Archivo de la etiqueta: altas temperaturas

Fresa Maresme

Altas temperaturas en otoño: Cara y cruz para la agricultura

  • Avanza la maduración y recolección de algunas frutas y hortalizas y, junto a la humedad, aparecen más plagas y enfermedades

Las temperaturas anormalmente altas que se han registrado este otoño en España, especialmente en el sur, han tenido muchas consecuencias para el campo. Por un lado, han favorecido el avance en la maduración de algunas frutas y hortalizas y, por tanto, en la recolección de las mismas. Pero, por otra parte, junto con la humedad del suelo, han provocado la aparición de más plagas y enfermedades en los cultivos.

Hortícolas: Arranque de cultivos y sobreproducción en Almería

La elevada temperatura ha favorecido la aparición de plagas en muchos hortícolas, sobre todo en algunas variedades de cabalacín y pepino, según datos de las organizaciones agrícolas COAG y ASAJA. Mosca blanca, trips y virosis son los problemas que más acechan a los hortícolas almerienses. De hecho, muchos productores han tenido que arrancar total o parcialmente sus cultivos ante la presencia de virus.

PimientoSiguiendo los principios de la gestión integrada de plagas se aconseja, en primer lugar, recurrir al control biológico mediante el uso de depredadores naturales (insectos auxiliares) que atajen la presencia de los insectos transmisores de enfermedades, y utilizar trampas con feromonas.

Asimismo, en compatibilidad con lo anterior es aconsejable el empleo de tratamientos naturales, exentos de residuos químicos, ya que pueden interactuar con la fauna auxiliar sin dañar su acción, por lo que suponen un gran aliado en la lucha biológica. Existen diversos biopesticidas adaptados a este tipo de cultivos que ejercen igual o mayor eficacia que los tratamientos sintéticos como pueden ser Piretrina Seipasa, Nakar o Septum.

Por otro lado, la aceleración del desarrollo y maduración de los frutos por las buenas temperaturas otoñales no han repercutivo para bien, paradójicamente, en los hortícolas, ya que se ha dado una sobreproducción que, unida a la aún escasa demanda exterior (precisamente porque las suaves temperaturas han permitido a los países europeos suministrarse ellos mismos con sus plantaciones) ha conllevado una crisis de precios, especialmente en las cosechas de tomate, calabacín, pimiento y berenjena.

Fresas: Adelanto en las tempranas, freno en las tardías

FresasA principios de noviembre culminó el periodo de plantación de fresas. Para estas últimas plantaciones los efectos de las temperaturas cálidas se traducen en un aumento de la transpiración de las hojas “en detrimento de la formación de nuevas raíces y raicillas”, tal y como informa la RAIF. Para favorecer pues el desarrollo del rizoma de la planta el agricultor debe recurrir al riego, así como puede servirse de bioestimulantes especializados en esta función concreta (ej. Seiland).

En cuanto a las plantaciones tempranas, la floración se ha adelantado y, por tanto, también se avanza la obtención de los primeros frutos. De hecho, la recolección de la variedad Fortuna ha iniciado a mediados de noviembre en algunas fincas, lo cual no sólo responde al hecho de la climatología otoñal, sino a que algunos productores habían adelantado la labor de plantación.

La alternancia de las lluvias y las temperaturas cálidas favorecen el desarrollo de podredumbres de raíz y cuello y, en las plantaciones tempranas, hay más riesgo de Oídio. Algunos productos que pueden ayudar a proteger a las plantas frente a este tipo de problemas son Septum, Amicos Sec o el bioestimulante preventivo Seisil.

Olivar: Maduración del olivo y presencia de mosca

OlivarEn olivar también se ha notado, en general, una aceleración de la maduración del fruto. De hecho, la recolección empezó a finales de octubre, cuando lo habitual es en noviembre. Sin embargo, se vieron favorecidos los hongos como el Repilo, el Emplomado o la Antracnosis, así como la actividad de la Mosca del olivo, tal como precisa la RAIF. En variedades tardías se ha incrementado el porcentaje de frutos picados por este díptero. Para combatir la mosca del olivo puede realizarse un trampeo masivo de adultos, colocando trampas con cebo, así como es recomendable recurrir al insecticida natural Piretrina Seipasa.

Cítricos: Color y maduración

Si la temperatura entre día/noche es cálida y continuada, los frutos de los cítricos tienen colores pálidos y no suelen llegar a perder todo el color verde. Este hecho se ha registrado en algunas zonas de Andalucía, donde las altas temperaturas registradas este otoño han dificultado la coloración externa, aunque no han afectado tanto a la maduración interna del fruto. Además, se ha ralentizado el ritmo de recolección, ya que el porcentaje de fruta de bajo calibre seguía siendo alto a mediados de noviembre.

Y es que el proceso de desarrollo de la fruta respecto a la producción de azúcares, disminución de acidez y coloración alcanzan su mayor eficiencia cuando las variaciones de temperatura diurna y nocturna son amplias.

Por otro lado, se ha estado alerta en la actividad de algunas plagas y hongos ante la posibilidad de verse aceleradas por el calor, tal es el caso de los ácaros, los pulgones, el piojo rojo de California, la Mosca de la fruta o el Aguado. 

Plantas sanas, la mayor protección: bioestimulantes

Las condiciones ambientales que favorecen a un tipo de cultivo pueden, de la misma manera, ser perjudiciales para otro. Ante distintas situaciones determinadas por el tiempo que pueden conllevar un anormal desarrollo de ciertos cultivos y, por tanto, una merma en la producción y calidad del fruto, cabe ser prevenido.

Los bioestimulantes son la mejor medicina natural para preparar a los vegetales ante circunstancias de estrés o para ayudar a los mismos a superarlas una vez pasadas, ya sean de carácter biótico, debido al ataque de plagas, o abiótico. La capacidad de reacción de las plantas dependerá del nivel de salud o fortaleza que tengan y, a este respecto, cumplen un papel fundamental bioestimulantes como Kynetic4.

Ahora toca prepararse para las bajadas bruscas de temperaturas…

Ftes: RAIF, COAG, Asaja

 

Tomate Almería

Cómo proteger al cultivo de los golpes de calor

Los efectos de las altas temperaturas sobre las plantas y las claves para prevenir y superar el estrés térmico

Los periodos de calor extremo conocidos como ‘ola de calor’ pueden causar distintos efectos adversos en los cultivos y, si no se toman las precauciones adecuadas, incluso dañar a la planta y al fruto, o bien disminuir su calidad. Además de posibles fisiopatías en el vegetal, las altas temperaturas producen un aumento de plagas en determinados cultivos. ¿Cómo afrontar con éxito todas estas complicaciones?

Las plantas tienen una gran capacidad de adaptación a cambios externos, pero siempre hay unos límites que puede que no soporten o que mermen su capacidad de producción y calidad de la cosecha. Por encima de los 40-50 grados, la actividad del vegetal decrece e incluso se empiezan a destruir tejidos enzimáticos.

Y es que las variaciones drásticas de temperatura pueden afectar a la morfología, la anatomía, la bioquímica y la fenología del vegetal.

POSIBLES CONSECUENCIAS:

Estrés hídrico

El daño causado por elevadas temperaturas está comúnmente asociado con el estrés hídrico. El sistema radicular no es capaz de suministrar a las hojas el agua necesaria para la transpiración, las hojas cierran sus estomas intentando conservar agua, detienen la evaporación y reducen el beneficioso efecto de enfriamiento, así como el crecimiento del vegetal. Es por ello que en la medida en quelas plantas puedan transpirar libremente también podrán hacer frente a las altas temperaturas.

Problemas en la fotosíntesis

A medida que aumenta la temperatura aumenta la actividad fotosintética de la planta, hasta llegar a un máximo (en torno a los 30 grados, según cultivo) a partir del cual decrece también por destrucción de los sistemas enzimáticos del vegetal. Traspasada esa temperatura, la planta gasta más energía de la que ingresa para hacer sus funciones fisiológicas.

Marchitamiento

La transpiración acentuada por altas temperaturas puede producir un marchitamiento temporal que puede llevar a la muerte de la planta. Al tener que consumir sus propias sustancias de reserva se puede llegar a la muerte por inanición.

Las altas temperaturas producen, en esta línea, alteraciones en las funciones fisiológicas. Por ejemplo, se eliminan con mayor dificultad los productos finales metabólicos, pudiendo provocar el autoenvejecimiento de las células. Por tanto, se puede dar el atabacado y necrosis de hojas y brotes y, como consecuencia, el árbol se defolia.

Coloración del tomateColor y calidad de los frutos

Los frutos de los árboles, sobre todo a partir de que toman su color característico, son muy sensibles a temperaturas elevadas. Por encima de los 35-40 grados es frecuente el ablandamiento y oscurecimiento de su interior. En otros casos provoca lesiones en la epidermis en forma de manchas o llagas, que se suberifican, afeando y depreciando la fruta.

Cuando el golpe de calor coincide con la maduración se puede producir una caída masiva de fruta por formación precoz de la capa de abscisión en los pedúnculos.

En tomates, por ejemplo, el calor afecta tanto a la duración como al color del fruto, pues en la formación de pigmentos influye mucho la temperatura. Es recomendable que esté por debajo de 28 grados para que no se produzca decoloración.

En el caso de las viñas, una subida brusca de las temperaturas se manifiesta en forma de quemaduras en las hojas y partes tiernas de los brotes, y en el enrojecimiento del fruto.

Quemaduras

La alta intensidad de la luz y el calor pueden incidir en la destrucción de la clorofila en las hojas. Las hojas de la parte soleada de la planta o aquellas que reciben una alta temperatura pueden exhibir muerte del tejido en sus márgenes o en áreas grandes entre las venas. Asimismo, pueden quemar y matar el cambium (capa de células que crece justo debajo de la corteza) de los árboles de corteza delgada y los trasplantados o podados recientemente. Estas condiciones predisponen al área dañada al ataque de hongos.

