Archivos de la categoría Normativa

Plaga de pulgón en cítricos

Sanidad prevé prohibir la cuarta parte de las materias activas “sin excepciones”

Aunque el reglamento europeo que se negocia actualmente establece la supresión de cerca de 80 materias activas utilizadas para fabricar productos fitosanitarios, contempla también la posibilidad de autorizar para casos especiales el uso de alguna de esas sustancias si se acredita que su nivel de exposición es “insignificante”. No obstante, “el Ministerio de Sanidad español, con el criterio que ha puesto sobre la mesa en relación a este punto, cierra incluso la opción de acogerse a esa alternativa”, tal y como señala la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA).

Según precisa la organización agraria, Sanidad defiende que ese nivel de exposición insignificante que contempla la Unión Europea para autorizar una sustancia activa tiene que ser de grado cero, “lo cual eliminaría toda posibilidad de que alguna de esas materias pudiera ser usada por los agricultores en el futuro”.

AVA-ASAJA ha calificado esta posición de “incongruente” y ha solicitado al Ministerio de Agricultura “que tome partido en defensa de los intereses del sector agrario en un tema tan sensible e importante para el campo, ya que, hasta el momento, todavía no se ha pronunciado al respecto con claridad y rotundidad”.

El reglamento de ejecución 2015/408 de la Comisión Europea sobre el uso de productos fitosanitarios establece la supresión, por la aplicación de los criterios de corte, de 77 materias activas, “lo cual supone una nueva limitación de las herramientas con las que cuentan los agricultores para defenderse de las plagas que asolan los cultivos”, según denuncia el colectivo agrario.

Las políticas restrictivas que se aplican en materia de fitosanitarios han supuesto, en el plazo de unos pocos años, la eliminación del 72% de las materias activas existentes en el mercado y ahora, a través del nuevo reglamento, la UE suprimirá la cuarta parte de las todavía disponibles.

Esta situación está dejando al sector agrícola muy pocas opciones para combatir las plagas y enfermedades que atacan a sus cultivos.

Alternativas a los químicos

Los fitosanitarios naturales, junto con el control biológico y otros medios de defensa como trampas o dispositivos de monitoreo, suponen una alternativa al uso de químicos. De hecho, la aplicación de la Gestión Integrada de Plagas en los distintos cultivos -una política que se está estableciendo progresivamente de forma obligatoria- se traduce en una reducción del uso de productos sintéticos a la más mínima expresión, prevaleciendo la acción de la fauna auxiliar y métodos biotecnológicos, así como los productos de origen botánico o biológico como las soluciones de SEIPASA, firma de referencia en tratamientos naturales, libres de residuos.

Éstos últimos se han demostrado igual de eficaces que los químicos en muchas de sus aplicaciones e, incluso, más efectivos en ciertas plagas y enfermedades. Y es que el poder de este tipo de referencias se deriva, además de su innovadora formulación, del respeto a la acción de los enemigos naturales de los insectos.

Algunos de los fitosanitarios naturales que suponen una opción eficaz para mantener a los cultivos sanos y libres de plagas son Piretrina Seipasa®, Septum®, Nakar® o BT 32 Seipasa®.

Guías GIP

Guías de Gestión Integrada de Plagas (GIP)

 

  • Qué ofrecen y cómo utilizar las guías GIP
  • Todas las guías GIP publicadas por el MAGRAMA

La Gestión Integrada de Plagas (GIP) es uno de los requisitos para todas las explotaciones agrícolas que desarrollen su actividad en España, según el Real Decreto 1311/2012, de14 de septiembre, que establece el marco de actuación para conseguir un uso sostenible de los productos fitosanitarios.

.

La GIP combina medidas culturales, tratamientos químicos y soluciones alternativas con el objetivo de mantener a las plagas por debajo de los umbrales establecidos para garantizar la rentabilidad económica, respetando el medio ambiente y la salud del agricultor y el consumidor.

Uno de los principales principios es anteponer, siempre que sea posible, los métodos biológicos, físicos y culturales a los químicos. En todo caso, se emplearán de forma integrada con los productos fitosanitarios cuando no permitan un control satisfactorio de las plagas.

En caso de resultar necesaria una intervención con productos químicos, las materias activas a utilizar se seleccionarán siguiendo el criterio de elegir aquellas que proporcionen un control efectivo y sean lo más compatibles posible con organismos no objeto de control, evitando perjudicar a controladores naturales de plagas y a insectos beneficiosos como las abejas

Es por ello que los tratamientos naturales, exentos de residuos químicos (‘residuos cero‘), son una herramienta idónea a integrar en la GIP dada su gran eficacia y total respeto a la actuación de la fauna auxiliar.

GIP Platanera
GIP Remolacha
GIP Champiñón y setas
GIP Girasol

GIP Brassicas

GIP Algodón

GIP Frutales de hueso

GIP Almendro

GIP Avellano

GIP Tabaco

GIP Maíz

GIP Patata

GIP Cereales

GIP Frutales de pepita

GIP Olivar

GIP Cítricos

GIP Uva de mesa

GIP Uva de transformación

 ¿Qué son las guías GIP?

Para realizar la Gestión Integrada de Plagas los agricultores deben estar perfectamente formados e informados. Una de las herramientas para lograrlo son las GIP publicadas por el MAGRAMA.

Son documentos técnicos que recogen las distintas estrategias a emplear ante problemas fitosanitarios que puedan aparecer en el cultivo.

Cuando en la supervisión habitual de su explotación un agricultor descubre que está afectada por una plaga o enfermedad debe consultar la guía de gestión integrada para su cultivo.

Cada una de estas guías recoge un listado de plagas que afectan al cultivo al que se refiere, con fichas que facilitan la identificación de la plaga mediante fotografías, además de información de carácter técnico.

Además, presentan los principios generales para la correcta implementación de la Gestión Integrada de Plagas, Enfermedades y Malas Hierbas en ese cultivo concreto, y medidas específicas para zonas sensibles y espacios naturales.

Pasos a seguir cuando se detecta una plaga
  1. Tras detectar una plaga hay que hacer un monitoreo para consultar la extensión del problema y consultar a un asesor cuando corresponda para decidir cómo actuar. Entonces, se tomará la decisión sobre cómo afrontar el manejo fitosanitario de la plaga.

    • Una opción, siempre que se disponga de esas alternativas, podría ser el control biológico o tecnológico mediante el uso de depredadores naturales de la plaga o trampas con feromonas.

    • Otra opción será el uso de productos fitosanitarios. El agricultor se asesorará del producto más adecuado para su explotación por su localización y el tipo y extensión de la plaga. Los tratamientos de origen natural pueden interactuar con la fauna auxiliar, por lo que suponen un aliado para el control biológico.

    • La decisión de hacer uso de los insectos auxiliares y/o de aplicar un fitosanitario se reflejará en el cuaderno de explotación o en la documentación de asesoramiento de la explotación.

  2. El producto fitosanitario debe adquirirse en un punto de venta autorizado y con los carnets de profesional en regla.

  3. Una vez adquirido, se deberá almacenar de forma segura en entornos bien ventilados y cumpliendo las medias de seguridad en su manejo.

  4. A la hora de utilizarlo, el aplicador deberá respetar las indicaciones del agricultor con respecto a las zonas de protección definidas en las GIP.

    • El proceso de aplicación comienza con la revisión y calibrado de la maquinaria para proceder a su aplicación respetando las indicaciones de la etiqueta del fitosanitario y la distancia con los puntos de agua.

    • Se utilizarán equipos de prevención individual para la prevención de riesgos laborales.

  5. Terminada la aplicación, queda la entrega y reciclado correcto de envases utilizados vacíos y enjuagados para una gestión adecuada de residuos.

Ftes: MAGRAMA

 

Multas y sanciones de la Ley de Defensa de la Calidad Alimentaria

 

La Comisión de Agricultura, Pesca y Alimentación del Senado ha aprobado, tras haber pasado por el Congreso, el proyecto de ley de Defensa de la Calidad Alimentaria, que unifica los controles y el régimen sancionador, hasta ahora dispares de una autonomía a otra, así como actualiza los importes de las sanciones.

Los responsables de alguna infracción en esta materia estarán sujetos a sanciones que pueden llegar hasta los tres millones de euros, y constarán en un registro en el Ministerio de Agricultura, al que podrán acceder las administraciones involucradas.

La nueva normativa prevé que la multa no pueda ser nunca inferior al beneficio obtenido con la infracción. Además, habrá sanciones accesorias como el decomiso del producto, el cierre total o parcial de la empresa hasta por cinco años o la retirada de los productos falsificados.

Si se produjeran infracciones graves o muy graves también se podrá suprimir el acceso a ayudas públicas o inhabilitar a la empresa para contratar con la Administración durante un periodo de hasta cinco ejercicios.

Con esta nueva ley se actualiza la vigente desde 1983 y se converge con la UE en esta materia.

A continuación te ofrecemos un resumen de las infracciones contempladas en el proyecto de Ley de Defensa de Calidad Alimentaria:

INFRACCIONES LEVES

INFRACCIONES GRAVES

INFRACCIONES MUY GRAVES

INFRACCIONES LEVES: Apercibimiento o multa de hasta 4.000 euros
(Clic aquí para texto completo de cada punto)

    1.  No disponer en el establecimiento del certificado acreditativo de la inscripción oficial de la empresa.
    2.  No presentar los registros a inspección o presentarlos con inexactitudes, cuando la diferencia entre la cantidad consignada y la correcta no supere el 15%.
    3.  No tener identificados los contenedores y envases de productos a granel o los productos que contengan.
    4.  La no presentación de las declaraciones de existencias, elaboración o movimiento de productos, o presentarlas con inexactitudes. (Los hechos no afectan a la naturaleza, calidad o procedencia de los productos).
    5.  El suministro incompleto de la información necesaria para la inspección.
    6.  Indicaciones del etiquetado o presentación de los productos en forma distinta a la reglamentaria.
    7.  Validar los documentossin la autorización del órgano competente.
    8.  Discrepancia entre las características reales del producto alimentario y las que ofrece el operador. (No afecta a su naturaleza o calidad cuando las diferencias no superen el doble de la tolerancia admitida para el parámetro de que se trate).
    9.  Aplicar tratamientos o procesos de forma distinta a la establecida en la normativa, siempre que no afecten a la composición, definición o calidad de los productos.
    10.  Incumplir las medidas cautelares con carácter formal, no tipificado como grave: traslado físico, sin autorización, de las mercancías intervenidas, siempre que no se violen los precintos ni las mercancías salgan de las instalaciones.
    11.  Incumplir las instrucciones que sobre su actividad emanen de las Administraciones competentes en materia de defensa de la calidad de la elaboración, transformación, almacenamiento o comercialización alimentaria, siempre que sean infracciones meramente formales.
    12.  Irregularidades en obligaciones establecidas en la materia regulada por esta ley que no estén incluidas como infracciones graves o muy graves.

INFRACCIONES GRAVES: Multa de entre 4.001 y 150.000 euros
(Clic aquí para texto completo de cada punto)

    1. La falta de inscripción de productos, materias primas o elementos.
    2. Ejercer actividades relacionadas con la elaboración o comercialización de productos alimentarios sin autorización.
    3. No llevar registros comerciales, no tener talonarios matriz de facturas o demás documentos establecidos por las disposiciones o gestionarlos defectuosamente.
    4. No tener realizada una anotación en los registros cuando haya transcurrido más de un mes desde la fecha en que debió anotarse a efectos de trazabilidad.
    5. Las inexactitudes o errores en los registros cuando la diferencia entre la cantidad consignada y la correcta rebase en un 15%.
    6. No presentar, o presentar fuera de plazo, las declaraciones que deban realizarse antes de la elaboración de determinados productos, o tener inexactitudes en las declaraciones, si afecta a las características y calidad del producto.
    7. Instalar o modificar industrias agrarias y alimentarias con incumplimiento de las disposiciones vigentes.
    8. No llevar trazabilidad interna, cuando tenga obligación de llevarla o no disponer de alguno de los elementos reglamentarios en el sistema de aseguramiento de la trazabilidad.
    9. Defraudar en las características de los productos alimentarios o las materias primas o ingredientes.
    10. Utilizar o comercializar productos alimenticios o materias primas o ingredientes para la elaboración y la comercialización alimentarias no conformes con la normativa.
    11. La tenencia o comercialización de productos a granel sin estar autorizados.
    12. Posesión de equipos, maquinaria o instalaciones no autorizadas.
    13. Comercializar productos sin el etiquetaje, documentos de acompañamiento, rotulación y envases preceptivos, o con una información que induzca a engaño.
    14. No poder demostrar la exactitud de las informaciones que constan en el etiquetado y los documentos de acompañamiento.
    15. Utilizar en el etiquetado de los productos indicaciones que no sean acordes con las normas de comercialización vigentes en la Unión Europea.
    16. No conservar durante el período reglamentario los originales de los documentos de acompañamiento de productos recibidos y las copias de los de productos expedidos.
    17. Cometer inexactitudes de datos en el etiquetado, documentos de acompañamiento, rotulación…, si son indicaciones obligatorias.
    18. Modificar la verdadera identidad de los productos alimentarios o de las materias primas o ingredientes.
    19. Inducir a confusión o engaño en lo que concierne a productos alimentarios o materias primas o ingredientes.
    20. Resistirse a suministrar datos requeridos por los órganos competentes o suministrar información falsa o inexacta.
    21. Manipulación o traslado, sin autorización, de mercancías intervenidas, siempre y cuando no se violen los precintos, no entrañen un riesgo para la salud o si las mercancías no salen de las instalaciones.
    22. Comercializar productos alimentarios sin que se haya levantado la inmovilización cautelar.
    23. Comercializar, comprar o adquirir productos alimenticios o materias primas para la elaboración y comercialización alimentaria, cuando dichas actividades hubieran sido objeto de suspensión cautelar.
    24. Trato no respetuoso al personal funcionario que realiza labores de inspección.
    25. La reincidencia en la misma infracción leve en los tres últimos años.

