Archivo de la etiqueta: Bemisia tabaci

Xavier Nácher, director del Departamento Técnico de Seipasa, en las Jornadas de Tecnova sobre mosca blanca

Mosca blanca: Ensayos de Tecnova revelan el potencial de Nakar

El nuevo formulado natural de Seipasa iguala en eficacia al producto químico de referencia en el control de mosca blanca, con el valor añadido de no dejar residuos y ser apto para producción integrada y ecológica

María del Mar Téllez, investigadora del Ifapa, en la jornada sobre mosca blanca

María del Mar Téllez, investigadora del Ifapa, en la jornada sobre mosca blanca.

Investigadoras de Tecnova han presentado en la sede del centro, en el Parque Tecnológico de Almería, los resultados de un ensayo realizado sobre control integrado de mosca blanca en tomate de invernadero desarrollado en una finca experimental del organismo investigador. Junto a la investigadora del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera de la Junta de Andalucía (Ifapa), Mª del Mar Téllez, han acercado a técnicos y productores las herramientas más eficaces para hacer frente a este insecto, Bemisia tabaci, a través de medidas preventivas, así como de control biológico y fitosanitario.

Tal y como expusieron la directora de I+D+i de Tecnova, Carolina Martínez, y la técnico de producción integrada, Carolina Sánchez, en estos trabajos ha quedado constatada la alta eficacia de los tratamientos realizados con biopesticidas de SEIPASA sobre poblaciones inmaduras y adultas de mosca blanca.

NAKAR, Residuo Cero y sin plazo de seguridad

NAKAR (nº de registro ES-00123) es uno de los bioinsecticidas tomados como referencia, demostrando gran capacidad para erradicar las poblaciones de mosca blanca cortando su reproducción biológica.

Durante el ensayo, desarrollado en los meses de marzo a junio, se ha evaluado la eficacia insecticida en tres tratamientos experimentales comparados con un control sin tratar: el control (T0), NAKAR 10 ml/l (T1), NAKAR 6 ml/l +Pirecris 2 ml/l (T2) y Acetamiprid 0,5 g/l (T3).

Las investigadoras de Tecnova destacaron el exitoso proceso de control de la plaga de mosca blanca con los productos naturales Nakar y Pirecris, así como con la referencia química Acetamiprid. Según las conclusiones del ensayo, “en los tres tratamientos el efecto insecticida  ha sido equivalente e indistinguible estadísticamente unos de otros”, lo que constata que la efectividad de los formulados naturales de Seipasa iguala al producto químico de referencia, con el valor añadido de no dejar residuos en la cosecha y ser apto para producción integrada y ecológica.

Evolución de la severidad - Adultos mosca blanca (Bemisia tabaci)

Así, al potencial insecticida del nuevo formulado NAKAR demostrado en este ensayo se suma la ventaja de ser un producto Residuo Cero, que no precisa de plazos de seguridad. De la misma manera, su sinergia con la acción de Pirecris, otro bioinsecticida de origen botánico, ha sido contundente en el control de la Bemisia tabaci.

Tal como se expuso en las conclusiones, ambas soluciones provocan efectos sobre la plaga directos e inmediatos: “Han producido la desecación en las fases inmaduras y una pérdida de cohesividad en la fase adulta. En ambos casos, el contacto directo de estos productos ha llevado a la muerte de los insectos”.

Fases inmaduras de la mosca blanca antes y despúes de los tratamientos, y efectos de los tratamientos sobre la fase adulta

En esta línea se expresó el director Técnico de Seipasa, Xavier Nácher, quien hizo hincapié en el objetivo cumplido de esta nueva solución que llega al mercado: “Nakar logra erradicar la plaga penetrando en las membranas celulares del insecto y provocando su deshidratación, mediante la disrupción de la capa cerosa, y su muerte”.

Xavier Nácher, director del Departamento Técnico de Seipasa, en las Jornadas de Tecnova sobre mosca blanca

Xavier Nácher, director del Departamento Técnico de Seipasa.

Tal como precisó, la acción de NAKAR produce la citólisis de las células del insecto, es decir, la ruptura o descomposición de la membrana, de forma que se pierde su material celular y se detienen sus procesos vitales. Además, causa el bloqueo de los espiráculos del insecto, lo que conlleva su asfixia.

El origen natural de NAKAR lo convierte en un instrumento idóneo para estrategias de Gestión Integrada de Plagas (GIP), así como programas de manejo de resistencias, en los que presenta óptimos resultados.


Estrategias de uso de NAKAR

Según explicó Nácher, NAKAR puede ser utilizado como solución contra la mosca blanca en cultivos:

1) Destinados a producción de Residuo Cero con aplicaciones en los momentos iniciales de la aparición de la plaga para cortar su ciclo biológico y, consecuentemente, su propagación. De la misma manera, se puede proceder a su empleo en la etapa final del cultivo asegurando cosechas libres de residuos.

2) Para establecer estrategias de Gestión Integrada de Plagas (GIP) y de manejo de resistencias se puede hacer uso de NAKAR con otros insecticidas que sí tienen plazo de seguridad en el periodo medio del ciclo.

