De nuevo, el Virus del tomate de Nueva Delhi

El Tomato Leaf Curl New Delhi Virus (ToLCNDV) o virus del rizado amarillo del tomate de Nueva Delhi es un nuevo germinivirus que apareció el pasado año y está causando graves daños en cultivos de calabacín en el sudeste español: Murcia y Almería; aunque ya empiezan a aparecer informaciones que lo ubican en zonas de La Mancha.

Efectos Virus Nueva Delhi

Efectos Virus Nueva Delhi

La primera detección de ToLCNDV en España, que se transmite por mosca blanca (Bemisia tabaci Genn.), se realizó sobre plantas de CALABACÍN en cultivos de Campo de Cartagena (Murcia) y de Almería. Los síntomas que identificados en calabacín en campo incluyen los siguientes síntomas:

* En plantas en producción, cuando suponemos que la infección ha sido tardía, las hojas jóvenes se rizan y se acucharan, normalmente hacia el envés aunque a veces también hacia el haz, y pueden mostrar un amarilleo muy intenso que “sube” hasta las hojas más jóvenes (contrastando con otros virus que causan amarilleo pero que “suben” menos), la planta detiene su crecimiento, y sobre los frutos se puede observar una rizadura suave en la piel del fruto joven que puede acusarse en los más desarrollados.

* Cuando la infección es temprana, el rizado y acucharado de las hojas jóvenes es tan intenso que se parece al que causa una infestación muy grave de pulgones; las plántulas se arrepollan completamente y no crecen. En este último caso, es prácticamente imposible que la planta pueda llegar a dar frutos.

¿Qué sabemos de este virus?

ToLCNDV se describió por primera vez en 1995 como una variante del complejo de virus causante del rizado amarillo de la hoja del tomate afectando cultivos de tomate en India. Posteriormente, el Comité Internacional de Taxonomía de virus lo reconoció como especie viral independiente. Se trata de un virus de la familia Geminiviridae y del género Begomovirus, en principio geográficamente confinado al subcontinente indio, pero que ha ido expandiéndose hacia otras zonas de Asia, incluyendo China y el Oriente Medio, y desde el pasado año, España.

El virus Nueva Delhi se transmite de forma persistente y circulativa por mosca blanca (Bemisia tabaci Genn.). Esto implica que las moscas pueden permanecer virulíferas desde poco tiempo después de adquirir el virus hasta que mueren. Por otra parte, se ha determinado que algunos virus de la misma familia pueden transmitirse de generación en generación de mosca, aunque este aspecto se desconoce para ToLCNDV. No se ha determinado que se transmita por contacto ni por la semilla.

Medios de control
Los medios de control de la enfermedad, una vez presente en los cultivos, son muy limitados. El control de la mosca blanca, la eliminación de las plantas afectadas, evitar el solapamiento de cultivos susceptibles, y la mejora de los cerramientos de los invernaderos (en su caso) son las únicas medidas de control disponibles.

Precisamente para el control de la mosca blanca y el trabajo en preventivo antes de la aparición de la enfermedad, desde SEIPASA recomendamos la aplicación de Piretrina 4% SEIPASA. Este tratamiento natural produce alteraciones inmediatas en la transmisión del impulso nervioso del insecto. Este efecto de acción rápida presenta grandes ventajas a la hora de disminuir ataques fuertes de insectos fitoparásitos en los cultivos.

Tratamientos sin residuos

Fruto del esfuerzo e inversión de SEIPASA en el desarrollo de productos innovadores y búsqueda de las soluciones óptimas para los cultivos más exigentes, SEIPASA ofrece productos de probada eficacia que suponen una clara alternativa y complemento al uso de fitosanitarios de síntesis debido a su extraordinario perfil toxicológico, reducidos o nulos plazos de seguridad y compatibilidad con otras medidas de control. Todo ello, permite que los biopesticidas SEIPASA sean unas excelentes herramientas para la adopción de estrategias de control integrado y para minimizar los residuos en los alimentos.

FUENTE: Miguel Juárez (Universidad Miguel Hernández; Orihuela, Alicante), Blanca Gosalvez y Miguel A. Aranda (CEBAS-CSIC, Murcia) y Revista Agroquímica

 

Un comentario en “De nuevo, el Virus del tomate de Nueva Delhi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *