necrosis tomate

Necrosis apical en tomate y pimiento

La ‘necrosis apical‘, también conocida como ‘blossom-end rot’ o ‘peseta’, puede causar grandes pérdidas de producción. La Red de Alerta e Información Fitosanitaria de Andalucía (RAIF) advierte a los agricultores sobre la necesidad de evitar las causas que provocan esta enfermedad fisiológica que afecta sobre todo al tomate y pimiento, y que se centran principalmente en la deficiencia de calcio, un componente fundamental para el crecimiento de los órganos.

Síntomas y causas

Los síntomas se observan especialmente en los frutos, en la parte inferior, donde aparece primero una decoloración circular, seguida de una depresión en la piel y a continuación se forma una mancha circular oscura.

La carencia de calcio que puede llevar a la necrosis apical puede deberse a distintas causas:

  • Ante una situación de altas temperaturas y una elevada transpiración, el calcio, que se mueve en la planta con el flujo de agua, se desplazará hacia las zonas de mayor transpiración, las hojas, y no hacia los frutos, de forma que se produce una deficiencia de este elemento en estos últimos.

  • El calcio es un elemento poco móvil dentro de la planta, por lo que un crecimiento excesivamente rápido puede producir deficiencias.

  • Si se da una sequía prolongada o humedades altas (como en invernaderos) y baja transpiración se puede haber carencia por falta de succión de calcio por las raíces.

  • La escasez de calcio en el suelo se debe a deficiencias de abonado y al agotamiento del calcio o arrastre del mismo por agua de lluvia o riego.

Actuaciones correctoras

  • Aplicar un programa de riego que restablezca las necesidades hídricas del cultivo

  • Aportar calcio al suelo o a las plantas mediante fertilizantes y enmiendas agrícolas en las que indican su medida de calcio en CaO (óxido de calcio o cal).

Algunas de las soluciones a las que se puede recurrir son:

Guadal® Ca: Es un formulado creado a base de calcio complejado de asimilación rápida. Está diseñado para su aplicación foliar dada su nula fitotoxicidad y especialmente recomendado a partir de la segunda mitad del ciclo del cultivo.

  • En frutales, evita problemas de descomposición interna, rajado, etc.

  • En hortalizas, evita la podredumbre apical, el tipburn, etc.

Calimax®: Basado en calcio complejado con ácidos polihidroxicarboxílicos. Está especialmente indicado para prevenir carencias y combatir fisiopatías. También combate los problemas de exceso de sales y sodio en el suelo, mejora su estructura y favorece un óptimo desarrollo radicular.

Miñosal®: Es un producto especialmente recomendado como corrector de suelos salinos y salino-sódicos.

Seipafol® Calcio: Para prevenir problemas derivados de la carencia de calcio. Presenta ventajas en cuanto a absorción y disponibilidad de un quelato de calcio-EDTA junto con coadyuvantes que disminuyen la tensión superficial. Fácilmente asimilable por la planta y fundamental para el correcto desarrollo de la estructura de las paredes celulares vegetales.

Fte: RAIF (http://bit.ly/1HIxwxb)

 

2 comentarios en “Necrosis apical en tomate y pimiento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *