Archivo de la etiqueta: Biopesticida

Mosquito verde en viña

Mosquito verde en viña: cómo hacer frente a esta plaga

Mosquito verde en viña

La detección de plagas de mosquito verde en viña ha puesto en alerta a los viticultores en un momento clave de la campaña, a escasas semanas de que empiece la vendimia. Son varios los organismos oficiales que han advertido del incremento sustancial de formas móviles de mosquito verde en viña ante escenarios de población alta en los que es previsible se superen los umbrales de tratamiento.

En la Comunidad Valenciana, el departamento de Sanidad Vegetal de la Generalitat Valenciana ha emitido avisos para los productores de la zona centro de la provincia de Valencia. Lo mismo sucede con la Red de Alerta e Información Fitosanitaria de la Junta de Andalucía ante la detección de varios casos en la provincia de Málaga. En Toledo, ASAJA también ha confirmado la presencia de esta plaga en viñedos de las localidades de Méntrida y La Torre de Esteban Hambrán. En esta zona el temor es mayor después de la plaga que los agricultores sufrieron la pasada campaña en los cultivos.

El mosquito verde en viña es un insecto de entre 2 y 3 mm de longitud. Se sitúa en el envés de las hojas y acostumbra a volar al más mínimo movimiento. El mosquito verde ataca los nervios de las hojas, ya que se alimenta de la savia de la planta. Su efecto es muy perjudicial porque detiene el desarrollo vegetativo y, en consecuencia, la maduración del fruto. Visualmente, la consecuencia más evidente es la desecación marginal de las hojas, que se tornan de color amarillo.

La presión más intensa de mosquito verde en viña se suele producir durante los meses de verano a causa de las altas temperaturas y el tiempo cálido y seco. Las pérdidas económicas pueden ser cuantiosas porque los efectos pueden llegar a extenderse en la campaña siguiente al ataque, con una posible disminución en el vigor de la brotación y un descenso en el rendimiento de la cosecha.

Tratamiento para el mosquito verde en viña

El escenario generado en España en estas últimas semanas ante la proliferación de casos de mosquito verde en viña (Empoasca vitis Goethe) también se ha producido en Europa, donde en los últimos años se ha observado un incremento en las poblaciones de cicadélidos. Seipasa ha desarrollado la solución Pirecris®, un insecticida natural que ha demostrado un excelente comportamiento en el control de distintas especies de cicadélidos en vid. 

El ingrediente activo de Pirecris® garantiza su efecto de choque, la contundencia y la efectividad del producto. Asimismo, la formulación de un producto de alta tecnología ha permitido a Seipasa obtener su patente garantizando un perfil verde basado en una matriz vegetal que potencia la acción.

La eficacia de Pirecris® frente al mosquito verde está certificada a través de más de 18 ensayos realizados en varios países. Uno de ellos es el efectuado en el sur de Francia durante el verano de 2014. Para este ensayo se realizó un diseño por bloques completos al azar con 4 repeticiones y 5 tratamientos: un control no tratado, Pirecris a 3 dosis distintas (1, 1,5 y 2l/ha) y un piretroide químico de referencia (0,125l/ha). Se realizaron dos aplicaciones (A y B): la primera, el 11 de julio de 2014 y la segunda 7 días más tarde. El número de larvas en 50 hojas interiores se evaluó a los 3 y a los 7 días después de cada aplicación.

Tal como se observa en la figura 1, la primera aplicación de Pirecris® redujo significativamente las poblaciones de E.vitis, que fueron menores que en el tratamiento control para todas las dosis ensayadas.

Mosquito verde en viña

Figura 1.- Evolución del número de larvas de E.vitis encontradas en 50 hojas. A: primera aplicación; B: segunda aplicación. Muestreos realizados a 0, 3 y 7 días después de cada aplicación.

Las poblaciones de mosquito verde se mantuvieron bajas en todos los tratamientos con Pirecris durante los sucesivos muestreos, sobre todo tras la segunda aplicación. Los resultados son similares a los obtenidos por el tratamiento de referencia. Las eficacias obtenidas en este ensayo fueron altas (cerca de un 90%), especialmente con las dosis media y alta (1,5 y 2 l/ha), superando a las obtenidas por el piretroide de referencia (ver figura 2).

Mosquito verde en viña

Figura 2.- Evaluación de la eficacia de Abbott de Pirecris y del piretroide de referencia contra E.vitis en vid correspondiente a los muestreos realizados a 0, 3 y 7 días después de cada aplicación.

Los resultados indican que Pirecris® se presenta como una alternativa sólida y eficaz para el tratamiento del mosquito verde en viña. Esta solución, 100% natural y sin residuos, está alineada con las necesidades de productores y consumidores hacia una agricultura cada vez más racional, sostenible y responsable con el entorno.

crisantemos piretrina seipasa

Cómo diferenciar la ‘piretrina’ de calidad

Actualmente existen muchos productos insecticidas en el mercado elaborados a base de piretrinas, pero puede haber una gran diferencia entre unos y otros. ¿Cómo distinguir un bioinsecticida de calidad?