INFRACCIONES MUY GRAVES: Multa entre 150.001 y 3.000.000 euros
(Clic aquí para texto completo de cada punto)

    1. Cometer infracciones graves que den lugar a perjuicios sanitarios.
    2. Cometer infracciones graves que impliquen la extensión del fraude a realizar por terceros a los cuales se faciliten la substancia, medios o procedimientos para realizarlos.
    3. La reincidencia en la misma infracción grave en los dos últimos años.
    4. Negarse absolutamente a la actuación de los servicios públicos de inspección.
    5. Coaccionar, intimidar, amenazar o maltratar al personal funcionario que realiza funciones de inspección.
    6. Suministrar a industrias alimentarias productos alimentarios o materias primas, no permitidas.
    7. La falsificación de productos o comercialización de productos falsificados, siempre que no sean constitutivas de infracción penal.
    8. La manipulación o traslado, sin autorización, de mercancías intervenidas, cuando se violen los precintos, entrañen un riesgo para la salud o las mercancías salgan de las instalaciones.

 

 

 

Ampliación (INFRACCIONES LEVES):

  1. No disponer en el establecimiento del certificado acreditativo de la inscripción oficial de la empresa, industria, establecimiento, instalación, local, medio de transporte, actividad, producto alimenticio o la materia prima, ingrediente o substancia para la elaboración y la transformación alimentarias, cuando esté obligado legalmente a su inscripción, o no exhibirlo en el correspondiente local de la forma establecida.

  2. No presentar los registros y declaraciones relativas a alimentos sin causa justificada, cuando fueren requeridos para su control en actos de inspección, o presentarlos con inexactitudes, errores u omisiones, cuando la diferencia entre la cantidad consignada y la correcta no supere el 15% de esta última y se puedan demostrar de otra forma los movimientos de los productos.

  1. No tener identificados los depósitos, silos, contenedores y cualquier clase de envase de productos a granel o los productos que contengan, o su identificación de forma no clara o sin marcado indeleble, y, en su caso, no indicar el volumen nominal u otras indicaciones contempladas en la normativa de aplicación.

  1. La no presentación de las declaraciones de existencias, de elaboración o de movimiento de productos, o presentarlas incompletas, con inexactitudes, errores u omisiones o presentarlas fuera del plazo reglamentario o cuando sea preceptivo antes de la ejecución de prácticas de elaboración y tratamiento de productos determinados, si los hechos constitutivos de infracción no afectan a la naturaleza, calidad, características, composición, procedencia u origen de los productos consignados.

  1. El suministro incompleto de la información o documentación necesarias para las funciones de inspección y control administrativo cuando sean requeridas por los inspectores.

  2. La expresión de alguna de las indicaciones obligatorias o facultativas reguladas del etiquetado o presentación de los productos, documentos de acompañamiento, documentos comerciales, registros, rotulación y embalajes en forma distinta a la reglamentaria o en los que las indicaciones que consten no sean las autorizadas, así como aquéllas no reguladas o autorizadas que incumplan los principios generales de la información alimentaria facilitada al consumidor.

  1. Validar o autentificar los documentos de acompañamiento o los documentos comerciales sin la autorización del órgano competente en la materia o no validarlos o autentificarlos en el caso de que este trámite sea obligatorio.

