez más por su supuesto origen natural (crisantemo), desbancando a los pesticidas químicos en busca de frutas y verduras libres de residuos, y de un mayor respeto al medio ambiente.

Pero hay que tener en cuenta muchas características para que el bioinsecticida creado a partir del principio activo de piretrina sea totalmente natural, así como efectivo.

Ciertamente, la calidad del extracto de pelitre (que contiene las seis moléculas de piretrina) tiene un papel importante; no obstante, hay otros aspectos relevantes que influyen en ello. Realmente, un pequeño porcentaje del formulado está compuesto por el principio activo. El resto son otras sustancias que tienen una gran influencia en el resultado del producto final, tales como solventes, sinergistas, antioxidantes, tensioactivos…

Usar coformulantes verdes

De ahí deriva verdaderamente la calidad de un bioinsecticida en comparación con otro, de los coformulantes. Por ejemplo, mientras en unos casos se utilizan solventes de origen botánico, totalmente naturales, en otros se incorporan disolventes químicos que facilitan el proceso de fabricación pero no son válidos para agricultura ecológica.

piretrina-garrafa-seipasa

                Piretrina Seipasa

Otro ejemplo sería el uso sinergistas sintéticos, como es el Butóxido de Piperonilo (PBO), muy utilizado en plaguicidas y especialmente para las piretrinas. El empleo de este tipo de compuestos inhabilita el uso de la piretrina en agricultura ecológica. SEIPASA ha patentado un formulado totalmente verde que incluye el uso de sinergistas de origen natural que, además de conferirle un gran poder insecticida a su formulado, permiten su utilización en producciones certificadas en ecológico. Estos sinergistas, al contrario que el PBO, no tienen un efecto directo sobre el insecto, sino que aumentan la vida útil de las piretrinas, inhibiendo su rápida degradación y, por tanto, aumentando la eficacia del producto.

Por otro lado, lograr una correcta emulsión y mantener las propiedades en condiciones adversas es fundamental para un formulado de calidad y no todos los que están en el mercado cumplen estas características.

Lograr una correcta emulsión

Un producto elaborado con ingredientes totalmente naturales tiene mayor complejidad a la hora de lograr una correcta emulsión por las propias características variables de las sustancias botánicas. Hay que encontrar los coformulantes ideales, con las propiedades idóneas para una adecuada mezcla, y para ello se deben efectuar numerosas pruebas de laboratorio hasta obtener el producto ideal. La emulsión debe ser estable en condiciones extremas, con agua con muchas sales o a temperaturas muy altas o muy bajas, para garantizar su efectividad al agricultor.

probetas-seipasaEs fundamental pues que el bioinsecticida, una vez mezclado con agua, no se separe de nuevo y se mantenga como una mezcla homogénea a la hora de su aplicación. Si esto no se consigue podría ocurrir que durante el tratamiento de los cultivos se concentre la dosis de piretrina en una parte del campo y se acabe aplicando agua al resto.

Es por ello que, aunque existan muchos productos formulados a base de piretrina, la calidad y efectividad puede ser muy dispar, y no todos garantizan una producción totalmente libre de residuos.

Piretrina Seipasa® es un ejemplo de calidad y eficacia constatada. Su formulación patentada presenta un adecuado balance entre la relación de las 6 moléculas: piretrinas I y II, cinerinas I y II y jasmolinas I y II, y garantiza la inclusión de productos 100% naturales en su elaboración. SEIPASA utiliza como coformulantes verdes diversas oleínas vegetales de uso alimenticio con el fin de garantizar la estabilidad de las piretrinas y aumentar la eficacia del formulado gracias al efecto sinérgico de compuestos naturales que aumentan la vida útil de las piretrinas. No incluye, por tanto, PBO en su composición.

Su aplicación produce alteraciones inmediatas en la transmisión del impulso nervioso del insecto, actuando con alta eficacia contra formas adultas y larvarias, y siendo especialmente útil en el control de polillas, pulgones, moscas blancas, trips, ácaros y escarabajos.

SEIPASA ha logrado la combinación perfecta para un formulado efectivo, estable y con garantía ‘cero residuos’.

Es necesario comparar y, si se precisa, asesorarse con técnicos especialistas antes de adquirir productos a base de piretrina para asegurarse de contar con la mejor solución.