La fabricación de este tipo de insecticidas se ha consolidado en el mercado español. El incremento de la demanda no sólo llega por su efectividad, sino también y cada vez más por su supuesto origen natural (crisantemo), desbancando a los pesticidas químicos en busca de frutas y verduras libres de residuos, y de un mayor respeto al medio ambiente.

Pero hay que tener en cuenta muchas características para que el bioinsecticida creado a partir del principio activo de piretrina sea totalmente natural, así como efectivo.

Ciertamente, la calidad del extracto de pelitre (que contiene las seis moléculas de piretrina) tiene un papel importante; no obstante, hay otros aspectos relevantes que influyen en ello. Realmente, un pequeño porcentaje del formulado está compuesto por el principio activo. El resto son otras sustancias que tienen una gran influencia en el resultado del producto final, tales como solventes, sinergistas, antioxidantes, tensioactivos…

Usar coformulantes verdes

De ahí deriva verdaderamente la calidad de un bioinsecticida en comparación con otro, de los coformulantes. Por ejemplo, mientras en unos casos se utilizan solventes de origen botánico, totalmente naturales, en otros se incorporan disolventes químicos que facilitan el proceso de fabricación pero no son válidos para agricultura ecológica.

piretrina-garrafa-seipasa

                Piretrina Seipasa

Otro ejemplo sería el uso sinergistas sintéticos, como es el Butóxido de Piperonilo (PBO), muy utilizado en plaguicidas y especialmente para las piretrinas. El empleo de este tipo de compuestos inhabilita el uso de la piretrina en agricultura ecológica. SEIPASA ha patentado un formulado totalmente verde que incluye el uso de sinergistas de origen natural que, además de conferirle un gran poder insecticida a su formulado, permiten su utilización en producciones certificadas en ecológico. Estos sinergistas, al contrario que el PBO, no tienen un efecto directo sobre el insecto, sino que aumentan la vida útil de las piretrinas, inhibiendo su rápida degradación y, por tanto, aumentando la eficacia del producto.

Por otro lado, lograr una correcta emulsión y mantener las propiedades en condiciones adversas es fundamental para un formulado de calidad y no todos los que están en el mercado cumplen estas características.

Lograr una correcta emulsión

Un producto elaborado con ingredientes totalmente naturales tiene mayor complejidad a la hora de lograr una correcta emulsión por las propias características variables de las sustancias botánicas. Hay que encontrar los coformulantes ideales, con las propiedades idóneas para una adecuada mezcla, y para ello se deben efectuar numerosas pruebas de laboratorio hasta obtener el producto ideal. La emulsión debe ser estable en condiciones extremas, con agua con muchas sales o a temperaturas muy altas o muy bajas, para garantizar su efectividad al agricultor.

probetas-seipasaEs fundamental pues que el bioinsecticida, una vez mezclado con agua, no se separe de nuevo y se mantenga como una mezcla homogénea a la hora de su aplicación. Si esto no se consigue podría ocurrir que durante el tratamiento de los cultivos se concentre la dosis de piretrina en una parte del campo y se acabe aplicando agua al resto.

Es por ello que, aunque existan muchos productos formulados a base de piretrina, la calidad y efectividad puede ser muy dispar, y no todos garantizan una producción totalmente libre de residuos.

Piretrina Seipasa® es un ejemplo de calidad y eficacia constatada. Su formulación patentada presenta un adecuado balance entre la relación de las 6 moléculas: piretrinas I y II, cinerinas I y II y jasmolinas I y II, y garantiza la inclusión de productos 100% naturales en su elaboración. SEIPASA utiliza como coformulantes verdes diversas oleínas vegetales de uso alimenticio con el fin de garantizar la estabilidad de las piretrinas y aumentar la eficacia del formulado gracias al efecto sinérgico de compuestos naturales que aumentan la vida útil de las piretrinas. No incluye, por tanto, PBO en su composición.

Su aplicación produce alteraciones inmediatas en la transmisión del impulso nervioso del insecto, actuando con alta eficacia contra formas adultas y larvarias, y siendo especialmente útil en el control de polillas, pulgones, moscas blancas, trips, ácaros y escarabajos.

SEIPASA ha logrado la combinación perfecta para un formulado efectivo, estable y con garantía ‘cero residuos’.

Es necesario comparar y, si se precisa, asesorarse con técnicos especialistas antes de adquirir productos a base de piretrina para asegurarse de contar con la mejor solución.