  1. Incurrir en discrepancia entre las características reales del producto alimentario o la materia prima, ingrediente o substancia para la elaboración y comercialización alimentarias y las que ofrece el operador si se refiere a parámetros o elementos cuyo contenido queda limitado por la reglamentación de aplicación y el exceso o defecto no afecta a su propia naturaleza, identidad, definición reglamentaria, calidad, designación o denominación del producto, siempre y cuando las diferencias no superen el doble de la tolerancia admitida reglamentariamente para el parámetro o elemento de que se trate.

  2. Aplicar tratamientos, prácticas o procesos de forma distinta a la establecida en la normativa aplicable, siempre que no afecten a la composición, definición, identidad, naturaleza, características o calidad de los productos alimentarios o las materias o elementos para la elaboración alimentaria.

  3. Incumplir las medidas cautelares, siempre que se trate de un incumplimiento meramente formal, no tipificado como grave, entre ellas el traslado físico, sin autorización del órgano competente, de las mercancías intervenidas cautelarmente, siempre que no se violen los precintos ni las mercancías salgan de las instalaciones en las que fueron intervenidas.

  4. Incumplir las instrucciones que sobre su actividad emanen de las Administraciones competentes en materia de defensa de la calidad de la elaboración, transformación, almacenamiento o comercialización alimentaria y de los requisitos, obligaciones o prohibiciones establecidas en las normas relacionadas con la elaboración y comercialización alimentarias, incluido el transporte, siempre que se trate de infracciones meramente formales no previstas en los artículos siguientes.

  5. Las simples irregularidades en la observación de las obligaciones establecidas en las disposiciones vigentes en la materia regulada por esta ley que no estén incluidas como infracciones graves o muy graves.

VOLVER RESUMEN LEVES

 

 

Ampliación (INFRACCIONES GRAVES):

  1. Ejercer actividades relacionadas con cualquiera de las etapas de la elaboración, transformación o comercialización de productos alimentarios o materias primas, ingredientes y substancias para la elaboración y la transformación alimentarias sin autorización, ejercer actividades que no consten expresamente en la autorización o ejercer actividades para cuyo ejercicio haya sido cancelada su autorización, o efectuar ampliaciones o reducciones substanciales, trasladar, cambiar de titularidad, cambiar de domicilio social o cerrar una industria alimentaria sin la correspondiente modificación registral.

  2. La falta de inscripción de productos, materias primas o elementos, cuando legalmente sea exigible dicho requisito, en la forma que para cada uno de ellos se hubiera establecido.

  3. No llevar registros comerciales, no tener talonarios matriz de facturas de venta o demás documentos establecidos por las disposiciones vigentes, tener estos documentos con una información poco legible o comprensible o gestionarlos defectuosamente o no conservar los registros durante el tiempo reglamentario o no tenerlo documentado por otro sistema equivalente.

  4. No tener realizada una anotación en los registros cuando haya transcurrido más de un mes desde la fecha en que debió anotarse a efectos de trazabilidad o cuando, no habiendo transcurrido dicho periodo de tiempo, el asiento o los asientos no registrados no puedan justificarse mediante otra documentación.

  5. Las inexactitudes o errores en los registros o declaraciones establecidos en la normativa alimentaria cuando la diferencia entre la cantidad consignada y la correcta rebase en un 15% esta última o cuando, no rebasándola, afecte a la naturaleza, calidad, características, composición, procedencia u origen de los productos.

  6. No presentar, o presentar fuera del plazo establecido, las declaraciones que deban realizarse de acuerdo con la normativa aplicable, antes de la ejecución de prácticas de elaboración y tratamiento de determinados productos, o tener inexactitudes, errores u omisiones en las declaraciones, si los hechos constitutivos de infracción afectan a su naturaleza, calidad, características, composición, procedencia u origen de los productos consignados.

  7. La instalación o modificación de las industrias agrarias y alimentarias con incumplimiento de las disposiciones vigentes en materia de regulación de dichas industrias.

  8. No tener o no llevar un sistema de autocontrol y de trazabilidad interna, cuando tenga obligación de llevarla porque así lo indique una normativa sectorial específica o no disponer de alguno de los elementos reglamentarios en el sistema de aseguramiento de la trazabilidad, como la identificación, los registros y la documentación de acompañamiento de los productos, o no tener sistemas y procedimientos de trazabilidad suficientes y actualizados.