Inspecciones en los campos para constatar el uso sostenible de fitosanitarios

 

  • Los agricultores sin un cuaderno de explotación vegetal actualizado pueden incluso perder ayudas europeas
  • El uso de pesticidas naturales, libres de residuos, garantiza los criterios sostenibles exigidos por la normativa nacional y europea

MODELO-EXPLOTACIONEl Ministerio de Agricultura ha dado el aviso. La Dirección General de Sanidad de la Producción Agraria emprenderá inspecciones de higiene en los campos españoles para constatar el cumplimiento de la legislación sobre Uso Sostenible de los Fitosanitarios, que lleva dos años en vigor.

Los agricultores podrían encontrarse incluso con “problemas” para el cobro de las ayudas europeas si no mantienen correctamente actualizado el exigido cuaderno de explotación vegetal, un documento que detalla los tratamientos aplicados y contra qué plagas y enfermedades. Así lo anunció el responsable del departamento, Valentín Almansa, en el XIII Symposium de Sanidad Vegetal celebrado en Sevilla, tal y como recoge El Correo de Andalucía.

El Comité Fitosanitario Nacional del 18 de diciembre de 2013 aprobó un modelo de cuaderno de explotación que recopila la información que las explotaciones deben mantener registrada para cumplir las exigencias normativas sobre el uso de productos fitosanitarios y que los agricultores pueden encontrar en la web del Ministerio de Agricultura: modelo de cuaderno de explotación.

Su objetivo es proporcionar a los productores que lo deseen un modelo para facilitarles el cumplimiento de dichas disposiciones, así como la recopilación de otros datos relevantes para la gestión de su explotación.

El cumplimiento del Real Decreto de Uso Sostenible de los Fitosanitarios, que trata de reducir el impacto de los plaguicidas sobre la salud humana y el medio ambiente, viene garantizado con el uso de insumos naturales, libres de residuos. Y en este campo SEIPASA se erige como adalid por su decidida apuesta por una agricultura con garantía Residuos Cero en la que prime la seguridad alimentaria; algo, a su vez, cada vez más demandado por la sociedad.

La protección biológica con SEILAND (II)

En la última entrada de nuestro blog, nos referíamos a la protección biológica como una de las estrategias integradas para el control de nematodos:

En este sentido SEIPASA presenta SEILAND; un protector radicular cuyo modo de acción polivalente busca atender las demandas de los cultivos sometidos a estreses provocados por nematodos y otras enfermedades del suelo.

SEILAND constituye una potente herramienta para ser introducida en los programas de manejo integrado de nematodos, ya que asegura la viabilidad del cultivo al disminuir los daños causados por estos microorganismos y prolonga la vida productiva de la plantación.

Sistema radicular de pepino afectado por nematodos. Emitiendo nuevas raicillas dos semanas después de la aplicación de SEILAND.

Sistema radicular de pepino afectado por nematodos. Emitiendo nuevas raicillas dos semanas después de la aplicación de SEILAND.

Mediante el empleo de SEILAND y a diferencia de los nematicidas químicos, se consigue activar el desarrollo radicular y vegetativo estimulando al cultivo para que emita nuevos pelos absorbentes. Esta acción es capaz de contrarrestar los efectos dañinos que supone la pérdida de sistema radicular. Además el desarrollo vegetativo se traduce en una mayor expresión de vigor con beneficiosos efectos sobre el calibre, el color y la calidad de las cosechas.

SEILAND incorpora una mezcla de microorganismos, que actúan a modo de barrera biológica colonizando el nicho ecológico que queremos proteger y evitando de esta manera que las raíces sean ocupadas por agentes patógenos. Este conjunto de microorganismos presenta además ventajas para el cultivo ya que viven y se desarrollan en permanente interacción con las raíces, ejerciendo una acción biofertilizante como fijadores de nitrógeno o solubilizadores de fósforo y aportando sustancias y enzimas beneficiosos como polisacáridos, ácidos orgánicos, ácido abscísico entre otros.