La supervivencia de las perdices, amenazada por los pesticidas

 

  • Un estudio demuestra el riesgo que supone para la avifauna el consumo de granos tratados con plaguicidas neonicotinoides
  • El tratamiento con bioinsecticidas SEIPASA, con garantía Residuos Cero, mantiene a raya a las plagas sin perjuicio de la fauna avícola

Está demostrado. Los pesticidas neonicotinoides son la sentencia de muerte de la perdiz roja. Así se desprende de un estudio desarrollado por el Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (IREC) de la Universidad de Castilla-La Mancha y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

La organización SEO/BirdLife  hace tiempo que alertaba del declive poblacional en la Península Ibérica de la perdiz roja y de otras aves comunes ligadas a los medios agrarios, y la principal causa de esta tendencia es el uso de plaguicidas tóxicos en el cultivo de cereales. Buscan su alimento en el campo y se encuentran con granos blindados de pesticida que quedan sin enterrar, lo que supone un veneno para la fauna avícola. Así lo constata esta investigación, que se ha centrado en insumos concretos, como el imidacloprid, que es uno de los insecticidas más usados a nivel mundial.

Según los resultados, el uso de este pesticida con las dosis recomendadas se convierte en “altamente tóxico” para las aves granívoras, así como tiene “efectos importantes sobre la salud y el éxito reproductor” de estos animales, tal como explican desde la Universidad de Castilla-La Mancha.

La conclusión de la investigación es contundente: Todas las perdices alimentadas con las semillas tratadas con la dosis recomendada de uso murieron a lo largo de los 21 días de exposición y el 31% lo hizo en los tres primeros días.

Prohibición en primavera

Prohibidos temporalmente por la Unión Europea en primavera por sus fatales efectos sobre los insectos polinizadores, el tratamiento del cereal en invierno continúa autorizado a pesar del riesgo que supone para las aves granívoras y que queda demostrado con estudios como éste, según denuncia SEO/BirdLife.

Un tratamiento bioinsecticida, elaborado con insumos naturales totalmente libres de residuos, es un seguro de vida para estos animales sin dejar de suponer una garantía de eficacia para los productores. SEIPASA, referente en productos Residuos Cero con su reconocido sistema R-Free, cuenta con biopesticidas como Piretrina Seipasa, cuya efectividad ha quedado patente en diversos ensayos, incluso superando la de insumos sintéticos de referencia. Se trata de productos sin riesgos para la avifauna y sin riesgos de creación de resistencias. Puesto que son perfectamente compatibles con el uso de fauna auxiliar en el control de plagas, pueden favorecer los procesos biológicos naturales.

La protección biológica con SEILAND (II)

En la última entrada de nuestro blog, nos referíamos a la protección biológica como una de las estrategias integradas para el control de nematodos:

En este sentido SEIPASA presenta SEILAND; un protector radicular cuyo modo de acción polivalente busca atender las demandas de los cultivos sometidos a estreses provocados por nematodos y otras enfermedades del suelo.

SEILAND constituye una potente herramienta para ser introducida en los programas de manejo integrado de nematodos, ya que asegura la viabilidad del cultivo al disminuir los daños causados por estos microorganismos y prolonga la vida productiva de la plantación.

Sistema radicular de pepino afectado por nematodos. Emitiendo nuevas raicillas dos semanas después de la aplicación de SEILAND.

Sistema radicular de pepino afectado por nematodos. Emitiendo nuevas raicillas dos semanas después de la aplicación de SEILAND.

Mediante el empleo de SEILAND y a diferencia de los nematicidas químicos, se consigue activar el desarrollo radicular y vegetativo estimulando al cultivo para que emita nuevos pelos absorbentes. Esta acción es capaz de contrarrestar los efectos dañinos que supone la pérdida de sistema radicular. Además el desarrollo vegetativo se traduce en una mayor expresión de vigor con beneficiosos efectos sobre el calibre, el color y la calidad de las cosechas.

SEILAND incorpora una mezcla de microorganismos, que actúan a modo de barrera biológica colonizando el nicho ecológico que queremos proteger y evitando de esta manera que las raíces sean ocupadas por agentes patógenos. Este conjunto de microorganismos presenta además ventajas para el cultivo ya que viven y se desarrollan en permanente interacción con las raíces, ejerciendo una acción biofertilizante como fijadores de nitrógeno o solubilizadores de fósforo y aportando sustancias y enzimas beneficiosos como polisacáridos, ácidos orgánicos, ácido abscísico entre otros.

Como refuerzo final, SEILAND incorpora materia orgánica caracterizada por presentar una estructura compleja de carácter polimérico. Dicha estructura integra una gran cantidad de grupos funcionales (principalmente carboxilos e hidroxilos) junto con cadenas hidrocarbonadas, que le confieren una elevada capacidad para formar complejos, captar, liberar y vehicular minerales disponibles en el entorno, así como para tejer una estructura reticular en la zona de aplicación del producto. Esto garantiza y estimula de la actividad de la flora microbiana autóctona presente en el suelo de forma natural y la viabilidad de los microorganismos presentes en SEILAND, al suministrarles el sustrato necesario para la implantación de las colonias.