  9. Defraudar en las características de los productos alimentarios o las materias primas o ingredientes y las substancias para la elaboración y la comercialización alimentarias, especialmente las relativas a su identidad, naturaleza, especie, composición, contenido, designación, definición reglamentaria, calidad, riqueza, peso, volumen o cantidad, exceso de humedad, contenido en principios útiles, aptitud para el uso o cualquier otra discrepancia existente, entre las características reales y las que ofrece el operador alimentario, así como todo acto de naturaleza similar que implique una transgresión o incumplimiento de lo dispuesto por la legislación vigente.

  10. Utilizar o comercializar productos alimenticios o materias primas o ingredientes y substancias para la elaboración y la comercialización alimentarias no conformes con la normativa, que hayan sido objeto de prácticas, procesos o tratamientos no autorizados, que hayan adicionado o sustraído substancias o elementos que modifiquen su composición y tener productos, substancias, materias, equipos, maquinaria o elementos no autorizados por la legislación específica para actividades relacionadas con las etapas de elaboración, transformación o comercialización alimentarias o depositar productos cuya identidad no se pueda garantizar mediante la presencia y exactitud de la información sobre dicho producto, en cualquier instalación o medio de transporte.

  1. La tenencia o comercialización de productos a granel sin estar autorizados para ello, así como de substancias no autorizadas por la legislación específica de aplicación o para cuya posesión o comercialización se carece de autorización.

  2. La posesión en las dependencias de las industrias agrarias y alimentarias de equipos, maquinaria o instalaciones no autorizadas por la legislación específica para actividades relacionadas con la elaboración, transformación o comercialización.

  3. Comercializar productos, materias o elementos sin el correspondiente etiquetaje, los documentos de acompañamiento, los documentos comerciales, la rotulación, la presentación, los embalajes, los envases o los recipientes que sean preceptivos, o comercializarlos con una información que induzca a engaño a los receptores o consumidores.

  4. No poder demostrar documentalmente la exactitud de las informaciones que constan en el etiquetado, los documentos de acompañamiento o los documentos comerciales de los productos alimentarios, o las que constan en los productos utilizados en su elaboración o transformación.

  5. Utilizar en el etiquetado de los productos indicaciones que no sean acordes con las normas de comercialización vigentes en la Unión Europea y que establece la sección 1 del capítulo 1 del título II del Reglamento (UE) nº 1308/2013, del Parlamento Europeo y del Consejo, por el que se crea la organización común de mercados de los productos agrarios y por el que se derogan los Reglamentos (CEE) nº 922/72, (CEE) nº 234/79, (CE) nº 1037/2001 y (CE) nº 1234/2007, o con los términos reservados facultativos autorizados o cualquier otra indicación facultativa regulada por normativa nacional o de la Unión Europea, o reglamentaciones que las substituyan.

  6. No conservar durante el período reglamentario los originales de los documentos de acompañamiento de productos recibidos y las copias de los documentos de acompañamiento de productos expedidos.

  7. Cometer inexactitudes, errores u omisiones de datos o informaciones en el etiquetado, los documentos de acompañamiento, documentos comerciales, registros, rotulación, presentación y embalajes, si estas inexactitudes, errores u omisiones se refieren a indicaciones obligatorias.

  8. Modificar la verdadera identidad de los productos alimentarios o de las materias primas o ingredientes o cualquier otra substancia para la elaboración y la comercialización alimentarias que sirva para identificarlos.

  9. Inducir a confusión o engaño en lo que concierne a productos alimentarios o materias primas o ingredientes o cualquier otra substancia para la elaboración y la comercialización alimentarias, así como expedirlos, o comercializarlos, incluso en el caso de que el engaño sea conocido por los receptores, compradores o consumidores.

  10. Resistirse a suministrar datos o a facilitar la información requerida por los órganos competentes o los respectivos agentes, para el cumplimiento de las funciones de información, vigilancia, investigación, inspección, tramitación y ejecución en las materias a que se refiere la presente ley, y suministrar información inexacta o documentación falsa, y concretamente las siguientes actuaciones:

    a) No permitir el acceso a determinados locales, instalaciones o vehículos de transporte.

    b) No permitir la toma de muestras o la realización de otros tipos de controles sobre los productos.

    c) No justificar las verificaciones y controles efectuados sobre los productos puestos en circulación.

    d) No proporcionar en el momento de la inspección toda la documentación y los datos e informaciones que el funcionario de la Administración pública que efectúa funciones inspectoras necesite para llevar a cabo sus funciones de investigación, o no permitir su comprobación.

    e) No proporcionar al funcionario que realiza funciones de inspección, en el plazo que éste le otorgue, los datos o informaciones requeridos.

    f) No aportar la documentación requerida por el funcionario que realiza funciones inspectoras en el momento de la inspección, o no aportarla en el plazo indicado.