3) De la misma manera, su eficaz acción insecticida, corroborada por los recientes ensayos, le convierten en una alternativa para la producción orgánica más exigente.

Si necesita más información y precios sobre el biopesticida Nakar de SEIPASA, no dude en contactar con SEIPASA a través del e-mail consulta@seipasa.com o accediendo a la ficha de producto: http://www.seipasa.com/biopesticidas/nakar/.

Biopesticida Nakar SEIPASA

Sandía virus venas amarillas

Virus de las venas amarillas del pepino CVYV

Esta enfermedad, transmitida por la mosca blanca Bemisia Tabaci, afecta a cucurbitáceas como pepino, calabacín, melón y sandía

El conocido como “Virus de las venas amarillas del pepino” (CVYV- Cucumber vein yellowing virus) se transmite a través de los individuos adultos de la mosca blanca (Bemisia tabaci) y afecta a especies de cucurbitáceas como pepino, calabacín, melón y sandía.

Fue localizado por primera vez en 1960 en cucurbitáceas cultivadas en Israel. Parece estar relacionado con un virus de la batata, el Sweet potato mild mottle virus (SPMMV). Está extendido por los países del Mediterráneo oriental y desde el año 2001 afecta a los campos de Andalucía.

Síntomas del virus de las venas amarillas

En pepino y melón:
En las hojas del brote se observa amarilleamiento de las nerviaciones, característica que le da el nombre al virus, aunque dependiendo del momento de infección, también puede presentarse de forma generalizada en toda la planta, así como un menor desarrollo de la misma.

En frutos de pepino se produce un mosaico, verde-claro, verde-oscuro, mientras que en frutos de melón no se han observado síntomas.

Virus venas amarillas en sandíaParece ser que este virus, asociado al virus del enanismo amarillo del pepino (CYSDV), produce un sinergismo que potencia los síntomas de ambos virus.

Calabacín:
Los síntomas observados en las hojas son de amarillero suave de los nervios.

En Sandía:

En hojas donde se ha detectado, los síntomas de clorosis son tan suaves que pueden pasar desapercibidos. A veces, incluso, son asintomáticas. En frutos se ha observado una fuerte necrosis interna, así como rajado de estos frutos que se le atribuye a este virus, aunque no está totalmente desmostrado que sea consecuencia única y/o directa del mismo.

Transmisión del virus de las venas amarillas

La transmisión del virus se realiza por el insecto vector Bemisia Tabaci (Homoptera: Aleyrodidae). Los adultos de esta mosca blanca pueden observarse en el envés de las hojas como pequeños insectos de algo más de 1 milímetro de longitud con el cuerpo amarillento y las alas blancas por la secreción de ceras que las recubren.

Necesita un periodo de adquisión del virus mínimo de 30 minutos y precisa de, al menos 15 minutos de alimentación en la planta para inocularlo. El insecto retiene el virus durante 6 horas y tiene un periodo de latencia de 75 minutos. Se ha señalado una baja efectividad de transmisión por parte de la Bemisia Tabaci, necesitando un número de 15 a 20 insectos por planta como mínimo para su transmisión.

Métodos de lucha contra Bemisia Tabaci

Los métodos de lucha se basan fundamentalmente en el control del vector Bemisia Tabaci mediante prácticas preventivas y culturales (empleo de mallas, eliminación de residuos vegetales, empleo de variedades resistentes, uso de material certificado libre de virus…), así como fitosanitarias y de lucha integrada.

La Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía aconseja una serie de medidas concretas:

  • Colocación de doble malla en las bandas y cumbreras de los invernaderos y colocación de doble puerta o malla en la entrada de los mismos.
  • Cuando las condiciones climáticas (sobre todo la humedad) permitan una adecuada ventilación del invernadero, colocación de mallas antitrips.
  • Utilización de trampas cromotrópicas amarillas.
  • Vigilancia y control de la mosca blanca en estados tempranos del cultivo y semilleros.
  • Extremar las medidas de limpieza de restos vegetales y malas hierbas en el invernadero y alrededores. Arrancar y eliminar inmediatamente las plantas afectadas por virus durante el cultivo.
  • Es obligatorio como método de lucha contra el vector no abandonar los cultivos y realizar tratamientos contra Bemisia Tabaci antes del arranque del mismo, realizando posteriormente una eliminación adecuada de los restos vegetales.
  • Dejar un periodo de descanso, mínimo de un mes, entre un cultivo de cucurbitáceas y el siguiente para romper el ciclo de la mosca blanca.
  • Uso de variedades resistentes/tolerantes en cultivos en los que existan, como en el caso del pepino.

Para el control de la mosca blanca en el marco de la gestión integrada de plagas se puede recurrir a productos fitosanitarios naturales especializados que han demostrado gran efectividad en la erradicación de Bemisia Tabaci, tal es el caso de Piretrina Seipasa.

Fte: Consejería de Agricultura y Pesca. Andalucía.
          fitodiagnostico.com

Virus de Nueva Delhi

La mosca blanca en calabacín, pepino, melón y sandía

Medidas para prevenir y combatir el virus de Nueva Delhi

Los cultivos de calabacín, principalmente en Almería y Murcia, han sufrido especialmente la incidencia del nuevo virus del rizado amarillo del tomate de Nueva Delhi (Tomato Leaf Curl New Delhi Virus / ToLCNDV) debido a la elevada eficiencia de transmisión por parte de su vector, la mosca blanca (Bemisia tabaci).

Dados los graves daños ocasionados desde que se detectara por primera vez en España, hace alrededor de dos años, la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de Andalucía y la Delegación Territorial de Almería han elaborado un folleto informativo centrado en las estrategias de manejo de los invernaderos dedicados a cucurbitáceas, principalmente calabacín, melón y sandía.

Disponible también desde la web de la RAIF, el tríptico ofrece consejos sobre medidas preventivas de carácter estructural e higiénico, culturales y de control integrado de la mosca blanca para minimizar los posibles daños causados por el virus de Nueva Delhi. En esta estrategia cobran importancia el control biológico, las medidas físicas y los insecticidas naturales, preferibles al uso de productos químicos.

Medidas previas

Medidas higiénicas

• Adquirir material vegetal sano procedente de viveros o semilleros autorizados, con su correspondiente pasaporte fitosanitario.
• Intensificar la limpieza de restos vegetales y malas hierbas.

De carácter estructural

Mayor hermeticidad para impedir el paso de la mosca blanca:

• Mallas en bandas y cumbreras del invernadero.
• Faldones en bandas para evitar corrientes de aire.
• Manta térmica por el perímetro o por todo el invernadero, bien sellada al suelo y encima del tejido de alambre.
• Doble puerta o puerta y malla en las entradas del invernadero.

Presiembra

• Eliminar todos los restos de cultivo y malas hierbas.
• Realizar tratamiento fitosanitario sobre la estructura del invernadero (recomendable si el cultivo anterior ha sido de cucurbitáceas).
• Colocar trampas cromotrópicas antes de la plantación.

Siembra

• Proteger a la planta durante su transporte desde el semillero.
• Si hay riesgo de contaminación aplicar tratamiento fitosanitario sobre la bandeja.
• Mantener bien cerrada la doble puerta del invernadero.

Manta térmica (Permite mantener la planta aislada al menos tres semanas)

• En caso de ser necesario se puede dar un tratamiento fitosanitario vía riego (2ª semana).
• Como repelente se puede azufrar fuera del túnel, empleando máquina, de forma que se genere un ambiente hostil para las plagas.

Control biológico

• Cuando se retire la manta es el momento de realizar sueltas de Organismos de control biológico, pero antes hay que valorar si hay presencia de mosca blanca o de virus. Si la hay, aplicar un tratamiento fitosanitario específico.
• Suelta de Amblyseius swirskii, con refuerzos en las zonas más expuestas ( ventanas, bandas, puerta, vientos dominantes…).

Si aparece virus

• Con planta pequeña se arrancarán las plantas afectadas y se embolsarán.
• Con planta grande (para evitar el movimiento de la mosca) se aguantará y se aplicará azufre generosamente sobre la planta afectada o se embolsa.

Fin del cultivo

• Si está limpio se podrá eliminar conforme a normativa.
• Si está afectado por virus habrá que aplicar un tratamiento para control del vector y eliminar correctamente.

Efectos del virus de Nueva Delhi

Productos recomendados SEIPASA

  • Entre los tratamientos recomendados para eliminar el vector del virus de Nueva Delhi en cucurbitáceas está el insecticida natural Piretrina Seipasa®. Se trata de un producto con formulación patentada, creado a base de piretrinas, de rápida acción sobre formas adultas y larvarias. Su aplicación produce alteraciones inmediatas en la transmisión del impulso nervioso del insecto.

    Es una referencia totalmente natural, que no incluye Butóxido de piperonilo (PBO) en su composición y, por tanto, puede ir de la mano del control biológico, pues es compatible con la acción de la fauna auxiliar sobre las plagas.

  • Para combatir la mosca blanca en otros cultivos de hortalizas, como el tomate, se puede recurrir tanto a Piretrina Seipasa como a Nakar®, otro insecticida natural que presenta un excelente control por contacto de los insectos de caparazón blando en todos sus estados de desarrollo. Su formulación está basada en una mezcla de diferentes oleínas vegetales purificadas que confieren al producto la capacidad de penetrar y fragmentar la matriz de lipoproteínas de las membranas celulares de los insectos. La disrupción de la membrana provoca la evacuación de los contenidos celulares causando la deshidratación y muerte.

  • Además, aprovechando los tratamientos conAmicos®S para prevenir y combatir el oidio se obtendrá un potente efecto irritante directo originado principalmente por los vapores de SO2 que se desprenden del mismo. Amicos®S es un compuesto sólido a base de azufre elemental y dióxido de sílice, indicado para su aplicación en espolvoreo.

Puedes ver aquí el folleto con la información completa