Como refuerzo final, SEILAND incorpora materia orgánica caracterizada por presentar una estructura compleja de carácter polimérico. Dicha estructura integra una gran cantidad de grupos funcionales (principalmente carboxilos e hidroxilos) junto con cadenas hidrocarbonadas, que le confieren una elevada capacidad para formar complejos, captar, liberar y vehicular minerales disponibles en el entorno, así como para tejer una estructura reticular en la zona de aplicación del producto. Esto garantiza y estimula de la actividad de la flora microbiana autóctona presente en el suelo de forma natural y la viabilidad de los microorganismos presentes en SEILAND, al suministrarles el sustrato necesario para la implantación de las colonias.

La implantación del cultivo de frutas subtropicales en el sudeste español (I)

Esta semana iniciamos una interesante serie en nuestro blog SEIPASA sobre los nuevos cultivos que se están implantando en diferentes zonas de España, como apuesta para incrementar su diversificación y la búsqueda de  alternativas a las frutas tradicionales. Hoy trataremos la introducción del cultivo de frutas subtropicales en la zona de Levante y sur de España, y en los siguientes ‘post’ nos referiremos a casos de éxito como el kiwi o el persimón (caqui inmaduro).

Cuando hace varias décadas la agricultura extensiva empezó a instalarse en la zona del poniente almeriense existían dos posibilidades de cultivos: los realizados bajo plásticos o el subtropical, que se concentraba en el cultivo del aguacate al aire libre (prácticamente desconocido en España hasta el momento). En muchas fincas se apostó por este fruto, que además no cuenta con excesivos problemas de producción.

aguacatetrops

Pero pasado un tiempo en Almería se consolidó la horticultura bajo plásticos por un tema de rentabilidad. Tal y como nos explicaban en la Estación Experimental de Cajamar ‘Las Palmerillas’, el aguacate es un frutal y por tanto tiene el problema que cuenta con una única cosecha al año, de la cual depende toda la rentabilidad de la campaña. “En cambio en el caso de por ejemplo el tomate, el calendario productivo es mucho más amplio y no dependen de esa única cosecha”.

Tomate Raf(Gambin) (1)

De cualquier manera, aquellos primeros años marcaron el principio de una inicial diversificación, pero por provincias. Por ejemplo en la zona de Cádiz se han especializado en el tema de flores ornamentales; en Huelva, en el fresón; y Granada y Málaga,  en cultivos subtropicales, dado que cuentan con características del clima subtropical que favorecen la adaptación de ciertos cultivos.

Cultivo de la papaya en invernadero

También en Almería se está empezando a apostar por frutas subtropicales. Tanto es así que la Estación Experimental de Cajamar ‘Las Palmerillas’ ha puesto en marcha una serie de ensayos para estudiar la viabilidad del cultivo de la papaya en invernadero. Uno de los aspectos más positivos de este cultivo es que no cuenta con muchas exigencias en cuanto a su mantenimiento y cuidado, y que una vez plantada la semilla, en nueve meses ya se puede recolectar papaya (en condiciones óptimas, hasta 20 kilos por m2).

Cultivos subtropicales (Palmerillas) (2)

Además es una de las frutas tropicales con más propiedades medicinales lo que, unido a su delicioso sabor, hacen que ésta sea muy popular y apreciada en muchos países de Latinoamérica. La papaya refuerza la inmunidad, gracias a su alto contenido en Vitamina C; facilita la digestión y calma el dolor e inflamación del estómago, gracias a que contiene una enzima llamada Papaína (muy útil en caso de gastroenteritis, colitis y colon irritable); fruta ideal si queremos hacer un poco de dieta ya que es baja en calorías y rica en nutrientes; combate el estreñimiento, ya que actúa como un laxante suave, entre otros efectos positivos.

Palmerillas_ cultivos tropicales (ok)

Por otra parte, una de las mayores dificultades de este cultivo sería contar con la temperatura adecuada, ya que si la planta no tiene el calor necesario podría provocar que el fruto careciera del azúcar adecuado. Sin embargo, tal y como apuntan en la Estación Experimental, el hecho de cultivarlos en invernaderos podría favorecer este aspecto. De hecho en la ‘Las Palmerillas’ realizarán este año un importante ensayo a gran escala en invernadero para analizar su viabilidad para la diversificación de cultivos en Almería.

Hasta el momento la mayor parte de la papaya que llega a España lo hace desde Brasil, de muy buena calidad, y una parte muy pequeña de Canarias. Mientras en la península existen ya 50 hectáreas de este cultivo en la zona de Málaga, y los productores del área de Murcia se están planteando introducir el cultivo.