  11. La manipulación, traslado o disposición en cualquier forma, sin autorización de la autoridad competente, de mercancías intervenidas cautelarmente, siempre y cuando no se violen los precintos, no resulte acreditado que entrañen un riesgo para la salud o si las mercancías no salen de las instalaciones donde fueron intervenidas.

  12. Comercializar productos alimentarios sin que se haya levantado la inmovilización cautelar, movilizar los vehículos paralizados cautelarmente o poner en funcionamiento un área, un elemento o una actividad del establecimiento cautelarmente suspendido.

  13. Comercializar, comprar o adquirir productos alimenticios o materias primas, ingredientes y substancias para la elaboración y comercialización alimentaria, cuando dichas actividades hubieran sido objeto de suspensión cautelar.

  14. Los insultos y el trato no respetuoso al personal funcionario que realiza labores de inspección, al personal auxiliar y, en su caso, a los instructores de los expedientes sancionadores.

  15. La reincidencia en la misma infracción leve en los tres últimos años. El plazo comenzará a contar desde el día de la comisión de la primera infracción, siendo necesario para su aplicación, que la resolución sancionadora, adquiera firmeza en vía administrativa, en caso de que se haya interpuesto un recurso administrativo.

VOLVER RESUMEN GRAVES

 

 

Ampliación (INFRACCIONES MUY GRAVES):

  1. Cometer infracciones graves que den lugar a perjuicios sanitarios de carácter grave o que hayan servido para facilitarlos o encubrirlos.

  2. Cometer infracciones graves que impliquen la extensión de la alteración, la adulteración, la falsificación o el fraude a realizar por terceros a los cuales se faciliten la substancia, los medios o los procedimientos para realizarlos, encubrirlos o enmascararlos.

  3. La reincidencia en la misma infracción grave en los dos últimos años. El plazo comenzará a contar desde el día de la comisión de la primera infracción, siendo necesario para su aplicación que la resolución sancionadora adquiera firmeza en vía administrativa.

  4. Negarse absolutamente a la actuación de los servicios públicos de inspección.

  5. Coaccionar, intimidar, amenazar o maltratar al personal funcionario que realiza funciones de inspección, al personal auxiliar en su caso, a los instructores de los expedientes sancionadores, al personal de los organismos de gestión o de las entidades de control, o ejercer cualquier otra forma de presión grave.

  6. Suministrar a industrias alimentarias, a título oneroso o gratuito, productos alimentarios o materias primas, ingredientes o substancias no permitidas o prohibidas para la elaboración de los productos para los cuales están autorizadas dichas industrias.

  7. La falsificación de productos o comercialización de productos falsificados, siempre que no sean constitutivas de infracción penal.

  8. La manipulación, traslado o disposición en cualquier forma, sin autorización, de mercancías intervenidas cautelarmente, siempre y cuando se violen los precintos, resulte acreditado que entrañan un riesgo para la salud o las mercancías salgan de las instalaciones donde fueron intervenidas.

     

VOLVER RESUMEN MUY GRAVES

Nuevo etiquetado para sustancias y mezclas: pictogramas de peligro

Forma de diamante, con fondo blanco y bordes rojos. Ésta es la estética que deben tener los pictogramas a incluir en el nuevo etiquetado de las sustancias y mezclas. También cambian las palabras de advertencia, las frases de indicación de peligro y los consejos de prudencia.

A continuación te mostramos las modificaciones que introduce el nuevo Reglamento europeo (CE) nº 1272/2008, también conocido como normativa CLP, que ha entrado en vigor el 1 de junio para las mezclas, aunque ya se estaba aplicando para las sustancias.

Los fabricantes tienen la obligación de comercializar los productos con este nuevo etiquetado desde el 1 de junio, pero los distribuidores podrán seguir vendiendo los productos con el etiquetado antiguo hasta el 1 de junio de 2017.

Un pictograma correspondiente a la anterior directiva puede derivar en diferentes pictogramas con respecto al nuevo reglamento, ya que depende de su indicación de peligro.