Golpe de calor en pimiento y carencia de calcio

Golpe de calor en pimiento y carencia de calcio

Más vulnerables a la necrosis apical

La necrosis apical está asociada a la falta de calcio. Ante una situación de altas temperaturas y una elevada transpiración, el calcio, que se mueve en la planta con el flujo de agua, se desplaza hacia las zonas de mayor transpiración, las hojas, y no hacia los frutos, de forma que se produce una deficiencia de este elemento en estos últimos.

Alerta con las plagas

Otra cuestión que hay que tener en cuenta es que cuando hay condiciones desfavorables de estrés la capacidad de respuesta de la planta si aparece alguna plaga siempre es menor.

Hay ciertas plagas que aparecen en condiciones de sequía y calor. Así, las altas temperaturas pueden producir un aumento de plagas como la araña roja, además de un descenso drástico de la población de los agentes auxiliares que controlan sobre todo a los ácaros.

ACTUACIONES CORRECTORAS Y PREVENTIVAS:

  • La prevención más básica consiste en aumentar la frecuencia de los riegos o recurrir a técnicas como la nebulización o el sombreado en los invernaderos. La RAIF recomienda aumentar la frecuencia de riegos con pequeñas dotaciones de agua en las horas de máximo calor, o bien un riego más copioso en las calles del cultivo para amortiguar el efecto térmico.

  • La nutrición y la bioestimulación también son esenciales para superar con éxito las situaciones de calor extremo.

    Los productos que ejercen como agente osmótico del citoplasma celular del vegetal suponen una gran ayuda para abrir los estomas y regular el balance hídrico de la planta.

    En esta dirección actúa el bioestimulante Kynetic4® que, además, interviene en la formación de clorofila y provoca un aumento adicional de la fotosíntesis. Esta referencia de Seipasa también influye en los mecanismos de fortalecimiento de las paredes celulares del vegetal ayudando a reconstruir los tejidos.

    La formulación de Kynetic4® incluye, entre otros elementos, osmoprotectores como la prolina, aminoácido que tiene un papel fundamental en el equilibrio hídrico, mantiene la fotosíntesis en condiciones adversas y favorece la apertura estomática. También aporta glicina, un osmoprotector que equilibra el intercambio de agua entre la planta y el medio. Éste es el principal aminoácido con acción quelante y el mayor pilar estructural de la clorofila y los citocromos, participa en los sistemas de resistencia de la planta junto con la lisina e interviene además en la síntesis de las porfirinas, en la formación del tejido foliar, en la polinización y la fecundación.

  • Para atajar el problema de la necrosis apical, que se puede acentuar con las altas temperaturas y que se da principalmente en tomate y pimiento, se puede recurrir al suministro de calcio mediante fertilizantes y enmiendas agrícolas en las que indican su medida de calcio en CaO como son Guadal® Ca, Calimax®, Miñosal® o Seipafol® Calcio.

    Araña roja en cítricos

    Araña roja en cítricos

  • Contra las posibles plagas, además del riego, que logra un aumento de humedad ambiental haciendo descender la temperatura y favoreciendo la actividad de los insectos auxiliares, se puede recurrir a referencias como Piretrina Seipasa®, un insecticida natural a base de piretrinas de gran efectividad, que se combina perfectamente con la lucha integrada ya que respeta la acción de los agentes auxiliares. Su aplicación produce alteraciones inmediatas en la transmisión del impulso nervioso del insecto y es especialmente eficaz en hortícolas y ornamentales herbáceas y leñosas.

    Otro insecticida natural que presenta un excelente control por contacto de los insectos de caparazón blando, especialmente mosca blanca, en todos sus estados de desarrollo es Nakar®. Este bioinsecticida logra erradicar la plaga objetivo penetrando en las membranas celulares del insecto y provocando su deshidratación y muerte.

    Su origen botánico lo convierte en un instrumento idóneo para Producción Integrada, así como Ecológica. Respeta la seguridad de los trabajadores y puede ser aplicado incluso el día antes de la recolección, pues no precisa plazos de seguridad. De la misma manera, su uso en estrategias de manejo de resistencias presenta resultados óptimos.

  • Abonar con anterioridad de forma suficiente y con un fertilizante de calidad y emplear bioestimulantes que fortalezcan el cultivo favorecerá la resistencia natural de las plantas a plagas y enfermedades.

    Además de su eficacia correctora, Kynetic4® ejerce grandes efectos con carácter preventivo, ya que aumenta la eficiencia del metabolismo vegetal, mejora la fertilidad del suelo y el desarrollo de microorganismos beneficiosos y facilita la asimilación de nutrientes, su traslocación y su uso por parte de la planta.

    Algunas soluciones idóneas para la nutrición del cultivo son las incluidas en las líneas TERRASEI® (Fertilizantes organominerales líquidos), MULTISEI® (Fertilizantes orgánicos líquidos) y SEIVITAL® (Fertilizantes orgánicos sólidos), de Seipasa. Para acciones más específicas se puede recurrir a correctores foliares líquidos como SEIPAFOL®.