NUEVOS ANTIGUOS
GAS A PRESIÓN
Botella-pictograma seipasa
    • Contiene gas a presión; peligro de explosión en caso de calentamiento.
    • Contiene gas refrigerado; puede provocar quemaduras o lesiones criogénicas.
EXPLOSIVO
explosión-pictograma-seipasa pictograma-antiguo-explosivos
    • Explosivo inestable
    • Explosivo, peligro de explosión en masa
    • Explosivo, grave peligro de proyección
    • Explosivo, peligro de incendio, de onda expansiva o de proyección
    • Peligro de explosión en masa en caso de incendio
COMBURENTE
comburente-seipasa comburente-antiguo
    • Puede provocar o agravar un incendio; comburente.
    • Puede provocar un incendio o una explosión; muy comburente.
INFLAMABLE
llama-etiquetado inflamable-antiguo
    • Gas extremadamente inflamable
    • Gas inflamable
    • Aerosol extremadamente inflamable
    • Aerosol inflamable
    • Líquido y vapores muy inflamables
    • Líquido y vapores inflamables
    • Sólidos inflamables
CORROSIVO
corrosivo pictograma-corrosivosIRRITANTE
    • Puede ser corrosivo para los metales
    • Provoca quemaduras graves en la piel y lesiones oculares graves
PELIGRO PARA LA SALUD
peligro-salud IRRITANTE
    • Puede irritar las vías respiratorias
    • Puede provocar somnolencia o vértigo
    • Puede provocar una reacción alérgica en la piel
    • Provoca irritación ocular grave
    • Provoca irritación cutánea
    • Nocivo en caso de ingestión
    • Nocivo en contacto con la piel
    • Nocivo en caso de inhalación
    • Nociva para la salud pública y el medio ambiente por destruir el ozono estratosférico
TOXICIDAD AGUDA
toxicidad aguda riesgo-quimico-antiguoIRRITANTE
    • Mortal en caso de ingestión
    • Mortal en contacto con la piel
    • Mortal en caso de inhalación
    • Tóxico en caso de ingestión
    • Tóxico en contacto con la piel
    • Tóxico por inhalación
PELIGRO GRAVE PARA LA SALUD
peligro-salud

riesgo-quimico-antiguoIRRITANTE

    • Puede ser mortal en caso de ingestión y penetración en las vías respiratorias
    • Perjudica a determinados órganos
    • Puede perjudicar a determinados órganos
    • Puede perjudicar la fertilidad o al feto
    • Se sospecha que daña la fertilidad o al feto
    • Puede provocar cáncer
    • Se sospecha que provoca cáncer
    • Puede provocar defectos genéticos
    • Se sospecha que provoca defectos genéticos
    • Puede provocar síntomas de alergia o asma o dificultades respiratorias en caso de inhalación
PELIGRO GRAVE PARA EL MEDIO AMBIENTE

peligro-medioambiente

peligro-medioambiente-antiguo
    • Muy tóxico para los organismos acuáticos, con efectos nocivos duraderos
    • Tóxico para los organismos acuáticos, con efectos nocivos duraderos

Por otro lado, se incluyen obligatoriamente frases como “Reservado exclusivamente a usuarios profesionales”, que a efectos prácticos no cambia nada, pues los agricultores y técnicos podrán seguir utilizando y aplicando el producto como habitualmente. Lo que significa es que no se destinará el producto al uso doméstico por el público en general.

También se han añadido adaptaciones al progreso técnico sobre clasificación, etiquetado y envasado de sustancias y mezclas, como son las nuevas indicaciones y consejos referidos al riesgo posible de sensibilización para las personas, o riesgo para la fauna y el medio acuático u otros posibles efectos medioambientales adversos, como la bioacumulación y riesgo para la capa de ozono.

Desde ECHA (European Chemicals Agency) han emprendido campañas de información y divulgación para que estos nuevos mensajes iconográficos y escritos que lleva el nuevo etiquetado sean entendidos y respetados por todos los consumidores. La ECHA incluso invita en su web a poner a prueba el conocimiento de los símbolos con un entretenido cuestionario: http://echa.europa.eu/es/clp-quiz

Otros colectivos como AEFA (Asociación Española de Fabricantes de Agronutrientes), de la que SEIPASA es miembro, también han promovido campañas divulgativas con el objetivo de garantizar una comunicación más clara y eficaz al respecto: http://aefa-agronutrientes.org/campana-de-aefa-sobre-el-nuevo-reglamento-europeo-clp

Desde AEFA recuerdan que los productos fertilizantes que están y estarán en el mercado son los mismos, con idénticas composiciones, características y utilidades. Solamente cambian las etiquetas, ya que los productos deben clasificarse y etiquetarse según las nuevas normas.